Portal informativo de análisis político y social

CONCIENCIA DIGITAL: Google se deshace de Motorola

CONCIENCIA DIGITAL: Google se deshace de Motorola

Feb 1, 2014

Por José Modesto Barros Romo —-

Se ha dado fin a una de las operaciones más complicadas de Google: La compra de Motorola por casi 12 mil 500 millones de dólares (mdd) en 2012 que ahora vende a la china Lenovo por 2 mil 910 mdd. Google se queda con las patentes que, de momento, no le han servido para ganar ninguno de sus pleitos legales que ha emprendido con otras empresas.

Lenovo utilizará la marca Motorola y los productos ya lanzados o ya previstos para su salida al mercado (Moto G y Moto X), pero Google mantendrá “la inmensa mayoría” de la cartera de patentes de la marca Motorola Mobility, motivo principal por el que realizó la compra de esta filial en 2012.

Google realizó la adquisición de Motorola, anunciada a finales de 2011, con la intención de ser la dueña de las casi 20 mil patentes que este fabricante había acumulado en sus ocho décadas de historia. Las únicas vías para acceder a estas tecnologías era hacerse con la compañía propietaria de las patentes o emprender costosas batallas legales en los tribunales. Sin embargo, el negocio de los celulares sólo le daba pérdidas millonarias cada trimestre.

Motorola ha confirmado la noticia, a través de su blog, donde señala que Google mantendrá la cartera de patentes. Sin embargo, apuntan que el nuevo propietario de los smartphones y la marca, tendrá un acceso preferencial a la misma. “Como parte de su continua relación con Google, Lenovo recibirá una licencia para la amplia cartera de patentes y de propiedad intelectual. Además, Lenovo recibirá más de 2 mil activos de patentes, así como la marca Motorola Mobility”, indica.

La empresa ha señalado que “el acuerdo fortalecerá significativamente la posición de Lenovo en el mercado de teléfonos inteligentes. Además, Lenovo adquirirá una fuerte presencia en el mercado de América del Norte y América Latina, así como un punto de apoyo en Europa Occidental, para complementar su rápido crecimiento en el negocio de teléfonos inteligentes en los mercados emergentes de todo el mundo”.

Motorola es hoy apenas una marca mito en Estados Unidos. Los días dorados por haber creado el teléfono móvil, luego reverdecidos con sus modelos Razr, hace tiempo que quedaron atrás. Sus teléfonos se venden poco en su país, y casi nada en el resto del mundo. Aún así, la china Lenovo trata de repetir el éxito que tuvo con la compra de las computadoras ThinkPad de IBM en el año 2005, pero entonces la empresa asiática no tenía predicamento alguno fuera de su país. Hoy, Lenovo es una marca mundial, el primer fabricante mundial computadoras personales y el tercero de smartpones.

Cierto es que en Estados Unidos no son nadie, como tampoco lo son sus competidoras ZTE (con 5.7% del mercado norteamericano) y Huawei (3%), las otras dos marcas chinas que se encuentran entre los cinco mayores vendedores de smartphones del mundo; este hecho demuestra que ya no es imprescindible vender en Estados Unidos para ser líder mundial. Lenovo cierra su gran semana de cacería pues días antes había comprado por 2 mil 300 millones la gama media y baja de los servidores de IBM, con lo que también se colocarán en este mercado como líderes mundiales a corto plazo. Para ello le bastará con mejorar ventas en Europa, donde el consumidor es más receptivo a la marca china.

El cofundador y consejero delegado de Google, Larry Page, reconoció que la empresa debía centrarse en el sistema operativo Android y dejar el hardware para otros. Google tiene acuerdos de fabricación con LG para tabletas y smartphones marca Nexus, así como los portátiles Chromebooks con otras empresas.

Cambios en Microsoft a nivel superior

Microsoft tiene ya elegido al que va a ser el tercer director general en sus 38 años de historia. Se trata de Satya Nadella, que en la actualidad ocupa el cargo de vicepresidente responsable de productos para empresas y de la nube, según ha adelantado la agencia Reuters citando fuentes cercanas a este ejecutivo. El sucesor de Steve Ballmer será el encargado de llevar adelante la transformación que necesita la dueña del sistema operativo Windows para seguir siendo relevante en el negocio de la computación, ahora que depende cada vez más de los dispositivos móviles y de la gestión de datos.

La búsqueda del sucesor de Ballmer se estaba convirtiendo en un factor de distracción y retrasando el cambio en la organización estructural de la compañía, a la vez que puso en evidencia los problemas de su consejo de administración, presidido por Bill Gates quien también podría aprovechar este cambio para dejar el cargo. La empresa tecnológica de Redmond apuesta así finalmente por alguien de dentro de la casa. Nadella lleva trabajando para Microsoft desde 1992, por lo que conoce su evolución, su cultura y su estructura.

Entre los productos que llevan su firma se encuentran el BizTalk, los productos Office Small Business y el Commerce Server. Pero es sobre todo conocido por la transformación de Bing, el buscador de Microsoft. Lo que está por ver es si este ingeniero de 46 años de origen indio, graduado en Electrónica, Ciencias de la Computación y Administración de Empresas, estará a la altura de retar al Consejo general. Tampoco tiene experiencia como gestor.

Microsoft sigue siendo una de las compañías más rentables en la industria tecnológica. El segundo trimestre del Ejercicio fiscal 2014 lo acaba de cerrar con un beneficio de 6 mil 560 mdd, lo que representa un incremento del 3% en un año. La dueña de la tableta Surface y de la consola Xbox elevó un 12% los ingresos en el mismo periodo, a 24 mil 250 millones. Esta cifra record daría a Nadella una buena base a para empezar a ejecutar él mismo el plan de transformación.

Proceso de transformación

Sin embargo, hay muchas piezas en movimiento. Microsoft anunció el 23 de agosto que Ballmer iba a dejar la gestión diaria antes de 12 meses. Comenzó en ese momento la búsqueda del nuevo CEO dentro y fuera de sus filas. Se identificaron inicialmente a más de un centenar de candidatos, lista que quedó reducida a la veintena de nombres. Ballmer dijo desde el principio que Microsoft necesita sangre fresca para acelerar el cambio, con lo que la elección de Nadella planea dudas en este sentido.

Como dijo Bill Gates en la última junta de accionistas, era un hueco muy complicado de cubrir, porque se necesita a la vez a una persona con experiencia a la hora de gestionar un modelo de negocio tan complejo y con la capacidad de liderar una organización que depende tanto de la tecnología. Gates fue el primer consejero delegado de Microsoft; Ballmer el segundo.

Satya Nadella se citó entre los favoritos desde el principio. También a Tony Bates, que entró en la compañía tras la compra de Skype y que se encarga de aspectos estratégicos. Se sumaron desde fuera Stephen Elop, de la recién adquirida Nokia, y Hans Vestberg, de Ericsson. Alan Mulally fue el que más sonó, pero hace unas semanas dijo que no iba a abandonar a los de Ford Motor Company.

Elop también tenía muchos puntos a su favor, por su experiencia en el negocio de celulares y porque tuvo un cargo ejecutivo en Microsoft. De hecho se le vio por eso como un infiltrado en Nokia. Además, había una coincidencia de calendario. La integración del negocio de la finlandesa, por el que se pagó 7 mil 200 mdd, se completará este trimestre.

E-mail: barrosromo@gmail.com