Portal informativo de análisis político y social

CAMPAÑAS EN EDOMEX, OPORTUNIDAD PARA EL PAN

CAMPAÑAS EN EDOMEX, OPORTUNIDAD PARA EL PAN

May 22, 2011

La campaña por la gubernatura del Estado de México es una gran oportunidad para que el PAN recupere su mística propositiva, su unidad y su identidad frente al electorado. Los panistas tenemos en Luis Felipe Bravo Mena a un candidato conocido y reconocido, que se distingue por su honestidad y la solidez de su pensamiento humanista. Por ello, la militancia mexiquense puede buscar dividendos no sólo en lo electoral, sino sobre todo en la revitalización de una estructura toral dentro de los equilibrios nacionales del PAN.

 

Un error subsanable

En el arranque de la campaña la dirigencia nacional cometió el error de no dar acompañamiento político al candidato. Hubo un brutal contraste con el arropamiento que recibió Alejandro Encinas, con quien estuvieron líderes de las corrientes perredistas tan importantes como diversas. Además, Bravo Mena anunció que su estrategia consistirá en no celebrar actos masivos, sino encuentros “en corto”. Con ello, se puede reforzar la imagen de que está solo. Ahí hay un yerro del Comité Ejecutivo Nacional que es posible subsanar de inmediato. Con voluntad, pronto será dejado atrás este tropiezo.

Conociendo como conozco a Luis Felipe Bravo Mena, sé que tiene la capacidad de fortalecer la estructura panista en el Estado de México, regresándole sus prácticas democráticas.

Además, si uno de los candidatos combina un profundo conocimiento de la realidad mexiquense con experiencias a nivel nacional e internacional es el panista. Ello puede ser una gran ventaja que le permita elevar la exposición mediática del PAN mexiquense y ubicar el debate en un nivel más elevado.

 

Con los principios como bandera

En esta campaña, Eruviel Ávila busca dar continuidad a un proyecto y servir como escalón de una campaña presidencial. En forma y fondo ha imitado a Enrique Peña nieto, incluso al punto de negar su propia identidad política. Por su parte, en el PRD intentan fortalecer su estructura rumbo al 2012, mostrando una imagen de unidad y cohesión, precisamente porque la realidad es totalmente diferente. En ese contexto, Bravo Mena tiene una probidad reconocida por propios y extraños, que puede ser clave para reforzar una imagen positiva que contrarreste los errores en los que han incurrido algunos panistas en lo individual. De la mano del ex jefe nacional del PAN, es posible retornar a los valores básicos de honestidad, congruencia y apego a los principios del humanismo político.

Por todo ello, los panistas del Estado de México tienen la gran oportunidad de venir de atrás para rescatar mucho más que votos y reconquistar aquello que tiene qué ver no sólo con el poder, sino con la identidad histórica de Acción Nacional: la confianza ciudadana y la fortaleza de nuestro partido. Así se alcanzará el más importante y valioso objetivo: lograr que haya una reconciliación política entre el PAN y la sociedad mexiquense.

 

E-mail: manuespino@hotmail.com

www.twitter.com/ManuelEspino