Portal informativo de análisis político y social

Bola de…

Si quieres que todo siga igual, no te quejes, no repeles, no reclames, no te manifiestes. Pero tampoco, entonces, pidas más de lo que se te da.

El escritor Paul Auster comenta: “Mi credo es la democracia, no necesito más”. Y ahora más que nunca el concepto libertad se cuestiona y enjaula.

El escritor y periodista jalisciense lo define en su carácter de teólogo reconocido internacionalmente: “La libertad no tiene límites, es absoluta”. No hay discusión ni términos medios. Ya dependerá de cada quién valorar la oportunidad de elegir.

La bola de… rijosos, alborotadores, desquiciadores de tránsito… así llaman a esa sociedad civil que ya está ¡HASTA AQUÍ! de que se pisotee la oportunidad de una vida digna y de calidad.

No es mucho pedir a estas alturas: llegar vivo a casa después de nuestras labores del día.

Y si enfocamos los asuntos a lo que nos quieren dictar, entonces caemos en ese círculo de los conejillos de Indias que nos la pasamos dando vueltas sin avanzar.

Un estudio publicado este mes de febrero de 2011 por la Universidad de San Diego, retrata la violencia en México y la pone en gráficos.

En esos números, los muertos por la guerra de Calderón son cuatro veces más que tuvo Fox en su sexenio (9 mil contra 36 mil).

Más aún, el estudio ubica el Epicentro del conflicto en municipios y estados determinados y hace una definición de quiénes son los verdaderos cabecillas, y son –nada menos– que los miembros del Cártel de Sinaloa, que en contraste, son los menos combatidos.

Pero la herencia de ello la tenemos en el delito común, el secuestro, la falta de políticas públicas y el desinterés generalizado de la clase política que se empeña en darnos, por un lado, pistas de hielo y por el otro, exonerando al casi santo Auditor del Estado.

Tú permites que nos bailen nuestro dinero en corruptelas y tranzas. Tú dejas que cualquiera nos miente la madre. Tú solapas las negociaciones debajo de la mesa.

Decirles en su cara que dejen de planear ciudades y mejor ocúpense de los humanos, es ejercer la libertad y ahora, salvarnos la vida.

Que grupos organizados griten en silencio es una manera de hacer notar la inconformidad. No tiene caso esperarse hasta las elecciones próximas para dejar en claro nuestro repudio por la falta de compromiso y estrategia.

Y si por ahí no te brinca, que sea a través de tu cartera, ya que lo que pagas en impuestos y recaudaciones cae en manos de esa gente inepta que se siente inamovible.

Las marchas por la paz de estos días y las que vienen, son la mejor forma de demostrar que nuestras vidas nos importan.

Es creer que sí podemos comernos el mundo en pedazos y cambiar aquello que no funciona.

No es perder el tiempo sino ganar la oportunidad de que nuestros hijos o hermanos o padres o nosotros mismos, no seamos cazados en alguna de nuestras calles a plena luz del día.

No es caer en el conformismo que en Juárez están peor o que a fin de cuentas somos tapatíos.

Hace unos días llegaron a un establecimiento de venta de birria en Santa Tere, Guadalajara, un grupo de policías que detuvo a un supuesto narcomenudista. Días después de ese evento, el hombre de unos 40 años, tenía el abdomen amoratado. Murió.

Murió por los golpes recibidos por la Policía de Guadalajara. La Comisión de Derechos Humanos de Jalisco ya tiene abierta la causa 1564/2011/II

Familiares de policías de Guadalajara se quejaron por incumplimiento en cuanto aumento, pagos, vales de despensa y otras prestaciones.

Por eso digo que si quieres que todo siga igual, no hagas nada. Los que nos manifestamos sabemos lo que hacemos.

E-mail: leonardo@epicentroinformativo.com