Portal informativo de análisis político y social

CRÍTICA CONSTRUCTIVA | Presupuesto Base Cero

CRÍTICA CONSTRUCTIVA | Presupuesto Base Cero

Sep 12, 2015

El Presidente de México ha propuesto que el presupuesto del año 2016 sea base cero, por eso quiero dedicar este espacio para explicar a los lectores de Conciencia Pública qué significa y los alcances de esta propuesta.

El presupuesto base cero es una iniciativa que data de hace varias décadas atrás, es un proceso presupuestal que propone ajustar el capital económico a programas que realmente estén activos, es decir, requiere que el solicitante (ente público) explique detalladamente la totalidad de su solicitud, de tal forma que evita repetir presupuestos anteriores o sólo ajustes a un presupuesto del año anterior.

En México, regularmente los gobiernos presupuestan tomando como base el presupuesto del año inmediato anterior, sumando la inflación y el crecimiento económico para requerir el del año siguiente, en contraste, el presupuesto base cero parte de requerimientos iniciales proyectados bajo necesidades y prioridades reales.

Es obvio que hay partidas que durante el año corriente dieron buenos resultados, es válido que se repitan, la diferencia consiste en que a pesar de que se repitan deben justificar detalladamente su naturaleza, su contexto y sus alcances.

Según los especialistas, éste presupuesto es útil y facilita la aplicación óptima de los recursos cuando la situación económica es variable, corre riesgo o tiende a una desestabilización económica, en otras palabras, es preventivo a una situación global, inherente a un mercado local (nacional).

Además de lo anterior, evita subejercicios tan grotescos, evita repetir partidas obsoletas y gastos innecesarios.

Agrego a mi comentario un balance de riesgos que México enfrentará en el año 2016.

Dentro de los elementos que podrían materializar un efecto negativo en las estimaciones para 2016, se encuentran las siguientes:

  • Menor dinamismo de la economía de Estados Unidos, la producción industrial podría crecer de manera más moderada como resultado de la apreciación del dólar y los precios de los energéticos podrían desincentivar la inversión en el sector.
  • Debilitamiento de la economía mundial, existe el riesgo de una mayor desaceleración para algunas economías como China, Brasil y Rusia.
  • Elevada volatilidad en los mercados financieros internacionales, debido a la normalización de la política monetaria de Estados Unidos, a la falta de una solución estructural a la crisis de deuda de Grecia: a una mayor desaceleración económica y vitalidad en los mercados accionarios en China, y a las tensiones geopolíticas.

Por lo que México pasará, en el vocabulario aeronáutico, por una turbulencia que podría hacerlo aterrizar de emergencia o hasta desplomarse de un momento a otro. Serán grandes riesgos, y lo peor, muchos de ellos no están en manos del presidente Enrique Peña Nieto.

Mi Crítica Constructiva es más constructiva que nunca, dejemos de invertir en programas asistenciales e invirtamos en educación y en crecimiento local económico. De lo contrario, seguiremos dependiendo en gran parte de los mercados internacionales.

MAP Jonadab Martínez García
Diputado federal
@jonadabmartinez