Portal informativo de análisis político y social

CHIVAS, LA ESPERANZA; ATLAS, LA AMARGURA

CHIVAS, LA ESPERANZA; ATLAS, LA AMARGURA

Nov 5, 2011

Unos van a la fiesta como grandes invitados: las Chivas del Guadalajara. Otros, se quedan fuera, a ver la liguilla por televisión, o quizá ni ganas para eso: los rojinegros del Atlas. Otro gran ausente en esta fiesta es sin duda el América, que al igual que Atlas tuvo un torneo para llorar, para olvidar. Ambos equipos fueron la vergüenza de la competencia y exhibieron por enésima ocasión la ineptitud de sus directivos, dejando además espacio para pensar hasta en corruptelas y malos manejos, que aunque se quieran tapar terminan por salir a flote.

En lo que al futbol profesional de Jalisco compete hay tres botones de muestra hablando de ineptitud y eso nadie lo puede negar, los números no mienten, los descalabros en el manejo de estos equipos sangran en abundancia: Atlas, Tecos de la UAG (Estudiantes) y Leones Negros de la UdeG.

Pueden buscar pretextos, sobran justificaciones y hasta abrirán la temporada de cacería de culpables, que por supuesto los hay, ¿y? Jure usted que pasará como con los políticos corruptos e ineptos: ¡Nada! Hace tiempo que en este país, en todos los órdenes y entiéndase gobiernos, empresas, clubes, sociedad y familia, la conciencia parece haberse extinguido. ¿Cuántas veces nos han dicho “Escucha la voz de tu conciencia”, o aquello de que “Nada golpea más que la conciencia”? Pero parece que tanto nos ha golpeado que ya hizo callo, no creo que se haya extinguido porque tarde que temprano surgirá. Pero este es otro tema.

 

SUEÑOS ROJIBLANCOS

En el caso del Guadalajara, es un equipo que sin duda ha respondido a grandes retos, dentro de sus posibilidades y ante la exigencia de sus millones de seguidores. Pero es un reflejo de su dueño Jorge Vergara, especialista en vender ilusiones. Y sin embargo ahí está, clasificado no sólo a la liguilla por el título, sino también a la lucha por la Copa Libertadores de América y en ambas competencias como el invitado de lujo.

Es el favorito sentimental de las mayorías y eso le da una fuerza especial, un plus en la etapa final del torneo de Liga, pero en la frialdad del análisis adolece de muchas cosas, entre ellas de jugadores experimentados y líderes naturales para llevar esta nave a buen puerto.

En la portería está su mejor hombre: Luis Michel. Ahí no tiene problema en tanto no se presenten lesiones. En la defensa, una de las mejores del torneo, habrá que ver su comportamiento en estos partidos de exigencia máxima, le ayuda en parte el regreso de Jonny Magallón, quien puede ser el líder que necesita esa línea para controlar los embates del enemigo y resistir la presión por lograr los resultados. Ayuda también la experiencia de Reynoso.

De mitad de cancha hacia adelante viene lo difícil para Chivas. Es un equipo joven, rápido, pero falto de experiencia y contundencia. El “Venado” Medina es intermitente, hasta hoy no se ha decidido a ser aquel jugador que insinuaba para fenómeno ni da respuesta a la confianza que en él depositan. Marco Fabián no termina de madurar ni de ser el líder de mitad de cancha hacia adelante. Érick “Cubo” Torres de pronto perdió la brújula del gol, parece haberla reencontrado, pero igual le falta madurez y decisión para enfrentar la presión y resolver las pocas oportunidades claras de gol que fabrica Guadalajara. Carlitos Fierro apenas comienza a recorrer la pradera del máximo circuito en el futbol mexicano.

Así las cosas se ve difícil, mas no imposible, el panorama para Chivas. Favorito sentimental al ciento por ciento, al tope. Favorito real, ese tendría que ser Tigres o Cruz Azul. Es Chivas, hasta el momento, la gran esperanza del futbol tapatío en esta liguilla por el título, no más.

 

LAMENTOS ROJINEGROS

En el Atlas, no hay lugar para sonrisas ni festejos, sólo un lugar en el quirófano. El Zorro está enfermo y grave, muy grave, y a la espera del milagro de quién pueda sacarlo de terapia intensiva. Queda un fuerte sentimiento de amargura, de tristeza, de dolor, de rabia entre sus seguidores.

Una directiva que parece no interesarle el futuro del equipo, que para los que somos mal pensados, lo mejor sería dejar que el equipo descendiera y así tapar el cochinero que pueda existir, pues ¿quién se preocuparía por escarbar o buscar malos manejos y posibles corruptelas, cuando la urgencia es regresarlo al máximo circuito?

Ya el Grupo Santa Fe que pretende la compra de Atlas fue cuestionado, pero también fue claro en su respuesta: “No sólo depositaríamos un millón de pesos para demostrar la buena fe que tenemos para comprar el equipo, sino que les ofrecimos crear un fideicomiso y ahí depositar todo el dinero, pero ni eso, entonces está claro que no quieren vender, y así mejor nos retiramos”.

De esta manera sólo queda que los directivos pidan cuentas claras y que se transparenten todas las negociaciones que se pretenden escuchar o hacer para la venta del Atlas, de lo contrario que después no se quejen, porque este equipo está en plena caída libre, hasta hoy, y se ve difícil que sin el soporte económico adecuado, los refuerzos idóneos, un técnico apropiado, no le queda más que irse a la Liga de Ascenso, porque tendría que hacer más de 25 puntos el próximo torneo, y como van las cosas habría que bajar a todos los santos para que hicieran el milagro, claro, con los actuales directivos que son quienes han llevado al equipo rojinegro al lugar que hoy ocupa, al borde del infierno.

 

LEONES NEGROS, UN NUEVO FRACASO

En el caso de las Universidades, los Tecos de la UAG (Estudiantes) ya están más que amenazados con el descenso, la porcentual les quema todo el plumaje y hasta el birrete. Y entre que venden y no venden, parece que ya no saben qué hacer con este equipo, le cambian de entrenador, de apodo, y no pasa nada, al contrario, todo empeora.

Y claro, ¿quién quiere recibir en su casa a un agonizante? Así está la situación de los Tecos, y todo hace indicar que la apuesta será quién es el que descienda, ellos o los del Atlas, porque lo que son Jaguares, Querétaro y Tijuana, parece que tienen ganas, y muchas, de permanecer en Primera División.

Pobre afición de Jalisco que volvió a creer en el resurgimiento de los Leones Negros, pero todo resultó un fiasco, un fracaso gritado, cuando no parecía de nuevo una muerte anunciada, al principio, pero sí conforme se fue viendo que el proyecto no tenía bases firmes en la Universidad de Guadalajara.

Hoy el proyecto cambia de rumbo, si desean de verdad volver a tener futbol que represente a esta casa de estudios en el máximo circuito, tendrá que ser como lo fue en su inicio, volver a comprar franquicia.

Y lo que son las cosas, mientras que la UAG decide vender su equipo antes que se le muera, en la UdeG quieren revivir el proyecto. Qué mundo del futbol tan raro, ¿no cree usted?

 

E-mail: patabola@hotmail.com