Portal informativo de análisis político y social

ASUNTOS PÚBLICOS: EL SINDICALISMO EDUCATIVO

ASUNTOS PÚBLICOS: EL SINDICALISMO EDUCATIVO

Mar 24, 2012

Sin duda un tema polémico es el de la situación de la educación en México, exalta ánimos, todo mundo opina; sin embargo y más allá de los ríos de tinta y declaraciones de los más diversos actores, el nivel educativo en México no mejora.

 

Pero tratemos de centrarnos en el caso, que como casi siempre digo, no es de blanco y negro, sino de tonalidades de grises. Primero, debemos de dejar de satanizar al profesor como figura central, hay profesores buenos, regulares y malos; el universo es de más de un millón de mentores, por lo tanto ante tal inmensidad hay gente de todos calados, los que aman su profesión, los que acuden con el ánimo de brindar lo mejor de sí y quienes van por el día, más los que verdaderamente medran y denigran la docencia.

 

Sin duda el docente vive una ambivalencia, es víctima y, consciente o inconscientemente, es victimario; la reflexión es básica, la mayoría de nuestros hijos tienen una calidad de educación suficiente; ¿se les enseña una escala de valores que inculcan la tolerancia, el respeto o el valor democrático? Lamentablemente no, pero esto es en buena medida porque a los profesores tampoco se les enseñó esto en su primaria, secundaria, preparatoria, licenciatura o normal, entonces sólo son replicadores de la manera en que fueron educados.

 

Me queda claro que no todo es responsabilidad del sistema educativo; el hogar es la otra parte fundamental en el proceso educativo; sin embargo, convencido estoy que esa masa que llamamos sociedad lamentablemente vive un cuadro de descomposición y es difícil que el cambio empiece en el hogar; la circunstancia actual no lo permite, por lo que sólo queda que entendamos que la viabilidad de este País pasara primordialmente por la modificación de la forma en la que se educa a nuestros niños en la escuela, con la reforma de gran calado que eso significa.

 

Pero para que esto suceda es necesario, indispensable y urgente que terminemos con el corporativismo sindical, tanto del SNTE como de la CNTE; esto no quiere decir que los profesores se queden en la indefensión frente a los gobiernos estatales y federales; no, significa que se necesita un sindicalismo moderno, que no permita el abuso del poder en detrimento de sus afiliados, pero que tampoco sea un factor de chantaje político independientemente del signo del gobierno en turno; basta de Jongitudes o Elbas, basta de que las normales rurales se conviertan en semillero de “luchadores sociales” que violentan todo ordenamiento jurídico cada vez que se les ocurre, pero de igual manera basta de gobiernos que prefieren mantener sus relaciones estables con la estructura del poder sindical para no tener problemas; basta de una clase política cortoplacista, electorera y mezquina.

 

No es un asunto de un partido político, es un tema de interés nacional; no importa si somos de izquierda, de centro o de derecha, pongamos en la mesa cinco o 10 valores universales bajo los cuales canalicemos la forma de educar, re-enseñemos a nuestros docentes para que las siguientes generaciones de profesores y alumnos tengan una visión diferente a la que tenemos la mayoría de quienes fuimos educados en el México postrevolucionario y que pretendemos adecuarnos a la alternancia democrática. Si no lo hacemos a la brevedad, las soluciones del País no pasaran por las aulas, lo cual es la tragedia para cualquier Nación.

 

Twitter: @pviveros

E-mail: vicenteviveros@gmail.com