Portal informativo de análisis político y social

ASUNTOS PÚBLICOS | Alerta de género

ASUNTOS PÚBLICOS | Alerta de género

Feb 13, 2016

La semana anterior se dio un hecho inédito en la vida institucional de Jalisco, un hecho que he de confesar, llegué a dudar que se fuera a dar y que tiene que ver con la declaratoria sobre la «violencia de género» decretada por el gobernador del estado para la implementación estructurada de políticas públicas de corto, mediano y largo plazo para evitar en la medida de lo posible que las mujeres en al menos 8 municipios sigan siendo vulneradas de manera impune.

Que sigan siendo violentadas como un asunto de carácter «cultural» física, verbal, económica o en cualquier otra forma, por sus parejas, padres, hermanos, hijos, compañeros de trabajo, jefes o cualquier persona sea conocida o no, que sigan siendo violentadas por esquemas machistas y discriminatorios en instituciones públicas y privadas, que dejen de ser discriminadas y soportar el tener que ganar menos a trabajo igual por el solo hecho de ser mujeres.

En un problema que se mantuvo «invisible» por décadas, por costumbre, en un estado machista por excelencia, Jalisco lamentablemente consciente o inconscientemente se sentía, ¿se siente? Orgulloso de su arraigado machismo discriminatorio y humillante para todas las niñas, jóvenes, mujeres que viven en él, en un tema que reitero se encuentra enraizado en el entorno familiar y social a manera de gangrena que va mermando continuamente la posibilidad de una vida digna y de respeto.

Pero este logro no hubiera sido posible sin la persistencia y la pertinencia de quien dirige el Instituto Jalisciense de las Mujeres, la Dra. Érika Loyo Beristáin, quien logró, tejiendo de manera fina, construir un equipo diverso de la academia y del activismo social para lograr documentar sólidamente la urgencia de declarar este protocolo institucional y lo más importante, sensibilizar a la estructura del Gobierno del Estado, en las que me imagino hubo serias resistencias internas, que de manera natural seguro estoy se argumentaron, que se abría un nuevo frente político y mediático al gobernador, que era el reconocimiento de un fracaso institucional, que no había necesidad, que el tema no era tan grave y un sinnúmero de pretextos.

Por ello resalto la persistencia, la paciencia y la capacidad argumentativa de Érika y el grupo que llevó a cabo el estudio respectivo para convencer, cosa nada fácil.

Soy de los que por lo general tratan de ver siempre el lado positivo, sé que existen críticas de que la alerta llega tarde, con pocos recursos, que es un esfuerzo limitado, entre otras. Tal vez, pero llegó y lo importante es evitar que se sigan dando muertes, en los casos más extremos, golpes, humillaciones y discriminación en el resto de los casos, por la incapacidad o la omisión gubernamental, municipal, estatal o federal, sin duda el primer paso para solucionar un problemas es reconocerlo y cuando quien lo tiene que reconocer es toda una estructura institucional, en una entidad como la nuestra, la cosa no es cosa menor.

Pero apenas se dio el primer paso, falta mucho por hacer, del dicho al hecho existe una gran distancia y si bien por un lado habrá qué reconocer al gobernador del estado por la decisión, falta que la estructura del gobierno la aplique, particularmente la Fiscalía, los Jueces, las Policías Municipales, la Secretaría de Educación, las áreas de atención social, los medios de comunicación, las universidades y todos y cada uno de nosotros, el tema es la cero tolerancia a la violencia de género.

Espero que se encuentre el eco necesario para no quedarnos con una declaratoria de buenas intenciones.

@pviveros
vicenteviveros@gmail.com