Portal informativo de análisis político y social

CRÍTICA CONSTRUCTIVA | Juntos sí podemos

CRÍTICA CONSTRUCTIVA | Juntos sí podemos

Jul 25, 2015

Guadalajara es una ciudad increíble, singular, con vida y luz propia, con costumbres y pragmatismos muy arraigados, con familias de todo tipo y de orígenes impensables, hay de todo, es un lugar que aún alberga grandes tradiciones y rincones que nos transportan a la historia de México, desde la colonia hasta la revolución, desde el arte barroco hasta la modernidad, desde un lado moral hasta el liberalismo, eso es Guadalajara, una ciudad diferente, una ciudad en vías de desarrollo, una ciudad que debe dejar de ser solo la capital del estado o la Perla de Occidente, sino la sede de Latinoamérica o la capital de la invención, innovación y progreso.

No se trata de soñar o anhelar, no se trata de desear algo imposible, no, antes bien, de una realidad futura, de una Guadalajara que se transformará en la principal ciudad del país.

La sociedad hoy en día tiene una esperanza, su confianza está puesta en Enrique Alfaro y en Movimiento Ciudadano, se esperan grandes cambios, y estoy seguro que así serán, pero hay un gran «pero», un «pero» que ha privado grandes proyectos, un «pero» que ha hecho que eventos tan importantes como los Juegos Panamericanos se enloden en señalamientos infértiles.

Sin embargo, antes de esperar lo que Enrique Alfaro haga o no haga en Guadalajara, siempre he dicho que los grandes cambios nacen y crecen de los ciudadanos, no de quienes los gobiernan.

Por ejemplo, si la ciudad luce sucia, no sólo es por la falta de limpieza del gobierno municipal, sino porque no tenemos conciencia o en algunos casos educación y tiramos basura en la vía pública; si las personas con discapacidad no encuentran cajones de estacionamiento, no es porque no haya sino porque están ocupados por personas sin respeto ni conciencia; si el transporte público hace la parada y la bajada donde bien le plazca, es porque los usuarios se la piden donde no es; si ese negocio que perjudica la convivencia aún existe, es porque alguien recibió una gratificación y se hizo de la «vista gorda»; y así muchos casos, hasta el crecimiento de accidentes viales nace de la sociedad, ¿por qué? Porque si aquel automovilista conduce como conduce, no sólo es porque la Secretaría de Movilidad no haga su trabajo sino porque solapamos conductas propias y extrañas sin pensar en los demás, por ejemplo: la falta de uso de casco de seguridad para motociclistas, la falta de uso de cinturón de seguridad, la falta de uso de sillas portainfantes, conducir bajo los influjos del alcohol, etcétera.

De manera muy fácil exigimos gobiernos de primer mundo, y me parece lo correcto, pero a la vez debemos ser ciudadanos de primer mundo. Haciendo sinergia, los cambios serán posibles, de otra manera nunca lo lograremos.

Al oriente de Guadalajara se generarán grandes cambios, proyectos que si la ciudadanía no aporta su granito de arena, difícilmente vamos a lograr mejorar nuestro entorno, pero SI LA ZONA ORIENTE DE GUADALAJARA aporta la parte que le toca, estoy seguro que transformaremos el lugar donde vivimos.

Por eso digo, Juntos Sí Podemos, y no me lo tomen muy personal, es solo una Crítica Constructiva, que si la tomamos en cuenta, pronto la zona oriente de Guadalajara será un lugar digno de ¡grandes eventos, grandes inversiones y grandes ciudadanos!

Hagamos el cambio, está en nosotros.

MAP Jonadab Martínez García@jonadabmartinez