Portal informativo de análisis político y social

CRÍTICA CONSTRUCTIVA | ¡Cómo evitar que nuestros niños mueran en accidentes viales!

CRÍTICA CONSTRUCTIVA | ¡Cómo evitar que nuestros niños mueran en accidentes viales!

Jul 23, 2016

Mientras usted lee esta opinión, lamentablemente un niño o una niña está perdiendo la vida por unos padres irresponsables que transportaban a un menor de edad en una motocicleta o en un automóvil sin las medidas de seguridad adecuadas.

El tema que nos ocupa encuadra dentro del ámbito de la movilidad y de la salud. Hablamos de prevenir accidentes viales donde estén involucrados niños y niñas, y esto es responsabilidad de los adultos, y principalmente de quien conduce un vehículo automotor.

Lo anterior está sustentado en lo establecido en el Artículo 189 del Reglamento General de la Ley de Movilidad y Transporte del Estado de Jalisco, el cual forma parte del Capítulo IV, denominado «El no uso de Sistemas de Retención Infantil», mismo que decreta:

Artículo 189. Para todos los efectos legales a que haya lugar, la responsabilidad sobre el uso de un sistema de retención infantil o asiento elevador al transportar a un menor en el interior de un vehículo motorizado, recaerá sobre el conductor del vehículo.

Sin embargo, en la práctica no sucede así, en la práctica la responsabilidad no siempre se le imputa al conductor del auto que transportaba el menor, sino al otro auto que se vio involucrado en el siniestro.

La Ley de Movilidad y Transporte del Estado de Jalisco establece en su artículo 19, fracciones XVIII y XXI que:

Artículo 19. Son atribuciones del Ejecutivo del Estado, que ejercerá de manera directa o a través de las dependencias y organismos de la administración pública estatal, según se establezca en esta ley y en sus reglamentos, las siguientes:

XVIII. Coordinar las actividades en materia de movilidad y transporte; así como de seguridad y prevención de accidentes viales, con las autoridades federales y municipales;

XXI. Aplicar las sanciones a quienes incurran en infracciones a las disposiciones de esta ley y a sus normas reglamentarias, en el ámbito de su competencia, y en la que, en su caso, asuma por la coordinación que establezca con los ayuntamientos;

A su vez el Reglamento General de la Ley de Movilidad y Transporte del Estado de Jalisco decreta:

Artículo 150. La Secretaría diseñará los ejes centrales para llevar a cabo las acciones de prevención de los principales factores de riesgo, como la falta del uso de cinturón de seguridad, de los sistemas de retención para menores, asientos elevadores o sillas porta infantes, la falta del uso del casco en motociclistas, el no respetar los límites de velocidad permitida y la conducción de vehículos relacionada con el consumo de alcohol, drogas, estupefacientes o psicotrópicos, el uso irresponsable de distractores al conducir y todos los que designen y señalen los protocolos y manuales en materia de prevención de accidentes.

Por eso, es necesario que los anteriores derechos se ejerzan en la práctica, en la vida diaria, en beneficio de millones de niñas y niños, no solo hasta que el accidente sucede.

Estoy promoviendo, con respeto a la competencia estatal, que los diputados locales tomen conciencia sobre esto, y presenten una iniciativa que proteja la integridad física de las personas menores de doce años que viajan en vehículos automotores.

¿Qué es lo que todo conductor responsable debería de tomar en cuenta al viajar con niños a bordo?

Sería lo siguiente:

• Los menores de doce años deben de ir siempre en el asiento trasero.

• Los menores de dos años deben usar un asiento tipo portabebés, especial para su peso y talla, preferentemente en el centro y viendo hacia atrás.

• Los niños entre dos y siete años deben usar un asiento elevador que sirve para que alcancen la altura necesaria para usar los cinturones de seguridad.

• Los niños de siete años en adelante pueden utilizar los cinturones (utilizando un adaptador) del vehículo automotor sin asientos especiales.

• Si se conduce llevando a bordo del vehículo automotor niños cuyo peso sea de 15 kilos en adelante, ellos deberán viajar en el asiento trasero, con el cinturón de seguridad debidamente colocado y de preferencia del lado derecho. De ese modo, el conductor podrá verlos.

La utilización de los sistemas de retención Infantil no es una recomendación, es una obligación, y por lo tanto debe ser sancionada de manera enérgica su omisión, siendo esto último el objetivo de la presente iniciativa de ley.

Por lo anterior, propongo que se sancione al conductor del auto o motocicleta que transporte a un menor de edad sin las medidas de seguridad, no solo con la multa administrativa que el Reglamento en la materia estipula, sino con la corresponsabilidad de las lesiones, daños y consecuencias que pudiera sufrir el menor si es víctima de un accidente vial, es decir, que la persona que transporte a un menor en un auto sin las medidas de seguridad o en una motocicleta, sea el corresponsable de las lesiones que el niño o la niña sufra, independientemente si el otro tuvo la responsabilidad o no.

Con esta medida reduciríamos bastante los graves índices de mortandad en niños y niñas; y por ende, las lesiones y discapacidades que los atormentan en su vida infante.

¿Qué tan importante es este tema?

• México es el séptimo lugar a nivel mundial de muertes relacionadas con la cultura vial, la cifra ronda las 24 mil muertes anuales.

• A diario mueren 66 personas por accidentes viales, lo que por hora serían aproximadamente tres personas.

• El 50% de estas muertes podrían ser evitadas si se siguieran las reglas de tránsito.

Cifras del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (CONAPRA), señalan que la quinta causa de muerte en niños de 5 a 9 años fueron los incidentes de tránsito y la segunda entre menores de 0 a 5 años.

Cuando el uso del asiento de seguridad puede reducir hasta 50% el riesgo de mortalidad de los menores.

De acuerdo con información internacional, las lesiones más frecuentes en niños de hasta 2 años, son las que se presentan en el cuello, generadas por el tamaño de la cabeza y la fragilidad de la columna vertebral; entre los infantes de 2 a 4 años, son las de cabeza, ya que las vértebras no son suficientemente fuertes para soportar las desaceleraciones bruscas.

Mientras que en niños de 4 a 10 años, las lesiones se producen en el abdomen, al correr el riesgo de sufrir hemorragias internas debido a que los órganos no están suficientemente fijados a su estructura abdominal.

Sin más palabras, mi Crítica Constructiva es muy clara, o le entramos al tema o dejamos que nuestros niños y niñas sigan muriendo.

MAP Jonadab Martínez GarcíaDiputado Federal
@jonadabmartinez