Portal informativo de análisis político y social

COALICIONISMO POLÍTICO

COALICIONISMO POLÍTICO

Nov 5, 2011

A raíz del autodestape de Enrique Peña Nieto, en televisión, surgió en el Distrito Federal el fenómeno político del “coalicionismo”, es decir, que esta idea que empezó a plantear el senador Manlio Fabio Beltrones Rivera, tiene como finalidad que el país salga adelante con una integración, cooperación y representación de todas las fuerzas políticas del país, que sólo se da con la pluralidad política en el ejercicio del gobierno.

 

Sobre el particular el lunes 10 de los corrientes apareció un desplegado:

“Por una democracia constitucional” firmada por un grupo relevante de políticos en activo, intelectuales, escritores, ex servidores públicos, por mencionar algunos de distintos partidos e ideologías políticas: Agustín Basave, Manlio Favio Beltrones, Manuel Camacho Solís, Miguel Carbonell, Santiago Creel, Denise Dresder, Marcelo Ebrard, Carlos Fuentes, Pedro Joaquín Coldwell, Francisco Labastida Ochoa, Diego Valadez, José Woldenberg, Federico Reyes Heroles y más. (Contrastes ideológicos y políticos).

 

En el documento se afirma: “Que en una democracia las ideas políticas nos hacen diferentes, pero no nos hacen enemigos”, y concluye: “Si ningún partido dispone de la mayoría en la Presidencia y en el Congreso, se requiere de una coalición de gobierno basada en un acuerdo programático explícito, responsable y controlable, cuya ejecución sea compartida por quienes la suscriban”.

 

El planteamiento es sensato y con sentido democrático para una especie de “democracia funcional” (que opere, que sea efectiva), porque en nuestro país y en cualquier otro tan derecho tienen las mayoría como las minorías a participar en el ejercicio del gobierno ya el francés Fernand Lasalle dijo que las constituciones en el fondo “son un pacto social de los factores reales de poder”, o sea aquellas instituciones u organizaciones de cualquier naturaleza, que tienen “peso” político-social, lo cual es indiscutible, esto sin perder de vista, que los indicadores como encuestas, que aunque no son profecías electorales, nadie duda que cuando son coincidentes, como en el caso del posionamiento y popularidad de Enrique Peña Nieto, en todo caso tienen que encabezar el gobierno, pero el consenso político en el Estado Mexicanano para un gobierno plural de coalición, se está dando, porque todas las fuerzas políticas y podríamos agregar las sociales, productivas, universitarias, religiosas, etcétera. Deben tener representatividad porque no se pueden ignorar.

 

Tan es el “coalicionismo político” importante; que exponentes de la derecha y la izquierda e intelectuales, escritores, etcétera, ya se pronunciaron a favor de un gobierno de coalición argumentando principalmente y esto es respetable, que México requiere de programas de gobierno y planes de trabajo que no se pulvericen en la lucha política partidista y no se den acuerdos entre los poderes Legislativo y Ejecutivo y de alguna manera el Judicial que no olvidemos que también tiene facultades para presentar iniciativas de Ley.

 

Y la prueba de que actores políticos como los ya mencionados, se han declarado partidarios del gobierno de coalición dentro (como en el Senado) y fuera del PRI, y del PAN y del PRD y si no, repasen los nombres y agreguen a Francisco Ramírez Acuña, Marcelo Ebrard (aunque con pronósticos catastrofistas si gana el PRI), con otros y además a la importansíma ciudadanía, que no se le ha dejado participar con candidaturas independientes de los partidos, no obstante que ya se aprobaron en el Congreso pero que están “diferidas” hasta el 2015.

 

Finalmente, la forma de gobierno verticalizada, lleva a las a las dictaduras de partido, a las dictaduras de gobierno y a las reacciones sociales violentas no deseables, así gobernó y así sucumbió Porfirio Díaz.

 

* Es Doctor en Derecho, Notario Público y escritor.

E-mail: dr.cesareduardoagraz@gmail.com