Portal informativo de análisis político y social

Comienzan las discordias en el manejo de ICANN

La organización que gestiona los dominios de Internet, llamada por sus siglas en inglés ICANN y popularmente conocida como el verdadero gobierno en Internet, está bajo la presión, precisamente, de los gobiernos nacionales que quieren tener un mayor peso en la toma de decisiones. La semana pasada celebró en la ciudad de San Francisco, California, su cumbre anual. La reunión se vivió bajo la molestia de algunos asistentes por los planes de ICANN de multiplicar el número de dominios.

 

ICANN fue creada en 1998 con el impulso del Departamento de Comercio de Estados Unidos que delegó en este organismo la citada gestión. Por razones históricas, el país del norte controlaba el gobierno técnico de Internet y creó ICANN para dar entrada a la comunidad de internautas, empresas y gobiernos de todo el mundo en el mismo. Pero sigue conservando la titularidad y periódicamente renueva el contrato con ICANN. El próximo mes de septiembre debe hacerlo.

 

Enfrente tiene a un grupo de países emergentes, como China a India, quienes reclaman que la gestión de Internet recaiga en una agencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), como la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT). También existe la preocupación de otros gobiernos, quienes temen que al hacer lo que proponen los chinos e indios la Internet caiga en manos de dictaduras que censuran la Red y que la toma de decisiones se aletargue en un complejo procedimiento diplomático dentro de la ONU.

 

En la reunión de San Francisco, Vinton Cerf, uno de los padres de Internet, manifestó su apoyo a la actual organización técnica de la Red que, eso sí, podría mejorar su carácter multilateral. Pero el proyecto de ICANN de multiplicar el número de dominios de primer nivel (como .com o .org) e introducir varios centenares de nuevos dominios (desde .orange a .xxx o .gay) ha molestado a todos. Incluso a Estados Unidos. Inicialmente, la administración de Barack Obama planteó el derecho de veto de los gobiernos en este tipo de decisiones. En San Francisco no volvió a hablar de ello, pero sí apuesta por ampliar el carácter multilateral de la organización, un movimiento que ha sido interpretado por muchos como una manera de apaciguar las críticas de otros gobiernos para conseguir su apoyo para renovar el contrato con ICANN. Las naciones intervienen en ICANN a través de un consejo, el GAC. Hace un par de semanas, en una reunión ocurrida en la ciudad de Bruselas, formularon una serie de objeciones a la introducción de nuevos dominios. Estados Unidos, en esta fase preliminar a la renovación del convenio, ha pedido la opinión de la comunidad de Internet sobre este futuro, pero nadie duda de que va a mantener su apoyo a ICANN.

 

Algunos de los especialistas responsables de la seguridad en el sistema de nombres de dominios (DNS, en sus siglas en inglés), las críticas al proyecto de multiplicar los dominios de la Red son comprensibles ya que “sería desastroso” porque favorecería la fragmentación de Internet. La gestión técnica de los DNS (mecanismo que traduce las direcciones que escribe el internauta a los números que entienden las máquinas) se basa en una única estructura en forma de árbol, con nodos principales de los que dependen otros.

 

Pero tampoco nada impediría que si un gobierno de algún país quisiera bloquear el acceso, por ejemplo, a un dominio como .tibet cayera en la tentación de organizar su propio árbol de DNS rompiendo la unidad técnica de la Red, con la intención oculta de “excluir los dominios que le molestan”; como es costumbre en China. ICANN ha elaborado una lista con una serie de puntos que centran los desacuerdos manifestados por los gobiernos con su proyecto de más dominios. Estos reclaman, entre otros aspectos, mayor influencia en la toma de estas decisiones y, en otro punto, mayor protección de marcas y toponimias. Las multinacionales se verían obligadas a registrarse en todos los dominios para evitar la ocupación de uno de ellos con su nombre por parte de terceros si no está muy claro quién está autorizado a registrar el dominio de una marca. En el caso de topónimos, el conflicto surge a la hora de decidir quién tiene autoridad para registrar, un caso, un dominio como por ejemplo “.amazonas”.

 

Aumentan la seguridad en Twitter

Los usuarios del sistema de microblogs Twitter.com tienen una nueva opción en la configuración de su perfil. Una pestaña denominada en inglés Always use HTTPS (Usar siempre HTTPS), que en pocas palabras permite acceder de forma permanente a la red social a través de este protocolo de seguridad que se emplea, por ejemplo, en los sitios financieros para encriptar el tráfico.

 

En el blog de la compañía, donde explican el servicio, lo recomiendan especialmente cuando se emplean conexiones a redes Wifi sin seguridad. Hasta ahora era posible el empleo de este protocolo pero la novedad reside en que los internautas pueden configurarlo de forma permanente. Esta función está disponible en las versiones para computadora de escritorio, iPhone e iPad. Twitter no descarta que en un futuro esta configuración ya venga dada por default (por defecto). Mientras, el internauta debe configurarla manualmente.

Servicios como el sistema de correo electrónico Gmail ya lo tienen incorporado de forma permanente y la red social Facebook anunció desde el pasado mes de enero que lo utilizará. El movimiento de Twitter se produce tras algunos episodios donde piratas atacaron algunas cuentas. Este protocolo no funcionará en el uso de aplicaciones de terceros hasta que ellos lo implanten.

 

E-mail: barrosromo@gmail.com