Portal informativo de análisis político y social

Amigos del Libro: Moisés Naím, un observador global

Amigos del Libro: Moisés Naím, un observador global

May 20, 2017

Por Belisario Bourjac //

De los estudiosos actuales del fenómeno político y económico del mundo destaca el escritor y periodista venezolano Moises Naím, autor de una decena de libros que se han convertido en referencia en los análisis del ejercicio del poder en estos tiempos de cambios de era.

Para entender el fenómeno venezolano, quien mejor que Moisés Naím, ya que no sólo creció en la tierra del libertador latinoamericano Simón Bolívar, sino que además fue ministro de comercio e industria durante el gobierno del Presidente Carlos Andrés Pérez, además director del Banco Central de Venezuela y director ejecutivo del Banco Mundial.

Nació en Libia en 1952 pero su nacionalidad es venezolana y su religión es el judaísmo. Estudió licenciatura en el Instituto Tecnológico de Massachusetts.

Naím recibió el Premio Ortega y Gasset, que es el galardón más importante del periodismo español. Es miembro del Carnegie Endowment for International Peace, es un think tank en Washington D.C., organismo con el que ha estado vinculado desde 1993.

Su agudeza para explicar los fenómenos mundiales del ejercicio del poder y su transformación plasmada en el libro “El fin del poder” (2013) lo llevó a recibir diversos reconocimientos, como la designación en 2014 y 2015 como uno de los líderes del pensamiento global por el Gottlieb Duttweiter Institut de Suiza; de la misma forma la revista británica Prospect lo incluyó en 2013 en la lista de los intelectuales más destacados del mundo.

La autoría de su obra más reciente, “El Comandante”, que ha generado gran controversia en Venezuela y que Sony la convirtió en serie, es de su autoría y se centra en la vida de Hugo Chávez. Moisés Naím dirigió la revista Foreign Policy durante 14 años (1996-2010) y a partir del 2011 dirige el programa Efecto Naím, programa semanal de televisión que se transmite en numerosos canales de América Latina.

SUS OBRAS

De los más de diez libros que ha escrito, los dos más significativas han sido “Ilícito” que en 2005 y “El Fin del Poder en 2013”; la primera fue seleccionada por el Washington Post como uno de los mejores libros no ficción y se editó en 14 idiomas, en tanto que la segunda fue seleccionada por los influyentes diarios Financial Times y Washington Post como uno de los mejores libros del año. Incluso, Mark Zuckenberg lo seleccionó para iniciar un club de lectura en Facebook.

En 2016 publicó el libro “Repensar el mundo” que es una recopilación de sus artículos publicados durante su trayectoria de columnista. El ex presidente de Brasil, Fernando Henrique Cardoso al escribir el prólogo resalta la dimensión de Naím y considera que “El fin del poder” es uno de los mejores trabajos que ha leído sobre cómo los cambios que está viviendo el mundo –desde las nuevas tecnologías de la información a la aparición de una nueva y numerosa clase media- está transformando la vida pública contemporánea. Naim en sus análisis se manifiesta a favor de la integración Europea.

LA AGENDA DE HOY

La obra “Repensar el mundo” de Naím que presentó en el 2016 recoge sus mejores columnas durante los últimos cinco años y que fue posterior a “El fin del poder”, es una visión global del mundo, de los grandes temas de la humanidad en El siglo 21 y quien mejor que este estudioso del fenómeno de la política mundial para analizar los grandes sucesos que impactan nuestra vida.

Las grandes y pequeñas crisis, junto con las transformaciones que reconfiguran el mundo son revisadas por el ojo crítico de este venezolano, lo mismo del auge y tropiezos de China, los límites sobrevenidos de los poderosos, la recesión económica global y su titubeante recuperación, los retos que enfrenta una Europa envejecida, dividida e insegura, la crisis política de Brasil, la dura realidad de la violencia mexicana y los problemas de Venezuela.

Fernando Henrique Cardoso subraya al prologar esta obra de “Repensar el mundo” que para evaluar el futuro del mundo hay dos temas interrelacionados y cruciales: la demografía y el calentamiento global. Entre ellos dos temas: la movilidad social que frustra y/o incrementa expectativas (y conduce a la intensificación de la migración) y la lucha contra la pobreza. Y considera que de alguna forma volvemos con otra diapasón a Malthus y Marx, pero sin el pesimismo del primero ni el triunfalismo del segundo.

El ex presidente de Brasil Considera que Naím desde esa perspectiva desconfía de la idea de que es inevitable el ascenso de Rusia como superpotencia, y cuestiona el pesimismo de los que imaginan que nos convertiremos en un mundo de masas empobrecidas a la vez que levanta dudas del empobrecimiento de las clases medias en los países desarrollados.

Otro aspecto que advierte Fernando Henrique Cardoso, es el poder que han alcanzado bandas de traficantes y de criminales que han declarado verdaderas guerras en las regiones, que tienen acceso a mayor número de armas, de tal suerte que la violencia social mata tanto como las guerras formales. (Talibanes, ISIS, Al Qaeda, cárteles de la droga, etc.)

El tema de la droga es también abordado por Naím en esta obra de “Repensar el mundo” y dice con ironía el venezolano que el Departamento de Estado, siguiendo la política oficial del Gobierno de los Estados Unidos le otorga mayor responsabilidad a los productores de drogas del sur que a los consumidores del norte solo le ha faltado exigirles a los países de América Latina que persuadan a los estadounidenses de drogarse menos.

De estos y 111 temas aborda Moisés Naím en “Repensar el mundo”, que en la óptica del escritor e historiador Enrique Krauze, este politólogo venezolano “es uno de los analistas más originales, lúcidos y clarividentes de nuestros tiempos”, ya que con esta obra nos ayuda a entender el siglo XXI de una manera asequible, irreverente y divertida.

 

“ILÍCITO”, LA PRIMERA OBRA MAGNA DE MOISÉS NAÍM

m fue Ilícito, mostrando el gran poder que habían alcanzado los traficantes, contrabandistas y piratas, haciendo notar que a partir de 1990, con los cambios políticos, económicos y tecnológicos que sirvieron de base a la globalización, el comercio ilícito sufrió una fuerte transformación, cambiando radicalmente su modo de operar, ampliando su radio de acción y diversificando su oferta.

Así es como el comercio de armas, el tráfico de drogas, el contrabando de seres humanos y el blanqueo de dinero, han adquirido un gran poder en el nuevo mundo globalizado y una importante influencia política.

Los esfuerzos realizados por los gobiernos y otros grupos por reducirlos han sido infructuosos, debido en parte a miles de impedimentos burocráticos, pero también porque no hemos logrado percibir su nueva dimensión ni reconocer hasta qué punto todos somos responsables de su proliferación”.

Aunque el libro salió a la circulación en 2006, 11 años después no ha perdido actualidad. Los temas que aborda Naím en Ilícito siguen vigentes como comercio ilícito global, tráfico de armas, el negocio de la droga, el tráfico de seres humanos, el comercio global de ideas robadas, los blanqueadores de dinero y otros productos del tráfico como de órganos.

Y sobre la interrogante hacia dónde va el mundo, el autor advierte que nos dirigimos hacia un mundo donde los mayores choques ya no serán entre este y oeste, norte o sur, ideologías y civilizaciones, sino entre gobiernos y sociedades con los motivos y recursos para protegerse el comercio ilícito y las redes de tráfico globales.

 

 

“REPENSAR EL MUNDO”, UNA SELECCIÓN DE 111 ARTÍCULOS

En este libro Moisés Naím presenta una selección de 111 de sus columnas que publicó entre 2009 y 2015. “No las he cambiado y aparecen aquí en la versión en la que originalmente fueron originalmente publicadas. No las presento en orden cronológico sino agrupadas en categorías temáticas”, explica.

Aclara que una de sus reglas es la de no escribir sobre los grandes sucesos ocurridos en el mundo esa semana. “Lamentablemente con frecuencia ocurren ataques terroristas o accidentes financieros, también que China rompe un nuevo record, que el Medio Oriente sufre una nueva tragedia y el medio ambiente nos da otra señal de que está cambiando. Cuando ocurren hechos como estos todos los medios los cubren hasta la saciedad y, por lo tanto, es poco lo que puedo añadir que sea original o diferente”, asienta.

Y aclara: “además he aprendido que lo que nos parece histórico, único e importante cuando acaba de suceder, con frecuencia termina siendo efímero, menos trascendente y, sobre todo, más local de lo que creíamos inicialmente”.

Por eso, indica, tiene particular interés por los acontecimientos sistémicos, es decir, aquellos que afecta a todo el sistema internacional y cuyas consecuencias trascienden fronteras y continentes, por más que inicialmente sean muy locales.

Obviamente que en este libro de Repensar el mundo hace referencia a su tesis que presentó en El fin del poder sobre lo que recuerda de que está muy arraigada la idea de que el poder –político, económico, militar, cultural, tecnológico o religioso- se está concentrando cada vez más. “Yo no lo creo. Estoy persuadido de que el poder se ha hecho más fácil de obtener, difícil de usar y fácil de perder”.

Es imposible negar que en el mundo hay altísimas concentraciones de poder, especialmente económico, pero creo que es igualmente imposible negar que el poder se ha hecho simultáneamente más asequible, limitado y efímero. La evidencia demuestra que quienes hoy ostentan el poder en casi todos los ámbitos y geografías tienen más limitaciones que nunca para ejercerlo, confrontan más competidores que nunca y lo pierden con mayor frecuencia”, precisa.

%d bloggers like this: