Portal informativo de análisis político y social

CRÍTICA CONSTRUCTIVA: Más de 16 mil muertes al año por accidentes viales

CRÍTICA CONSTRUCTIVA: Más de 16 mil muertes al año por accidentes viales

Mar 14, 2017

Por Jonadab Martínez /

Para conocer y sensibilizarnos de la importancia de la Seguridad Vial en nuestro país, es importante conocer algunos números que nos apena informar pero que reflejan lo deficientes que hemos sido para atender un problema de salud pública en México.

Hoy, en México tenemos aproximadamente 400 mil accidentes viales, de los cuales más de 17 mil son en vías federales y cerca de 380 mil en zonas urbanas y suburbanas.

De estos accidentes viales resultan más de 122 mil heridos, de los cuales más de 26 mil sufren lesiones graves o que ponen en riesgo la muerte.

Tenemos más de 16 mil funerales por accidentes viales al año. Según los números del Observatorio Nacional de Lesiones, administrado por el Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (Conapra), la escala en fallecimientos pone al peatón como el sector más vulnerable, y luego al automovilista, motociclista, etcétera, respectivamente.i

Con estos ligeros, pero duros datos, podemos darnos cuenta del gran problema que vive nuestro país. Considerando los datos oficiales actualizados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) arrojan que, de enero a noviembre del año 2016, se han registrado 18 mil 915 casos de homicidio doloso en nuestro país.

Es decir, el número de fallecimientos por homicidio y por accidentes viales son casi los mismos, sin embargo, es notable la inversión que se ha hecho para prevenir la violencia, desmantelar a los grupos de la delincuencia organizada; en contraste, no hay acciones concretas para reducir el número de muertos por hechos de tránsito. ¿Acaso la vida o la muerte tiene valor o diferencia? ¿La manera de morir, es significativa para diferenciar cuáles se pueden prevenir o no?

Está comprobado que el 90% de los accidentes viales es prevenible, no obstante, no se atiende con seriedad este problema en México.

Por eso, desde el ámbito de mi competencia, estoy convocando a todos y todas, ONG, a las diversas cámaras empresariales, a los grupos organizados y participativos, a la sociedad en general, con mayor atención a quienes han sido víctimas de un accidente vial, directa o indirectamente, y a quien guste participar, en la elaboración de la Ley de Seguridad Vial.

No intento ni inventaré el hilo negro, mi propuesta versa en atender lo que México debió poner atención desde hace muchos años, como piso, el cumplimiento de la resolución 64/255, del 1 de marzo de 2010, de la Asamblea General de las Naciones Unidas que proclamó el periodo 2011-2020 como «Decenio de Acción para la Seguridad Vial», con el objetivo de estabilizar y posteriormente reducir las cifras previstas de víctimas mortales en accidentes de tránsito en todo el mundo, aumentando las actividades para tal fin en los planos nacional, regional y mundial. Asimismo, el 6 de junio del 2011 se publicó en el Diario Oficial de la Federación la Estrategia Nacional de Seguridad Vial 2011-2020, con el propósito de contribuir a reducir lesiones, discapacidades y muertes por accidentes de tránsito en la red carretera federal y vialidades urbanas de nuestro país, y que lamentablemente no se ha cumplido por parte del gobierno federal.

Adicionalmente, en el apartado 1.1.4 «Seguridad» del Programa Sectorial de Comunicaciones y Transportes 2013-2018, se contempla la necesidad de mejorar la seguridad de la infraestructura del transporte. Así, el Objetivo 1 del programa fue «Desarrollar una infraestructura de transporte y logística multimodal que genere costos competitivos, mejore la seguridad e impulse el desarrollo de la económico y social», y el objetivo 3 fue «generar condiciones para una movilidad de personas integral, ágil, segura, sustentable e incluyente, que incremente la calidad de vida», estableciendo estrategias y líneas de acción para lograr esos objetivos.

Al margen de lo anterior, convoqué a diversas autoridades a nivel nacional y se inició el trabajo con el Grupo de Coordinación para la Seguridad Vial en Carreteras y Vialidades Urbanas (GCSVCVU), encabezado por el Instituto Mexicano del Transporte (IMT) con el propósito de contribuir más eficazmente al logro de los objetivos del Programa Sectorial y conforme a la Estrategia Nacional de Seguridad Vial.

Me siento muy contento por el interés que mostró el gobierno federal, ya que asistieron directivos y funcionarios de alto nivel, representando a la Secretaría de Turismo (Ángeles Verdes), Secretaría de Gobernación (Policía Federal), Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Secretaría de Salud (CONAPRA), Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, así como de varios diputados federales interesados en este tema.

La Comisión Especial de Movilidad, que me honro en presidir, en virtud de la importancia que representa la emisión de un ordenamiento federal en materia de Seguridad Vial, concluyó esta reunión, con objetivos claros, con un calendario de objetivos y su cumplimiento, así como el compromiso de todos los actores a fin de concluir lo más rápido posible en este documento legislativo.

MAP Jonadab Martínez García
Diputado federal
@jonadabmartinez

i Fuente: Accidentes de tránsito terrestre en zonas urbanas y suburbanas. INEGI. Principales indicadores de siniestralidad en carreteras federales. Policía Federal. Varios años. Defunciones generales. INEGI/Salud.