Portal informativo de análisis político y social

ANÁLISIS: Más sobre la Reforma Energética: Empresas privadas producirán hasta 26% del crudo

ANÁLISIS: Más sobre la Reforma Energética: Empresas privadas producirán hasta 26% del crudo

Mar 4, 2017

 

 

 

Por Alberto Cárdenas Camarena

En un escenario mínimo y máximo de producción de petróleo se proyecta que las compañías privadas tengan una participación de 24 a 26 por ciento entre 2016 y 2030, de acuerdo con las prospectivas de la Secretaria de Energía (SENER).

El escenario máximo parte de una plataforma de producción de petróleo estimada en 2 millones 321 mil barriles diarios en 2016, para llegar a nivel de 3 millones 934 mil barriles diarios en 2030.

Mientras que el escenario mínimo considera una producción de 2 millones 314 mil barriles diarios en 2016 y se reduce 12.2 por ciento en 2030, al registrar un volumen de 2 millones 32 mil barriles diarios.

Las proyecciones de la SENER destacan que en el periodo 2016-2020 las principales fuentes de producción son los campos de extracción de Pemex y los campos de extracción licitados a privados. Sin embargo, la producción de los campos de la petrolera va a acelerar su declinación a una tasa promedio de 8% anual a partir de 2020. «A partir de este año cobra relevancia la producción que proviene de oportunidades exploratorias, tanto de Pemex como de las licitadas en las diferentes rondas».

En ambos escenarios Pemex es el principal productor de crudo, con una contribución de 74 y 76 por ciento de la extracción acumulada entre 2016 y 2030 en los escenarios mínimo y máximo respectivamente.

Para 2030, en el escenario máximo, 63.2% de la producción se estima que sea de exploración y 36.8% de extracción, y para el escenario mínimo 57.8% provendrá de actividades exploratorias y 42.2% de extracción.

En el periodo referido la producción de hidrocarburos se centra en áreas marinas someras, en 2016 representan 78.4% en el escenario máximo y 78.5% en el mínimo, para 2030 su participación disminuye a 51.8% y 53% respectivamente.

GASOLINAS

Las estimaciones para el déficit de gasolinas es que pase de 425.8 mil barriles diarios a 342.8 mil barriles diarios, significando una reducción de 19.5% al final de este lapso.

Durante todo el periodo de estimación, las importaciones de gasolina representarán en promedio 35.8% de la demanda interna, las cuales actualmente representan más de 50%.

La producción de diésel estima que alcanzará 541.6 mil barriles diarios en 2030; para ese año se tendrá un déficit de 7.8%.

Se espera que entre 2015 y 2030 la producción de petrolíferos aumente 53.2% y su demanda lo hará en 23.7%, atribuible a un mayor consumo de gasolinas.

«Aun con las inversiones en capacidad de refinación, la producción de destilados seguirá siendo deficitaria, pero se habrá reducido la brecha en la balanza comercial», indica el documento de la SENER.

Destaca que en la última década se registró la producción más baja de petrolíferos, pues en 2015 esta cubrió solo el 68.2% de la demanda nacional, la cual refleja el déficit de petrolíferos de elaboración nacional más alto entre 2005 y 2015.

Se estima que la composición del parque vehicular a gasolina, entre 2015 y 2030, crezca 31.8%; es decir, de 32.3 millones de unidades en sus diferentes categorías se incrementará a 42.6 millones de unidades.

GAS LP

Para el mercado de gas licuado de petróleo (LP) hacia 2030 se estima una contracción de 7% respecto a 2015, principalmente por el incremento en el consumo de gas natural.

Detalla que en 2015 la oferta de gas LP era generada por Pemex con 62.6% e importaciones con 37.4%, la demanda está compuesta por más de mil empresas distribuidoras, entre las que destacan Grupo Tomza, Gas Uribe, Vela Gas, Gas Nieto y Gas Zaragoza.

Se espera que en 2030 la demanda de este hidrocarburo alcance un volumen de 263.3 mil barriles diarios, donde el sector residencial continuará siendo el mayor consumidor, con una participación de 52.4% del total nacional de este combustible.

Para este sector residencial, la demanda en los próximos 15 años se ubica en 261.5 mil barriles diarios de gas LP equivalente, lo que significa una disminución de 14.5% respecto a 2015.

En el caso de gas natural, este tendrá un aumento de 27.2%.

La SENER señala que el gas LP es un combustible con un elevado consumo en el país, pero su mayor importancia es en el sector residencial, para satisfacer las necesidades de calentamiento de agua, calefacción y cocción de alimentos de siete de cada diez familias. Por lo anterior, apunta que es «relevante el seguimiento del mercado de gas LP derivado de los cambios que se han dado a partir de la reforma energética».

EFECTOS VISIBLES DE LA REFORMA ENERGETICA:

En diciembre de 2016 el tanque de 20 kilogramos de gas LP costaba $258.40. A partir del domingo 1 de enero de 2017 se ajustó entre los $307.40 y $313.75, esto significa que el kilo se cotiza hasta en $15.68.

La CFE precisó que la tarifa de uso doméstico de alto consumo registrará un aumento del 2.6% de diciembre de 2016 a enero de 2017, en tanto que, para el sector comercial, las tarifas registran incrementos entre 2.6 y 3.5%.

Por otra parte, la liberación del precio de hidrocarburos, conocido como #gasolinazo, causó incrementos de al menos el 7% al precio de las corridas de transporte foráneo. Y qué decir de las cuotas en casetas, donde los incrementos alcanzan hasta el 9%.

Estos aumentos en gasolina, gas, energía eléctrica y transporte se traducirán en una reducción de la calidad de vida de la población, porque los ingresos no alcanzarán para enfrentar la escalada de precios que ya comienza a impactar la canasta básica y los insumos indispensables.

Al mismo tiempo, las pequeñas y medianas empresas que generan más del 90 por ciento de los empleos del país, enfrentarán el dilema de sobrevivir y con mucha dificultad podrán crecer durante 2017.

Agrégale, estimado lector, que el salario mínimo que entró en vigor el pasado 1 de enero contribuirá a aumentar la desigualdad social en el país, porque no resuelve las necesidades básicas de las familias. 

Todo lo anterior trajo a mi mente la imagen al carbón (litografía) del artista oaxaqueño Samuel Méndez realizada en 1937 llamada: «¡Corran que ahí viene la bola!».

Que ¿por qué?

Porque estamos al filo de la navaja ante una enorme explosión social, obligada por las malas decisiones de los flamantes economistas globalizadores que no están generando bienestar, pero sí «están moviendo a México» a la desesperación por cubrir las necesidades básicas de sus familias.

Cuando el paupérrimo salario mínimo aprobado por las oligarquías dominantes no alcance para un medicamento y veamos a nuestros seres queridos postrados de dolor por el hambre y las enfermedades; el monstruo de la necesidad que todos llevamos dentro despertará.

Y entonces sí, estaremos ante la realidad de la reforma energética.

 

CLAVES:

Refinación

  • De forma estratégica se espera que entre los años 2016 y 2030 las refinerías tengan diferentes rendimientos para todos los petrolíferos, aunque todas buscarán maximizar la producción de gasolina y diésel.

  • Hacia el final del periodo en análisis, la refinería de Tula presentará el más alto rendimiento de producción de gasolinas, seguido de Minatitlán y Salamanca, mientras que el mayor rendimiento de diésel lo tendrá Cadereyta.  

Alberto Cárdenas Camarena

Maestro e Ingeniero Civil

Twitter: @acardenas59
Facebook: https://m.facebook.com/acardenas77
Correo: acardenas59@yahoo.com.mx