Portal informativo de análisis político y social

Crítica Constructiva: La prevención salva vidas

Crítica Constructiva: La prevención salva vidas

Nov 25, 2017

Por Jonadab Martínez //

Los números no mienten, México es un país que no previene los accidentes viales, antes bien, práctica todos los días, en todo lo largo y ancho del territorio, diversos malos hábitos que ponen en riesgo la vida y el patrimonio de las personas.

Los humanos tenemos la capacidad de prevenir muchas cosas, por ejemplo: una mala racha económica, alguna enfermedad o algún riesgo previsible, sin embargo, la falta de cultura de la prevención ocasiona muchas veces que los hechos correctivos sean más cuantiosos o más complicados de enfrentar, sin embargo, hay riesgos que corremos todos los días que no gozan de una segunda oportunidad, tal es el caso de la integridad física y de la misma vida.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 9 de 10 accidentes viales son prevenibles, es decir, el 90% de hechos de tránsito pudieron evitarse si se hubiera tomado en cuenta algunos factores de riesgo vial, y por ende, el Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de la Violencia Vial, no existiría, pero existe porque es un momento para reflexionar, para concientizarnos que la vida se nos puede ir en un instante, y que el no tomar precauciones al transitar por la vía pública, puede terminar en la muerte misma.

La seguridad vial implica prevención y pondera la idea de preservar la integridad física y la vida misma, tanto la propia como la de los demás. Lo he dicho en diversas ocasiones y en varios medios: “La seguridad vial es tarea de todos, todos somos parte del problema pero también todos somos parte de la solución.”

Si las políticas públicas se encausan de forma equivocada, siempre estarán re victimizando a los que han fallecido por accidentes viales. Así, de forma errónea, se habla una y otra vez de las víctimas; se habla de las consecuencias y no de las acciones que pudieran haber evitado el trágico desenlace, que fatal o no, siempre dejará una huella que trasciende también a las personas cercanas.

Abordemos el tema desde la visión internacional, la Conferencia Mundial sobre Prevención de Lesiones y Promoción de la Seguridad, que se realizó en septiembre del año pasado, derivó en la denominada Declaración de Tampere, en donde se incluyen metas relacionadas con lesiones y violencia en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas para el 2030.

Algunos de los objetivos que se plasmaron en este documento son el reducir a la mitad la cifra de muertes y lesiones por choques automovilísticos a nivel mundial para el año 2020.

Obviamente, para poder reducir la cifra, es necesario ponderar la prevención de lesiones, que va más allá de la promoción de salud y seguridad, por lo que se orienta hacia la necesidad integrar a grupos de la sociedad civil, fundaciones y organizaciones comunitarias para que interactúen y trabajar unidos para lograr reducir el impacto de las lesiones y la violencia en sus países.

En Jalisco, se realizó el 15 y 16 de noviembre el “Congreso Estatal para la Prevención de Accidentes” en el que confluyeron actores gubernamentales, representados por el Consejo Estatal para la Prevención de Accidentes en Jalisco (CEPAJ), pero además diversos organismos de la sociedad civil y voluntarios.

La coordinación no debe ser compleja ni forzada, especialmente cuando se tienen intereses comunes, como por ejemplo, los dos exhortos de dos Congresos Estatales: Ciudad de México y Nuevo León, ambas entidades, votaron de manera unánime que la Ley General de Seguridad Vial se apruebe cuanto antes. La Seguridad Vial es de todos, todos somos altamente vulnerables en la vía pública y por ende, todos debemos mejorar nuestros hábitos de movilidad.

Esta acción, se suma al llamado que hizo el pasado mes de octubre en el Congreso de Puebla, el legislador Adán Domínguez. Así, ambos pronunciamientos atienden a la preocupación por el bienestar de las y los mexicanos, sin colores y sin fronteras.

Mi Crítica Constructiva va para todos aquellos padres y madres de familia, conductores y choferes, que transitan en vehículos ligeros o particulares, acompañados de menores de edad sin silla portainfante, peor aún, quienes no miden los riesgos y transportan a bebés en los brazos, sobre alguna motocicleta.

MAP Jonadab Martínez García

Diputado Federal

Twitter: @jonadabmartinez

%d bloggers like this: