Portal informativo de análisis político y social

Conspiración en contra de nuestra patria

La semana pasada estuve de lo más amargo, por más que traté no pude como acostumbro dar buenas noticias, por eso ahora pleno de optimismo me propongo hacerlo y estoy seguro que cuando menos me saldrá un contrato para aparecer en los medios que pactaron dar un punto de vista positivo, aunque la realidad sea negativa.

Que horrible es que nuestro incombustible líder don Felipe Calderón Hinojosa defensor de la verdad y dirigente en la lucha contra la maldad y asechanzas del demonio, tenga, además de dirigir el país, las campañas y tenga que organizar todo movimiento contra la delincuencia y demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas, palabra que no sé cómo le ajusta el tiempo para todavía realizar la agobiante lista detallada de actividades que uno de sus cachanchanes dio a la prensa para afirmar que no era briago ¿a qué horas? No cabe duda de que se trata de un superhombre diferente de los millones de mexicanos que andamos a lo menso por la vida. Pues no le basta con eso, además como estadista de talla internacional que es anda sacando de broncas a gobernantes como Obama, quien cada que se le hace bolas el engrudo –desde que le prestemos dinero, asistencia técnica, asistencia en materia electoral ya que el ex senador de Illinois porque ya sabemos que quiere reelegirse y claro que en seguridad ya que todos sabemos porque así nos lo han indicado nuestras autoridades, que nunca mienten, que las ciudades norteamericanas son mucho pero mucho más peligrosas de Ciudad Juárez, según dicen personas nada enteradas hay un plan Washington para que nuestro país los apoye– por si fuera poco tiene que defendernos de las entidades del extranjero que yo creo deben haber sido penetradas por la delincuencia organizada y por eso nos atacan, pero para nuestra fortuna ahí está él y eso me tranquiliza.

Entre las entidades que muy posiblemente han sido penetrados por la maldad está la Organización de las Naciones Unidas (ONU por sus siglas en español), quien ya tiene varias semanas dedicada a lanzar falaces acusaciones en contra de nuestras instituciones, seguramente envidiosos de nuestro bienestar y de la paz que gozamos. Esta semana no tuvieron madre, yo sé que no me van a creer de entre las cosas que dijeron afirmaron que “el Comité de los Derechos de los Trabajadores Migrantes de Naciones Unidas criticó la incapacidad de México para perseguir y procesar a los responsables de la trata de personas y lidiar con efectividad con el “negocio de la inmigración” y siguieron diciendo barbaridades tales como que “resulta altamente preocupante que el Gobierno no haya hecho progresos evidentes para procesar a los responsables de la trata de personas”, bueno, si quitamos la matanza de 70 migrantes en agosto pasado en Tamaulipas pues es claro que exageran o ¿qué cree usted?

En otro ataque reciente un grupo de trabajo de las Naciones Unidas que vinieron a nuestro país, dijeron que en el actual sexenio había habido tres mil desapariciones, eso da coraje, yo creo que a esos cuates no los debían ni dejar entrar al país, ahí estamos de buenas gentes recibiéndolos, atendiéndolos y ya que estuvieron de gorrones, a criticar, eso no se vale.

Por fortuna, ahora no se quedaron callados y en una conferencia de prensa conjunta mandaron a dos subsecretarios, uno de Gobernación y uno de Relaciones Exteriores a darles un soplamocos a los mentirosos que afirmaron esas calumnias y fueron contundentes, es más, demandaron a la ONU que sea específica en su queja sobre las desapariciones, en buen camelo les dijeron que no digan tarugadas, que llamen las cosas por su nombre, que no es lo mismo estar desaparecido que estar extraviado, que aprendan a decir las cosas por su nombre, que extraviados sí hay, pero que si ellos están reportando desaparecidos, no confundan a los extraviados y que además sólo valen los desaparecidos que se hayan quejado en Derechos Humanos. Que es necesario que estos badulaques se adecuen a los tratados internacionales, que parecen analfabetas funcionales.

También recomendaron que saliera el Ejército de la guerra contra la delincuencia y les aclararon que no es guerra, que es lucha, que no inventen.

Tengo la sensación de que ante tal categoría de declaraciones, los funcionarios de las Naciones Unidas deben haberse quedado turulatos y deben haber citado a reuniones del Consejo de Seguridad, porque que nuestro país se salga de esa organización puede resultar catastrófico para ellos, por ello como un ciudadano que reconoce plenamente los éxitos de nuestro gobierno propongo que no dejen entrar al país a esos extranjeros que nada más vienen a criticarnos sin reconocer el esfuerzo que se hace.

E-mail: cenriguezuluoaga@gmail.com