Portal informativo de análisis político y social

CRÍTICA CONSTRUCTIVA | ONU hábitat la nueva agenda urbana

CRÍTICA CONSTRUCTIVA | ONU hábitat la nueva agenda urbana

Oct 22, 2016

A la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible se le ha denominado Hábitat III. Se realiza cada 20 años, la primera vez se desarrolló en 1976, y el compromiso inicial fue fortalecer el compromiso político global a favor del desarrollo sostenible.

En este año, Hábitat III se realizó en la ciudad de Quito, Ecuador; asisten delegaciones de todo el mundo, y durante una semana se comparten buenas prácticas de gobierno y organismos no gubernamentales que trabajan para disminuir la pobreza, aumentar la calidad de vida, combatir la degradación ambiental y el cambio climático.

La mesa de Hábitat III la conforman más de 200 países que integran la Asamblea General de las Naciones Unidas. México es uno de los países integrantes.

El mundo está poblándose de manera irracional, desproporcional y en total desigualdad, por eso la red mundial de países aliados a ONU establecen diálogos a fin de armonizar estrategias que ayuden a darle un respiro al planeta. Este proceso está siendo conocido muy de cerca por el organismo principal de ONU (Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos), conocido como ONU-Hábitat.

En el capítulo 2016 se le nombró la Nueva Agenda Urbana a fin de reflexionar sobre capítulos anteriores y corregir los erros del pasado, estableciendo nuevas estrategias y nuevas acciones para combatir el cambio climático y los problemas sociales que ocasionan los asentamientos humanos irregulares.

 

¿Qué contempla la Nueva Agenda Urbana?

Por muchos años se pensó que los problemas eran aislados, que solo impactaban a las personas que lo padecían directamente, pero no, se han dado cuenta que todos padeceremos el mismo efecto y las mismas consecuencias si no sumamos esfuerzos y armonizamos el trabajo realizado en los diferentes organismos que conforman el sistema de las Naciones Unidas. La Nueva Agenda Urbana también tendrá impactos significativos sobre las prioridades de desarrollo y los programas financiados por el sistema multilateral más amplio —el Banco Mundial, bancos de desarrollo regional y otros— y por gobiernos nacionales que llevan a cabo su propia financiación bilateral.

 

Conclusión

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible Hábitat III culminó en Quito tras 4 días en los que convocó a 45 mil personas de diferentes partes del mundo.

La Casa de la Cultura Ecuatoriana, el Parque El Arbolito y los alrededores de la Asamblea Nacional fueron las sedes de la magna cita, que abrió oficialmente el pasado 17 de octubre, pero comenzó a sesionar desde el 15. Bajo el lema «El cambio nace en el corazón del mundo», el encuentro resultó el marco propicio para reiterar la voluntad de los gobiernos de trabajar por mejorar la calidad de vida de sus pueblos, en especial en el tema relacionado con la vivienda y el desarrollo de las ciudades.

Durante 4 jornadas, delegaciones de los 193 estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) realizaron mesas redondas, sesiones de conferencias magistrales, reuniones bilaterales y exposiciones de experiencias favorables en temas de desarrollo urbano. Las exhibiciones presentadas incluyeron desde proyectos de ciudades inteligentes, a comunidades con construcciones antisísmicas o reportajes de asentamientos informales que con ayuda de organizaciones internacionales cambiaron el rostro de sus habitantes y cuentan hoy con viviendas decorosas. El evento mundial cerró con la adopción de la Declaración de Quito, documento en el cual se ratifican las líneas de la nueva agenda urbana que deberán cumplir los gobiernos en el esfuerzo global por erradicar la pobreza y elevar los estándares de vida a nivel mundial.

El documento promueve el crecimiento urbano planificado, busca incrementar la capacidad de respuesta ante hechos adversos causados por eventos naturales y los seres humanos. Recoge la inclusión, el respeto a la integridad a los refugiados; el respeto a desplazados internos y migrantes, independientemente a su situación migratoria. Asimismo promueve la energía limpia y el uso sostenible de la Tierra y sus recursos; además la adopción de vidas saludables y el aumento de resiliencia urbana. La Nueva Agenda Urbana «_es ya un hito para renovar nuestra esperanza a un mundo mejor»_, dijo Rafael Correa, presidente ecuatoriano, al dar por clausurado el evento. Según datos ofrecidos en la Conferencia, más de la mitad de la población mundial vive en asentamientos urbanos que crecen rápidamente y la mayoría, sin planificar, sobre todo en estados en desarrollo.

 

Retos para México

México enfrenta una de las crisis más graves de Movilidad, que conllevan problemas de tránsito, contaminación, explotación y crecimiento de zonas urbanas desordenadas, mal implementación de los recursos públicos y falta de planeación a futuro; sin lugar a dudas la recién Ley General de Asentamientos Humanos ayuda, no es la solución, solo orienta el desarrollo urbano y la planificación de nuevas metrópolis. Nos falta mucho por hacer, pero es satisfactorio haber logrado que la Movilidad Urbana Sustentable haya sido reconocida como Derecho a la Ciudad e integrada a la nueva Ley.

Ahora le toca a los gobiernos locales y municipales desdoblar la Ley General y ejecutarla según sea el caso, es tiempo de poner orden, cueste lo que cueste. Se requiere responsabilidad social, compromiso participativo y que la sociedad reflexione en el país que quiere heredarle a sus hijos.

 

Lo pendiente

La seguridad vial, que conlleva cientos de muertes, miles de accidentes, millones de pérdidas patrimoniales. Es un tema que sigue pendiente, que le debemos entrar con seriedad y objetividad.

MAP Jonadab Martínez GarcíaDiputado Federal
@jonadabmartinez