Portal informativo de análisis político y social

CRÍTICA CONSTRUCTIVA | Mariguana y salud

CRÍTICA CONSTRUCTIVA | Mariguana y salud

Nov 14, 2015

En los próximos días presentaré una iniciativa de reformas y adiciones al cuerpo legislativo de nuestro país, que tiene por objeto legalizar los derivados con uso terapéutico y medicinal de la mariguana. Debemos dejar de debatir los instrumentos que mejoran la calidad de vida y dar paso a la modernidad, a medios alternativos que nos ayuden al bienestar de quienes padecen alguna enfermedad.

El hecho que nos ocupa es un tema de justicia social, de garantías y de derechos humanos y de salud, que por cierto el Estado debe asegurar mediante el acceso al diagnóstico, tratamiento y medicamentos; ya que las personas no eligen cuándo y de qué enfermarse, lo que sí eligen y deberían tener la libertad de hacerlo, es el medicamento que prefieren suministrarse para mejorar su cuerpo.

Ante la Cámara de Diputados presentaré tal iniciativa, ya que el Pleno debe servir como espacio de reflexión crítica que ayude a discutir de manera seria, responsable y realista lo relacionado con la utilización de la marihuana como tratamiento terapéutico alternativo para la mejoría de los síntomas de distintas enfermedades que agobian a millones de mexicanos.

Lo deseable es que los problemas se prevean, para así evitarlos, pero cuando éstos son una realidad hay qué resolverlos no con discursos sino con decisiones que se traduzcan en hechos.

En una sociedad que se mueve a gran velocidad, una visión bien definida de lo que se quiere ayuda a alcanzar los objetivos propuestos, evitando la ambigüedad que sólo lleva al fracaso. Por ello, apelaré a que la máxima tribuna del país sea un espacio de diálogo, que dote a la sociedad de nuevas y eficaces herramientas que mejoren su calidad de vida.

La iniciativa que presentaré a consideración del Pleno parte de la revisión crítica del contexto en que se encuentran las familias de personas que padecen una grave enfermedad, misma que disminuye sus capacidades físicas al punto de depender de alguien más para las más mínimas tareas cotidianas.

La propuesta se sustenta en buenas prácticas en el ámbito internacional en relación al uso de la mariguana para el tratamiento terapéutico alternativo para la mejoría de los síntomas de distintas enfermedades, lo cual será clave para el bienestar futuro de millones de mexicanos que hoy no están enfermos, pero que el día de mañana desgraciadamente lo estarán.

La solidaridad de unos con otros, sustentada en información sólida, experiencias de vida y compromiso real con las necesidades de los demás, es una tarea y una obligación irrenunciable de un diputado, respaldo que se fortalece a través de iniciativas de ley.

Estoy seguro que es el momento de dar este paso, de dar mejores y mayores alternativas para sanar enfermedades o por lo menos reducir el malestar que ocasionan a quienes las sufren.

Hoy, millones de personas que se encuentran enfermas en nuestro país y sus familias tienen ante sí un futuro incierto y desalentador con respecto al consumo de la mariguana como tratamiento terapéutico alternativo para la mejoría de los síntomas de distintas enfermedades que los aquejan, no estoy hablando de un contexto relacionado al ocio.

El uso de la mariguana con fines terapéuticos alternativos mejora la calidad de vida de quienes padecen algunas enfermedades, por eso concluyo con mi propuesta en concreto:

  1. Se redefine el listado de estupefacientes, incluyendo algunos cannabinoides.
  2. Se aclara que ciertas actividades relacionadas con estupefacientes se podrán realizar si su fin es un tratamiento terapéutico alternativo para la mejoría de los síntomas de enfermedades, y que no se podrá prescribir el uso del cannabis sativa, indica y americana o marihuana de manera aspirada.
  3. Se aclara que las recetas especiales, para la prescripción de estupefacientes, serán formuladas durante el tiempo que sea necesario de acuerdo a la prescripción médica correspondiente, tomando en cuenta que servirá para aliviar los síntomas de enfermedades crónico-degenerativas que requieren de un largo tratamiento, a veces incluso de por vida.
  4. Se redefine el contenido de los preparados que contengan cannabicromeno (CBC), cannabidiol (CBD), cannabigerol (CBG), y que formen parte de la composición de especialidades farmacéuticas.
  5. Se elimina al cannabinoide THC de la lista de sustancias psicotrópicas que constituyen un problema especialmente grave para la salud pública y se pasa a considerar junto con el cannabinoide cannabinol (CBN), como sustancias psicotrópicas con amplios usos terapéuticos y que constituyen un problema menor para la salud pública.
  6. Se propone que no serán punibles las conductas señaladas en el artículo 193 del Código Penal Federal cuando éstas se realicen como tratamiento terapéutico alternativo para la mejoría de los síntomas de enfermedades, y
  7. Se permitirá el consumo del cannabinol (CBN) y el tetrahidrocannabinol (THC), algunos isómeros y sus variantes estereoquímicas, como tratamiento terapéutico alternativo para la mejoría de los síntomas de enfermedades.

Mi Crítica Constructiva es superar los dogmas y los mitos, y creer en la ciencia y en investigaciones que han demostrado que la mariguana ayuda a mejorar la vida de quienes tienen enfermedades que requieren las propiedades de la citada planta.

MAP Jonadab Martínez García

Diputado Federal

@jonadabmartinez