Portal informativo de análisis político y social

CRÓNICA PÚBLICA | Salvando Vidas, buen programa, mala dirección

CRÓNICA PÚBLICA | Salvando Vidas, buen programa, mala dirección

Ago 15, 2015

La semana pasada vimos un video «filtrado» donde se apreciaba a un funcionario de la SEMOV alcoholizado y quien fue detenido en un retén del Operativo «Salvando Vidas». En el mismo video podemos escuchar cómo quien lo graba realiza preguntas indiciadas para así obtener una declaración tendenciosa, lo que terminó como un escándalo e indignación en redes sociales que concluyó con el cese de 10 elementos de las llamadas «toritas».

Con el afán de abogar por la razón, las agentes de movilidad recibieron órdenes: si no las acatan son arrestadas. Quien debió ser removido del cargo en el momento es quien grabó el video y quien dio la orden, que es la misma persona. Las agentes sólo cumplen órdenes y ese fue su error.

Al momento que la SEMOV supo del video sancionó a las agentes involucradas. Tres semanas después, cuando el video salió a la luz, de nuevo sancionó a las agentes, ahora cesándolas del cargo, o sea que sancionó por segunda ocasión con base en un «periodicazo» cuando ya había una sanción previa.

Pero vamos al inicio, «Salvando Vidas» es un programa que ha logrado salvar un sinnúmero de vidas y es el resultado del esfuerzo de muchos años por parte de diversas organizaciones civiles, donde se legisló para crear una ley salvar vidas y posteriormente el operativo que dio como origen la creación del escuadrón élite de las llamadas «toritas», que está libre de la corrupción habitual en la mayoría de los agentes de Movilidad y que día a día los padecemos en las calles.

Hasta ahí vamos bien, ahora vamos más al fondo del tema para entender el contexto de lo sucedido.

El objetivo del operativo es impedir que una persona alcoholizada conduzca un automóvil y ocasione un accidente. Los resultados, según cifras de la autoridad:

3 mil 464 conductores detenidos por «Salvando Vidas» han pagado una sanción económica

6 mil 252 infractores han recibido arresto administrativo inconmutable

5 mil 970 conductores han sido retenidos en los puntos de control del operativo

307 mil 135 pruebas de alcoholimetrías aplicadas desde noviembre de 2013

Sin embargo, en contraste, el propio Gobierno del Estado refiere que los accidentes viales siguen siendo la primera causa de muertes en Jalisco.

Si analizamos los accidentes que ocasionaron muertes por la presencia de alcohol, de los meses de enero a julio desde 2012 a 2015 vemos que en el primer semestre de dichos años se contabilizaron 105 en 2012; 82 en 2013; 62 en 2014, y 78 en 2015.

Por ello deberíamos cuestionarnos si el criterio de medición para elaborar las estadísticas que respaldan los «logros» del programa son los adecuados. Actualmente sólo se contabilizan las autopsias en donde hubo un accidente vial. Pero ¿y qué pasa con el automovilista ebrio que mata a un sobrio? Esa estadística no existe para la autoridad, o tal vez no le conviene mostrarla.

Todos sabemos que en la mayoría de las ocasiones, el borracho que conduce un auto y comete un homicidio imprudencial queda vivo y a veces ni recuerda lo sucedido. Esos no están en los números y tal vez valdría la pena contar a los vivos y no sólo contar a los muertos.

Por otro lado, supongamos que el Gobierno del Estado encomendó este programa al mejor perfil con que cuenta. Con capacidad profesional, sensibilidad y honorabilidad para llevarlo a cabo. Si fuera así, escándalos como los que han salido a la luz en donde funcionarios gozan de impunidad, o ciudadanos son agredidos por algunos malos elementos operativos no deberían existir.

Mientras los ciudadanos no quieren ser «salvados» y burlan el operativo, conocen sus horarios y sus métodos de tal forma que si no quieres ser sometido al alcoholímetro en la calle, existen muchas mañas para evadirlo, por lo que las políticas públicas que lo involucran deben tener una característica fundamental: ser tan dinámicas como el ser humano mismo.

Dicen que a todo se acostumbra uno, y en este caso nos hemos acostumbrado al «torito». Ya le perdimos el miedo, ya lo «capoteamos», ya no nos intimida y hasta lo burlamos.

Es momento urgente de evaluar a sus directores, someter a prueba la honestidad de todos sus miembros y corregir de manera decidida lo que se esté haciendo mal, seguir con lo bueno y tener a los perfiles más preparados y humanos al frente de un programa con la importancia como es «Salvando Vidas»

Consultor y Analista Politico
twitter: @AlbertoTejedaRT
facebook: Alberto Tejeda