Portal informativo de análisis político y social

Azota crisis a cúpulas empresariales

Azota crisis a cúpulas empresariales

Feb 12, 2011

Contrario a lo que pudiera creerse, la consistente recesión económica que enfrentan las empresas, también se resiente en el seno de las cúpulas organizacionales del sector privado que luego de descender paulatinamente el volumen de sus agremiados, hasta en 15 por ciento anual durante los periodos 2008, 2009 y 2010, al arrancar el presente 2011 ese indicador cayó estrepitosamente al 30 por ciento.

A extremos tales que en el más dramático de los casos, a mes y medio del arranque del presente año, una de las más añejas representaciones cupulares reporta renovaciones de membresías a niveles por abajo del millar, y en el mejor de los casos la cifra no supera tres mil renovaciones de agremiados, cuando hace al menos una década, sus registros superaban los 30 mil afiliados.

Tal circunstancia encendió los focos rojos por igual en la más que centenaria Cámara de Comercio de Guadalajara, bajo el liderazgo de Miguel Alfaro Aranguren, que en la también añeja cúpula patronal de la Coparmex Jalisco, al mando todavía de Pablo Lemus Navarro, así como en el Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ), coordinada por Manuel Herrera Vega.

Ya no digamos en el caso de la delegación Occidente del Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce), dirigida por Javier Gutiérrez Treviño, que tiene menos de un centenar de asociados (en sus mejores momentos alcanzó 300 asociados) y de los que solamente participan una veintena que entre sí se reparten los cargos del Consejo Directivo, desde hace más de una década.

Dramático caso únicamente superado por el Consejo Agropecuario de Jalisco (CAJ), capitaneado por Mauro Jiménez Iñiguez, en donde se advierte mayor membresía y participación, que sin embargo no supera las 250 empresas agremiadas, aunque sus aportaciones son más constantes que en sus homólogas jaliscienses.

Capítulo aparte se advierte en el Centro Bancario del Estado de Jalisco, que comanda José Juan Suárez García, toda vez que sus asociados son ni más ni menos que las instituciones financieras y evidentemente que son las instancias empresariales que menos dificultades enfrentan con las crisis económicas; también debe agregarse que buena parte de su soporte financiero se encuentra en el exitoso manejo que han desarrollado a través de su Club Deportivo Bancario de Guadalajara (www.cdbg.com.mx <http://www.cdbg.com.mx/> ) dirigido también por Armando Zaragoza Quintero, uno de los complejos deportivos mejor calificados de la República, además de altamente procurado por socios originados en empresas electrónicas e instituciones universitarias con los que mantienen envidiados convenios.

Así que excepción hecha del sector bancario y el comercial (sostenido en buena medida por servicios adicionales a socios y eventos como el Encuentro del Mariachi y Tequila Express), en todos los demás han enfrentado graves dificultades incluso para pagar la nómina de sus empleados y completar la liquidación de sus correspondientes prestaciones, llegando a extremos tales de recorte de personal y la suspensión de infinidad de eventos y actividades institucionales que podrían colocarlos en riesgos de colapso financiero y correspondiente quiebra.

De hecho, el año pasado se vio obligada la Cámara de Comercio a cancelar la realización de Expo Venta, uno de sus eventos insignia, mientras que la Coparmex debió emprender ajustes laborales y de reingeniería institucional para salir adelante con sus compromisos, además de suspender eventos institucionales que por años realizaba.

Por el lado de los industriales debieron llamar a sumarse a otros organismos similares para evitar sucumbir a la crisis, mientras que los exportadores y agropecuarios prácticamente subsisten con personal elemental y algunos de los gastos deben asumirlos sus correspondientes presidentes. pero eso no es lo único grave del caso, toda vez que el riesgo mayor se encuentra en el nivel de representatividad que conservarán algunas de esas instancias frente a sus propios agremiados, sus homólogos y hasta con los poderes públicos, con niveles menores a 10% del total de las empresas existentes en sus respectivos ámbitos.

E-mail: moises@notiemp.com