Portal informativo de análisis político y social

CRÓNICA PÚBLICA | El juego de las sillitas en el gabinetazo

CRÓNICA PÚBLICA | El juego de las sillitas en el gabinetazo

Ago 29, 2015

Sí, así como lo lee, en el gabinetazo del presidente Enrique Peña Nieto, integrado sólo por amigos y no precisamente los más capaces y comprometidos, parece que sólo juegan, a veces, a las sillitas como en el juego de niños donde se colocan 10 sillas y 12 niños corren alrededor al ritmo de la música, cuando ésta se detiene todos deben tratar de quedar sentaditos en una sillita, las situaciones chuscas que suceden cuando vemos cómo tratan de aferrarse a la sillita son comunes, pues así parece que están haciendo los cambios en el gabinete de Enrique Peña Nieto, donde pareciera que un niño está jugando a las sillitas con sus amiguitos, el problema es que lo que está en juego es el rumbo del país y la calidad de vida de millones de mexicanos, pero lo que también está claro es que los integrantes del gabinetazo de EPN están lejos de entender esto, pues están lejos siquiera de conocer de cerca la necesidad de millones de mexicanos.

No podemos decir que los cambios son positivos, mucho menos que influirán en cambios y mejoras para el país, la realidad es que estamos lejos de eso, los cambios podrían obedecer a dos factores: la amistad de los integrantes del gabinete con el presidente o meramente un tema electoral donde se busca posicionar a determinado actor político con proyección hacia 2018, en cualquiera de los casos y cambios ninguno de los titulares del gabinete presidencial ha logrado dar los resultados esperados.

Uno de los cambios que se debió dar desde hacía ya tiempo es el de Rosario Robles al frente de la Sedesol, ya que desde que ocupó el cargo poco o nada ha logrado hacer y se podría evaluar como un fracaso la Cruzada contra el Hambre.

Lejos de ser visto con buenos ojos su actuar, es malo ante la percepción de la gente, la Cruzada contra el Hambre es eso, un programa de «limosnas» para los más pobres, donde hace ver a los funcionarios como «salvadores» que vienen a erradicar el hambre, la gente no busca que le den de comer, que le regalen comida, la gente necesita y exige igualdad de oportunidades, empleos, seguridad social y educación para sus hijos y así poder llevar una vida digna, no limosnas donde se condiciona comida a cambio de asistir a mítines o eventos de funcionarios o políticos donde se tienen que escuchar discursos, donde se anuncian los grandes logros de dicho programa, eso es humillante y en nada ayuda a erradicar la pobreza, por el contrario humilla y somete al que más necesita.

Rosario Robles sale de la Sedesol, pero ahora estará al frente de la Sedatu en sustitución de Jesús Murillo Karam, o sea que no funcionó en Sedesol y ahora se le premia enviándola a la Sedatu y no despidiéndola como debería de ser, ninguna de las dos dependencias son áreas que Robles domine técnicamente ya que es política y no técnica.

Y ni qué decir de Jesús Murillo Karam que venía de ser procurador general de la República y posiblemente porque ya estaba «cansado» lo mandan a la Sedatu, dos áreas que no están ni remotamente relacionadas. Hoy ya está fuera del gabinete para que pueda descansar.

Un cambio que resulta interesante y que parece más electoral que de amistad es el de José Antonio Meade, que deja la SRE y ocupará la Sedesol, deja una dependencia de relevante importancia y se traslada a otra del mismo calibre dejando su lugar al frente de la SRE a Claudia Ruiz Massieu, aquí el enroque es interesante pues estamos hablando de dos perfiles que se habían mantenido relativamente bajos, pero que podrían tomar relevancia en los próximos meses con miras al proceso electoral de 2018, dos perfiles competitivos pero que en común tienen lo ya mencionado, no son técnicos especializados en sus áreas ni en las que ocuparán.

Otra de las salidas que debieron darse de inmediato es la de Monte Alejandro Rubido, Comisionado de Seguridad, mismo que debió salir del Gabinete el mismo día que se fugó Joaquín «El Chapo» Guzmán, pasaron dos meses para que esto pasara mientras el presidente se encontraba en «un viaje histórico para México» por Francia, en sustitución llega Renato Sales.

La salida de Emilio Chuayffet de la SEP en medio de críticas y cuestionamientos, pero no es por esto que es removido sino por un aparente problema de salud, es sustituido por otro cercano a EPN, Aurelio Nuño, quien fuera Jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, de nuevo, dos áreas que no tienen relación entre sí, será ocupada por alguien que no cuenta con el perfil académico, magisterial o técnico. Su cercanía con EPN es su mejor carta.

Los cambios son necesarios para mejorar, se sustituye a quien no da resultados y retrase el avance de un proyecto de nación, estos cambios parece ser son para sacar de la cancha a unos malos y cambiarlos por otros igual o más malos. Al final todo queda entre amigos que juegan a las sillitas.

Consultor y Analista Político
twitter; @AlbertoTejedaRT
facebook; Alberto Tejeda