Portal informativo de análisis político y social

CONCIENCIA DIGITAL: PARA GREENPEACE LOS DE GOOGLE SON MENOS COCHINOS

CONCIENCIA DIGITAL: PARA GREENPEACE LOS DE GOOGLE SON MENOS COCHINOS

Feb 11, 2012

Greenpeace, la agrupación mundial de activistas en defensa de la ecología, pone periódicamente una lista donde califica a las grandes compañías de tecnología e Internet en función de su política de respeto al medio ambiente. En la última clasificación publicada, Google sigue en la primera posición al hacer un promedio de todos los criterios evaluados, pero Apple y Facebook no figuran en la misma. Según Greenpeace, Apple, a pesar de su dimensión y excelente situación financiera no da pasos para mejorar su política medioambiental. Facebook, que tampoco aparece en la lista de honor, podría hacerlo el año próximo. La red social inventada por Mark Zuckerberg ha anunciado una reducción de su dependencia en el suministro eléctrico de empresas que emplean carbón en su producción e instalará un almacén de servidores en Suecia, cerca del Círculo Polar Ártico. Cisco es la segunda empresa con mejor nota en la citada lista con 49 puntos, a cuatro de Google.

 

Los miembros de Greenpeace comenzaron a evaluar el impacto ecológico de la industria tecnológica en el año 2009. Desde entonces la política de fabricación ha mejorado, aunque también se han hecho más estrictos los criterios de evaluación de la organización verde. Ya no se estudian únicamente los materiales que se emplean en la fabricación de computadoras personales o celulares, o sus sistemas de reciclaje, ahora también calculan la emisión de gases y su repercusión en el calentamiento del planeta. Incluso miden un concepto tan abstracto como las “intenciones ecologistas” de cada compañía. En dicho apartado, que entra por primera vez en la lista, el líder es la empresa de inversiones japonesa Softbank , que ha renegado de la energía nuclear tras el accidente ocurrido en Fukushima y pide que haga lo mismo todo su país.

 

Otro de los apartados que Greenpeace tiene en cuenta es el consumo de energía, y si es de las llamadas limpias o no. Según el estudio, el sector tecnológico es responsable del 2 por ciento de los gases que se emiten en el planeta. En la clasificación por empresas, la más limpia, energéticamente hablando, es IBM, seguida de Alcatel-Lucent a dos puntos, y a tres puntos se encuentran Cisco, Google, Dell y Wipro. En el apartado de soluciones climáticas y reducción de la dependencia energética, la mejor del año es Fujitsu, seguida por los de Ericcson y Cisco.

 

Como mencioné en el primer párrafo, en el conjunto de criterios, la empresa más limpia del año resulta ser Google (53 puntos sobre 100), seguida de Cisco (49) Ericsson y Fujitsu (48). La huella energética de Google fue de 1.46 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono, la misma cantidad que en 2010. Además invirtió 915 millones de dólares en proyectos de energía renovable, aunque en noviembre cerró sus plantas solares.

 

Estos análisis dependen de la voluntad que tengan las propias empresas de facilitar datos a Greenpeace, así como de comprometerse a alcanzar metas en los próximos años, de ahí que no haya datos de empresas fundamentales en el sector tecnológico, como es el caso de Apple. Tampoco aparece Facebook, aunque en diciembre Greenpeace se felicitó de haber conseguido que, con su presión, la red social dejara de depender de plantas energéticas con carbón.

 

Fusiona Google lo social en su buscador

Por cierto, hablando nuevamente de Google.com, cualquiera que utilice el buscador en su versión para Estados Unidos verá que los resultados de sus búsquedas han cambiado ligeramente. Se ha vuelto muy detallado y tiene además un perfil en Google+, ya que aparecen nuevas opciones para los resultados, entre las que destaca especialmente una llamada Your World y fotos de los contactos (amigos) que uno tenga en la red social, para filtrar contenidos generados por ellos.

 

Esto es importante porque de pronto el famoso algoritmo de búsqueda de Google empieza a dar prioridad a los contenidos que generan, comparten o sociabilizan, los miembros de los círculos de Google+ del usuario que está utilizando el buscador. Tanto, que aparecen como primeras opciones entre los resultados.

 

La lógica que defiende Google para esto es muy sencilla: ante la avalancha de información que existe actualmente en Internet, la probabilidad de que me interesen los mismos resultados que a mis conocidos (o a quienes sigo) es muy alta. Es una forma de filtrar y priorizar basada en el comportamiento social, algo que es totalmente natural a los seres humanos.

 

Al igual que con todo, esta nueva lógica tiene sus detractores e incrédulos, que ven detrás de esto un intento de monopolizar y dominar todo lo que hacemos en Internet por parte de la compañía. Puede ser, pero también es verdad que Google ya conoce mucho de nuestros hábitos y si se utiliza para que la recuperación de información sea más cercana a lo que realmente nos interesa, es un avance en lugar de un retroceso.

 

Como sea, no parece que Google vaya a cambiar el comportamiento de su buscador porque haya quienes desconfíen de su transparencia. De hecho, lo más probable es que esto solo sea el comienzo de un movimiento para integrar cada vez más la capa social-digital en todo lo que hacemos online y no conviene mantenerse al margen. En los próximos meses veremos que tanto Google como Bing comenzarán a realizar esto en sus versiones de buscadores a nivel mundial, no sólo para la Unión Americana.

 

E-mail: barrosromo@gmail.com

Twitter: @barrosromo