Portal informativo de análisis político y social

CRÍTICA CONSTRUCTIVA | ¿Sirve de algo renunciar al bono navideño?

CRÍTICA CONSTRUCTIVA | ¿Sirve de algo renunciar al bono navideño?

Dec 3, 2016

En campaña, mucha gente, de frente, cara a cara como se deben decir las cosas, me dijo de manera frontal que ya no confiaban en nadie, que todos éramos iguales, que todos éramos unos aspirantes al dinero y que de ganar la elección nunca regresaríamos a recorrer las calles del distrito.

Mi respuesta siempre fue y sigue siendo la misma, no soy como todos, no somos como los del PRI o como los del PAN, la gente no nos creía mucho y con mucha razón. Debíamos demostrarlo con hechos, con contundencia, sin mordazas y en congruencia.

Gracias al voto y la confianza de la gente, ganamos la elección, y ahora, las promesas se transforman en compromisos, las palabras deben ser hechos cumplidos, en ese tenor, llegamos a la Cámara de Diputados.

Al llegar, y notar a la inmensa mayoría que representa el PRI, el PAN y el PRD, es evidente la diferencia, de 500 diputados federales, nosotros, los diputados ciudadanos somos apenas 24 legisladores. Somos un grupo pequeño pero con grandes diferencias al resto, ese fue nuestro compromiso y debíamos cumplirlo. ¿Cómo? Con hechos.

Por eso, inmediatamente al llegar, renunciamos al seguro de gastos médicos mayores y al seguro de vida privado, porque no es justo que además de nuestra afiliación al ISSSTE también gocemos de este tipo de privilegios que la mayoría de mexicanos no tiene acceso, y que me parece ganamos lo suficiente como para pagarlo de nuestro bolsillo.

En fin, como era de esperarse, nadie más renunció, solo los diputados federales de Movimiento Ciudadano. ¿La gente lo recuerda?

Después de eso, llegó otro exceso sinvergüenza que verdaderamente ofende a los mexicanos, el pleno de la Cámara de Diputados se autoautorizó un bono navideño de manera discrecional, bueno, discrecional hasta que los diputados ciudadanos destapamos la cloaca de la corrupción y el cinismo del resto de los grupos parlamentarios, ya que exhibimos que el PAN, el PRI, el PRD y los demás cobrarían un bono navideño que oscilaba entre los 300 y 350 mil pesos por diputado. Esta acción nos hizo ganar enemigos al interior de la Cámara de Diputados, ya que dimos a conocer este tipo de prácticas que revela lo avaros y ladrones que son la mayoría de diputados federales.

¿Qué sucedió? Lo esperado, cobraron ese bono navideño y lo de siempre, la gente sigue juzgando a todos por igual, aunque los diputados ciudadanos hicimos algo histórico, algo que nunca antes alguna bancada había hecho, la gente nos sigue metiendo a la misma canasta de políticos corruptos y ladrones.

Posterior a eso, fuimos la primera bancada en publicar su declaración 3 de 3, nunca nadie lo había hecho, nunca ningún grupo parlamentario lo hizo, ni lo ha hecho. ¿Lo recuerda la gente?

A un año de aquel capítulo, hoy se abre uno nuevo, hoy de nueva cuenta el resto de los diputados federales, de todas las bancadas, se adjudican un nuevo bono navideño, esta vez de mayor cantidad que el año pasado, un poco más de medio millón de pesos, y otra vez, los diputados ciudadanos hemos decidido renunciar a esa prebenda que lo único que hace es ofender a los mexicanos, ¿ofender? Me nace esta pregunta después de analizar los procesos electorales de este año, ¿realmente los mexicanos se ofenden? Pregunto porque volvió a ganar el PRI y el PAN, los dos partidos políticos más añejos de nuestro país, y que ambas bancadas en la Cámara de Diputados siguen viviendo y enriqueciéndose de manera discrecional a costa del dinero público.

Desde niño mi madre me enseñó que tomar cosas que no me pertenecen, se llama robo. Algo así es lo que sucede con el resto de las bancadas, pero ¿sirve de algo no ser como la mayoría ante la sociedad? En lo personal tengo la frente en alto, con dignidad y mucha autoridad moral de caminar por las calles sabiendo que actué de manera honesta, pero, ¿a la gente le importa eso? ¿La sociedad valora que un político sea diferente?

Lo anterior es una reflexión pública, no sé si hablamos de esa doble moral que tanto ha caracterizado a los jaliscienses que señalan excesos de los partidos políticos pero venden su voto por una despensa o un monedero electrónico, no sé, pero lo que sí sé es que no todos somos iguales, que somos un Movimiento Ciudadano diferente, que al parecer nos costará varias generaciones cambiar la política pero ya empezamos. Y esto no lo detiene nadie, seguiremos diferenciándonos hasta en la imagen del Movimiento, una imagen fresca, distinta, innovadora, heroica, generacional, y en lo personal me da mucho gusto ser parte de esto, ser y estar en el momento en que se dio un giro de 360° a la política nacional.

Esta opinión es a título personalísimo, abierto a la crítica constructiva y al juicio público. Nos leemos en la siguiente oportunidad.

MAP Jonadab Martínez García
Diputado Federal
@jonadabmartinez