Portal informativo de análisis político y social

CRÍTICA CONSTRUCTIVA | Altruismo VS Burocracia

CRÍTICA CONSTRUCTIVA |  Altruismo VS Burocracia

Jul 18, 2015

Aunque no son muchos, los Bancos de Sangre en Guadalajara son indispensables, su función de recaudar, almacenar y procesar muestras sanguíneas de donantes a fin de aplicarlas en pacientes que así lo necesitan, hoy en día los hace una herramienta vital para salvar vidas.

Solo como dato, de una muestra sanguínea se pueden extraer eritrocitos, plaquetas, entre otros componentes muy útiles en la vida y salud de algún paciente que los necesite.

Según el sitio web del Centro Médico de Occidente (CMO), informa que la misión del Banco de Sangre y de sus servicios es la recolección, preparación, almacenamiento y aplicación de los diferentes componentes sanguíneos con el fin de restituir sangre o algunas de sus fracciones específicas que el paciente amerite.

Sin embargo, suena muy bien pero pierde su misión cuando la negligencia y burocracia hacen química ante las decenas de donadores que son rechazados diariamente por requisitos que nada tienen que ver con la donación del líquido sanguíneo o con la calidad del mismo.

Después de sufrir personalmente el viacrucis que viven cientos de personas que diariamente acuden a donar sangre, estoy obligado a levantar la voz y utilizar este medio de comunicación para ser eco del grito de molestia de mucha gente, de la falta de sensibilidad del personal del Banco de Sangre ante la desgracia y la necesidad de ver a un familiar o ser querido ser atendido de inmediato, por eso les comparto algunos ejemplos de lo que su servidor, en un día, fue testigo al donar sangre.

De todos es sabido que hay muchas personas que vienen de municipios foráneos porque tienen un familiar internado en el CMO y requiere sangre, sin embargo, eso no es todo, con tal de alcanzar una ficha para hacerlo, llegan hasta dormir en la calle, no obstante, una señorita, inconsciente ante la situación del donante, le pide su identificación y éste no la tiene (sea por lo que sea), dice que sólo trae una credencial de la escuela, razón suficiente para que la señorita que lo atiende le diga, sin más ni menos, que no puede donar. Que no importa de donde venga ni lo que haya padecido, simplemente que si no trae la identificación que ella quiere, no dona.

Ante eso me pregunto: ¿Acaso es más importante una identificación que el hecho de la donación de sangre? ¿Acaso una credencial de la universidad no vale en estos casos?

Sucesivamente a eso, fui testigo de cómo un paisano, de los miles de jaliscienses que migran a los Estados Unidos, vino a México a visitar a un familiar al Centro Médico de Occidente y quiso donar sangre a favor de su ser querido, y de nueva cuenta, el personal del Banco de Sangre, así, llanamente le negó el derecho a donar sangre porque no tenía una identificación mexicana. Debo decirlo, sentí hasta vergüenza ajena.

Después, otro caso similar, un hombre foráneo, que por cierto llegó desde las 6:40 am, y que aproximadamente a las 9:30 am le piden su identificación para donar y éste muestra su credencial de elector, pero de nueva cuenta la insensibilidad de la persona que atiende, le dice que no puede donar que porque la credencial de elector no es vigente, no tiene 2018. Carajo. Pues si iba a donar sangre no a votar, ¿Por qué negarle el derecho a donar sangre para un familiar que está internado, sólo por el estúpido pretexto de que la credencial no es vigente?

Total, regresé del Banco de Sangre a investigar los requisitos legales que debe presentar un donante, ¿y qué creen? No los hay, por lo menos no requisitos documentales, los únicos requisitos reglamentados son los de salud e higiene.

Ahora entiendo por qué no hay una cultura altruista y voluntaria de donación, ahora entiendo por qué los pobres pacientes buscan hasta por debajo de las piedras donantes que quieran, no sólo donar, sino enfrentarse al viacrucis que la burocracia provoca.

No me lo tomen a mal, es una Crítica Constructiva, al personal que labora en estas áreas les hago un llamado, sean más sensibles con la gente que más allá de donar sangre, está padeciendo un mal, un problema, un amargo dolor. Hagamos su carga más ligera, no seamos tan insensibles.

MAP Jonadab Martínez GarcíaAnalista Político
@jonadabmartinez