Portal informativo de análisis político y social

CRÍTICA CONSTRUCTIVA: Ayotzinapa visitó la FIL

CRÍTICA CONSTRUCTIVA: Ayotzinapa visitó la FIL

Dic 6, 2014

«Justicia» fue la última palabra después del conteo del 1 al 43 que un grupo de jóvenes exclamó en los pasillos de la Feria Internacional del Libro en Guadalajara. Debo decirlo, hace mucho no veía una manifestación tan bien pensada, tan uniforme, tan pacífica que hasta hizo que mi piel se enchinara, fue un momento donde el alma guardó silencio para escuchar el grito de la rabia y de la sed de justicia.

Ayotzinapa no ha muerto, Ayotzinapa ha marcado a una generación, y por encima que el presidente Enrique Peña Nieto intente callar invitando a los padres y a los mexicanos a cerrar el capítulo, las voces de esos jóvenes desaparecidos aparecieron y se multiplicaron.

Después de ver el «flashmob» que realizaron estos jóvenes, me quedé con la sensación de que Ayotzinapa vive, que el poder del autoritarismo y de la represión que intentó enterrar a los estudiantes desaparecidos, y que hoy intenta callar a los estudiantes vivos, no cumplirá con su cometido.

Me da mucha alegría ser de una generación de valientes, de jóvenes como los que se manifestaron en la FIL, que sin granadas o bombas molotov, sin palos ni pasamontañas, sin altavoces ni pintando bardas o rompiendo vidrios, hicieron más ruido que un zócalo lleno, hicieron más conciencia que cualquier mártir que se quema vivo para ser escuchado.

México vive un periodo de reflexión y de grandes cambios, lo malo es que México cambia pero no el sistema, así se hagan manifestaciones globales, hay quienes defienden y asumen la postura que en el país no pasa nada, de hecho y con cierto grado de cinismo, aseguran que los mexicanos vivimos felices. Me vienen a la memoria las palabras del aún Secretario de Desarrollo e Integración Social, Salvador Rizo, que declaró que los jaliscienses somos felices y vivimos en pleno bienestar.

Sumado al «flashmob» que por bendición fui testigo, la UNIVER me invitó a participar en un debate llamado «Antes y después de Ayotzinapa», y pude darme cuenta que el hartazgo ha llegado al límite, que gran parte de los jóvenes está harto del mal manejo de los recursos y de la falta de certeza de las instituciones.

Predomina el miedo al denunciar, predomina el miedo a quienes deberían asegurar la paz y la tranquilidad, predomina el miedo de pensar que México va sin rumbo, directo a la baja. Basta ver cómo sube la efervescencia de las manifestaciones y cómo baja el peso ante el dólar. Basta ver cómo sube la inseguridad y cómo baja la calificación de los mexicanos a la actuación de Enrique Peña Nieto a dos años de su administración.

México está harto y, al paso que vamos, no sé sí aguante los cuatro años que le restan al Presidente y su Gabinete.

No sé cuál será el capítulo que México está por vivir, pero ruego a Dios no sea el de cada año, que las festividades de fin de año hacen olvidar a los mexicanos sus penas, deudas y dolores. Tampoco se trata de privarse de disfrutar a la familia y a nuestros seres queridos, al contrario. Usted que me lee, disfrute al máximo, sea responsable, si toma no maneje, sonría, viva, ya luego en enero hacemos cuentas y lloramos juntos.

MAP Jonadab Martínez García
Analista Político
Twitter: @jonadabmartinez
Facebook: //Jonadab Martinez

%d bloggers like this: