Portal informativo de análisis político y social

CREATIVIDAD E INTELIGENCIA DELINCUENCIAL

CREATIVIDAD E INTELIGENCIA DELINCUENCIAL

May 29, 2011

Creatividad e inteligencia delincuencial

Mientras nuestras autoridades ni siquiera han sido capaces de cumplir con la evaluación de confianza y competencia de sus altos mandos y elementos operativos, del lado delincuencial trasciende su excelsa creatividad e inteligencia para someter al adversario y a las policías, cuando se supone tales valores debieran encontrarse en quienes confiamos el uso de la fuerza legítima del Estado mexicano.

Además de intrépidos y suspicaces, dejando estupefactas a las policías de todos los niveles, los delincuentes son mutantes, multifacéticos y hasta nómadas, como advirtiera el procurador de Justicia de Jalisco, Tomás Coronado Olmos, con lo que ahora entiendo por qué el País va de mal en peor, en materia de seguridad y justicia.

Por un lado, tenemos a delincuentes que cual película alienígena mutan, cambian de territorio, identidad y labor criminal, todo depende de lo que se requiera y en el momento que se necesite: igual son sicarios, secuestradores, extorsionadores, orejas, halcones, etcétera, ¿y nuestras corporaciones de seguridad?

Explicaba el primer fiscal jalisciense que por eso “se les denomina estacas, van y ablandan; precisamente se encargan de levantar o asesinar a las personas contrarias a sus grupos. Son personas que están un tiempo en un Estado, hay unos enfrentamientos donde ellos participan y obviamente cuando ya tienen antecedentes, se trasladan a otras entidades”.

Recientemente también un grupo de reporteros observaba incrédulo, la unidad blindada asegurada por la Policía Estatal en la zona Norte de Jalisco; tan hechiza como detectable a plena luz del día, todos se preguntaban cómo se había hecho, cuándo y dónde era utilizada para pasar desapercibida.

El “Monstruo Zeta”, al parecer copiado de unidades iraquíes, “se utilizaba para mandar grupos fuertes para atacar a los contrarios”, por eso contaba con espacio para una veintena de personas y una torreta para disparar a 360 grados, informó el secretario de Seguridad Pública, Luis Carlos Nájera.

Más tarde presentaron a los detenidos, que no podían esconder la juventud de sus rostros; aún así se percibía opaca, falta de esperanza en su mirada. Ellos argumentaron que estaban obligados a colaborar con el crimen.

No sé que duele más, ver hacia donde se va la juventud mexicana que debiera tener un abanico de posibilidades para mejorar su vida y la de sus familias; que los niños ya están padeciendo en su entorno las repercusiones de una difícil situación que vivimos en cuestión de seguridad y que es evidente con la reprogramación de la prueba ENLACE, o el ausentismo escolar en 10 municipios ubicados en la zona Norte de Jalisco a causa de enfrentamientos armados entre grupos contrarios de la delincuencia; o quizás, observar cómo algunas autoridades siguen discutiendo en torno a la prohibición de los narcocorridos.

Entonces ante este crítico escenario ¿qué panorama nos pinta hacia el futuro? Hoy en la zona Norte todavía los padres pueden decidir si mandan o no a sus hijos a la escuela, pero dentro de unos años ya no podrán tener ese poder sobre ellos, cuando eso suceda ¿qué elegirán entre la vida o la muerte?

También me preocupa escuchar a cada vez más personas que están pensando más de 10 veces en irse a disfrutar sus vacaciones en carretera, ya sea rumbo a Guanajuato, Colima, Durango o incluso a ver las mariposas Monarca en Michoacán.

Me sacude tan sólo pensar en lo grave del asunto, pues ya no nos preocupemos por los turistas extranjeros, los visitantes nacionales son los que suelen llegar a los destinos turísticos y quienes dejan mayor derrama económica; pero si comienzan a dejar de hacerlo, entonces sí, lamentarán con tristeza que la creatividad e inteligencia se encuentren al servicio de los delincuentes, y no de los ciudadanos que legítimamente reclaman gobernantes competentes y responsables.

 

* Es periodista multimedia

 

E-mail: analisis@notiemp.com