Portal informativo de análisis político y social

Canal 44

Canal 44

Feb 19, 2011

Esta colaboración debió hacerse hace 15 días, pero entre narcobloqueos y escándalos mediáticos por el tema Aristegui se pospuso hasta este momento, que acaba siendo más afortunado y me explicaré en los renglones subsecuentes. Después de lustros de solicitarlo, la Universidad de Guadalajara (UdeG) cumplió una meta largamente anhelada, tener una señal propia de televisión, su propio canal, que ahora podemos disfrutar a través del canal 44 de televisión abierta, con una cobertura regional que cubre prácticamente todo el territorio del Estado.

Teniendo ya más de dos semanas al aire se pueden comentar varias cosas; los retos que enfrenta en el corto y mediano plazo esta nueva aventura que viene a cumplimentar y complementar dos de las tareas sustantivas de la existencia de la universidad, la extensión y la difusión cultural; siempre tendremos el debate sobre si es pertinente que la Máxima Casa de Estudios dedique una parte importante de su presupuesto en ésta y otras áreas como el Centro Cultural Universitario, debate que no pretendo abordar en estas líneas y menos después de observar la visita del Gobernador a las instalaciones de la próxima Biblioteca Pública del Estado y sus declaraciones de apoyo para la terminación de dicho proyecto, después de los penosos eventos vividos en los últimos meses del año pasado.

Me centraré en lo que en mi humilde opinión son los retos inmediatos y mediatos de esta nueva opción televisiva; la primera, aunque no la más importante, es la de vencer la resistencia de las cableras locales para incluir dicha señal en sus paquetes, porque resulta algo molesto tener que comprar el aditamento para cambiar la señal de cable a la antena aérea para poder recibir la señal abierta, pero seguro estoy de que quienes pierden son los cableros al dejar fuera esta interesante y novel señal; así que espero que éste tema quede resuelto en poco tiempo en beneficio de todos.

El reto que me parece más importante que tiene enfrente mi estimado amigo Gabriel Torres Espinoza, director de la Operadora de Televisión Abierta de la universidad, que es encontrar ese frágil equilibrio entre la extensión universitaria, la difusión cultural, la información veraz y oportuna y la tentación de utilizar dicha señal con fines políticos, y en el mediano plazo, con fines político electorales.

Reto importante, más aún después de los crispados meses anteriores en donde la guerra política y mediática entre la estructura de la Universidad y la de Gobierno del Estado puso en vilo la gobernabilidad de los jaliscienses, situación que parece solucionada por el momento, pero es evidente que entre más se acerque el proceso electoral los sectores universitarios identificados claramente con las opciones políticas de oposición al partido en el Gobierno estatal tendrán la tentación de aprovechar la señal de televisión para impulsar sus propuestas, teniendo en su lógica la posibilidad de hacerlo en el canal universitario; en sentido contrario, no sería raro que el partido en el Gobierno se vea en la tentación de desacreditar el trabajo de la comunidad universitaria precisamente por el mismo motivo.

Acostumbrado a las tempestades, seguro estoy que Gabriel Torres y su equipo tendrán la habilidad suficiente para salir avantes a este reto mayúsculo y convertir este nuevo medio en ese espacio que necesita la universidad con la mayor claridad posible y que nos merecemos los jaliscienses orgullosos de nuestra Alma Máter; un espacio que privilegie la pluralidad y el trabajo diario de los miles de universitarios que se encuentran más allá de los vaivenes políticos. En verdad creo que nos lo merecemos todos; que sea un canal que piense y trabaje.

vicente_viveros@mexico.com


One comment

  1. jorge mario aguilar /

    espero pronto tener el gusto de verte con tus acertadas opiniones en ese canal.saludos.