Portal informativo de análisis político y social

CÁMARA, ACCIÓN Y MUY LISTOS

CÁMARA, ACCIÓN Y MUY LISTOS

Oct 1, 2011

Los Panamericanos son juegos donde no todos juegan. A través de programa de OchoTv, Rendijas, he documentado la falta de transparencia y la serie de trucos legaloides para adjudicaciones directas. Una de las quejas la encabeza Héctor Alejandro Ortega Rosales, presidente de la Asociación de Constructores de Obras Eléctricas de Occidente, que engloba a 150 empresas especializadas con sede en Guadalajara y Jalisco.

La gran mayoría no fue tomada en cuenta en algún aspecto relacionado con las instalaciones, tema prioritario de seguridad por lo que se vivió en Casino Royale. Un grupo fundamental del desarrollo y creación de empleo en Jalisco, no vio beneficio alguno con tener aquí los Panamericanos. Un corto circuito a esas expectativas. De hecho, ni siquiera los invitaron a la competencia, y dejaron a oscuras una empresa que da luz.

Las obras que llegaron a Jalisco lo hicieron con empresas amarradas por los directivos, léase Mario Vázquez Raña. A esto hay que sumar que ni a los responsables del área en el Congreso, léase diputados, fueron notificados de las compras. La promesa de que los Panamericanos serían detonador de la economía local, no se cumplió. Los negocios son para unos cuantos privilegiados y seguramente nunca sabremos la verdad de los beneficiados.

Otro tema son los estadios: ninguno cumple con los lineamientos internacionales y si bien nos irá, sólo servirán para competencias menores o entrenamientos. Pero un especialista en este tema de instalaciones advierte que los clavadistas están en riesgo porque la plataforma es más angosta; a esto hay que sumar el peligro para ciclistas y público en el velódromo, que ya había sido “ajustado”; otro caso es la cancha de voleibol, cuyas dimensiones son las mínimas permitidas y donde no tomaron en cuenta a los jueces; el de rugby, que había recibido reconocimiento internacional para difundir más ese deporte, quedó mal con la instalación de gradas; las canchas de tenis costaron al menos el doble por un error en su construcción.

En pocas palabras, instalaciones deportivas a sobreprecio, mal hechas y con un uso limitado después de los Juegos. La alberca, por ejemplo, tendrá que adecuarse (y gastar más) porque la Federación Internacional de Natación no la avala así, lo que es un problema ya que Guadalajara será la sede del Mundial.

Pero otra de las irregularidades está con las cámaras de seguridad. Como se reportó en Central Noticias, el costo de la operación de vigilancia supera los 470 millones y se benefició a una empresa –Iusacell– que no cuenta con la infraestructura actual para la fibra óptica y difusión de los videos. Con el pretexto que no pueden licitarse asuntos de seguridad (como si las cámaras dispararan) se puso en evidencia un negocio que –nuevamente– beneficia a unos cuantos. Al no permitir licitación (aunque este asunto se resolvió hace al menos cuatro meses) se evita la libre competencia y se premia a una empresa, que para colmo, ni siquiera tiene instalada una red.

Hay empresas de Guadalajara que han hecho eso y más en cuanto a redes, lo que desmiente las declaraciones del secretario de Administración. A esto se suma que las cámaras están a sobreprecio a más del doble que unas semejantes de Nuevo León.

La orden fue sacar los Panamericanos, costaran lo que costaran, con la condición de poner en alto la marca Guadalajara. Pero más que eso, tantas trampas tenían como propósito lanzar la candidatura de Emilio en el PAN. Aun perdiéndola, haría sonar su nombre. Pero al irse al caño su sueño Panamericano, entonces se magnifican lo turbio y tramposo.

 

E-mail: leonardo@epicentroinformativo.com