Portal informativo de análisis político y social

COMO VA: NI LA BURLA PERDONAN

COMO VA: NI LA BURLA PERDONAN

Nov 12, 2011

 

Por Nadia Madrigal

En los Juegos Panamericanos a unos días de su clausura, ni la burla perdonó el haber declarado el presidente de la Organización Deportiva Panamericana (Odepa) don Mario Vázquez Raña, que “fueron los mejores de la historia”; además como lo especifican los comerciales propagandísticos del Gobierno del Estado en donde por cierto entrevistan al señor Herbert Taylor, que comenta el orgullo de la realización.

 

Casi todo hubiera salido bien, pero lo que nos faltaba… el desbordamiento de las aguas negras a cielo abierto del drenaje vilmente vertido ubicado en la parte trasera de la Villa Panamericana. Nos quieren convencer con la idea de que las plantas de tratamiento en la famosa casa de los atletas no funcionaron, que fueron tantas las personas que habitaron ahí, y que además la tormenta que nos cayó del huracán Jova hizo que se vertieran aguas residuales y sanitarias al aire libre a 30 metros del pozo de absorción del SIAPA, pero que no nos la quieran vender porque abrieron canales específicos para desviar el líquido y crearon siete lagunas de aguas negras.

 

La empresa constructora encargada de la realización y venta de “Villa Bosque” Corey se deslindó del asunto, porque cuando los terminaron de construir, la operación y el mantenimiento de las plantas fueron responsabilidad del Comité Organizador de los Juegos, bueno hasta el presidente de la Cámara de la Construcción lo defiende, el señor Miguel Zarate .

 

Pero lo que mal empieza mal acaba. La ubicación inicial en el Parque Morelos fue cambiada porque al señor Vázquez Raña no le pareció el lugar, seguramente no iba a ser negocio y hubo un peregrinar de lo lindo, designaron directamente, o sea que no hubo licitación a la empresa Corey, le dieron dinero, que como le prestan a una constructora para apuntalar la Villa .

 

Luego aparece el impacto ambiental que se lo sacaron de la bolsa a pesar de que depreda la superficie del bosque y la captación de agua pluvial que surte de agua a varios mantos acuíferos de Guadalajara, colonias como Puerta de Hierro, Lomas del Valle y Providencia, entre otras, y pisotean sin importarles los decretos presidenciales.

 

El Bajío siempre ha sido catalogado por los expertos por la gran importancia que tiene en términos ecológicos, no sólo para el Bosque de La Primavera sino para la recarga en los mantos freáticos para la ciudad; la urbanización siempre ha sido una larga historia desde la proyección del JVC cuyos límites de éste enorme plato colindan con la zona protegida, pero aún así se logró un gran acuerdo entre el ayuntamiento, los vecinos donde dio como resultado un plan de urbanización bien desarrollado y de alta calidad técnica, pero la Villa es lo que vino a dar al traste rompiendo todo lo que se había estipulado.

 

La agrupación Conciencia Cívica, que preside Salvador Cosío, ha dado un tiro certero al presentar una denuncia ante el Tribunal Administrativo en la Quinta Sala, impugnando así ilegalidades y daño ambiental provocado por las construcciones de la Villa Panamericana en El Bajío, litigios que existen en el Tribunal Administrativo de Jalisco impugnando las ilegalidades y el daño ambiental provocados por las construcciones realizadas en “El Bajío el Arenal”, que en resumidas cuentas se dictamina suspensión de la preventa, venta y habitabilidad del inmueble.

 

La ciudadanía ya está cansada de ver que las autoridades hacen lo que quieren con nuestro patrimonio ecológico, tumban árboles a diestra y siniestra sin importarles nada, solamente satisfacer sus apetitos económicos prometiendo como buenos políticos que todo será restituido.

 

Esperamos que ahora sí las autoridades tengan un escarmiento, la Villa es una realidad veremos si la ley se cumple, si habrá valientes, si el Ayuntamiento de Zapopan no permite que los departamentos se vendan y se habiten, o que las derrumben pero sino lo resuelven ahora no se resolverá jamás y como siempre los ciudadanos pintaremos una raya más al tigre que ya casi se nos convierte en pantera ¿o no?

 

E-mail: nadiamarcela@hotmail.com