Portal informativo de análisis político y social

CRÓNICA PÚBLICA | UBER vence al monopolio en DF

CRÓNICA PÚBLICA | UBER vence al monopolio en DF

Jul 18, 2015

La gente aguanta, pero cuando se cansa, se cansa, eh! Esto lo viven los taxistas pero no lo comprenden o no lo aceptan para buscar mejorar, por un lado es imposible siquiera comparar un coche nuevo de gama Premium, Passat, BMW, Mercedes o Audi contra un Tsuru de hace 10 años, destartalado, que huele mal y con peluche en el tablero, pero aún más importante es que los taxistas olvidaron la «calidad de servicio y precio justo».

La lucha UBER vs Taxis se intensifica con la regulación, lo que provocó que los taxistas recurrieran al amparo, lo que deja claro que taxistas no buscan la regulación y una competencia en igualdad de condiciones sino monopolizar el servicio obligando al usuario a la buena o a la mala a utilizar un solo servicio de taxi y negándole la oportunidad a elegir el que mejor le parezca. No han consultado al usuario para conocer sus fallas y así mejorar.

La gente aguanta, pero cuando se cansa, se cansa, eh! Esto lo viven los taxistas pero no lo comprenden o no lo aceptan para buscar mejorar, por un lado es imposible siquiera comparar un coche nuevo de gama Premium, Passat, BMW, Mercedes o Audi contra un Tsuru de hace 10 años, destartalado, que huele mal y con peluche en el tablero, pero aún más importante es que los taxistas olvidaron la «calidad de servicio y precio justo» el cliente busca mejor servicio y eso no les gusta. Las acciones violentas de los taxistas al retener a choferes UBER y hacerse de palabras con usuarios q

ue los critican, nos afirman algunos hechos. El primero: que a los taxistas no les importa mejorar, sólo el dinero; la segunda: esto ha provocado que la gente simpatice y apoye a UBER ante las acciones y amenazas de los taxistas que en la desesperación han recurrido a la violencia. La

regulación de la Ciudad de México para UBER y Cabify establece que todos los vehículos estén registrados ante la SEMOVI, la donación del 1.5 porcentual de cada viaje realizado para la creación del «fondo para el taxi, la movilidad y el peatón» que al día de hoy no existe y por tanto los taxis no aportan para tal, me deja dudas la aplicación de este fondo que será aproximadamente 1.5 millones de pesos mensuales. Ahora, lo malo

no sólo es el pésimo servicio de los taxistas en unidades destartaladas donde nos cobran lo que quieren, sino que amenazan al gobierno con «tomar otras medidas» si no paran el servicio que presta UBER, o sea que no quieren competencia, creen ser dueños de la ciudad, parece que los taxistas no entienden algo muy sencillo y es que tienen qué mejorar el servicio que prestan, actualizar sus unidades y ser más atentos con sus clientes, pues es el mismo cliente quien decide a quién le paga para que preste el servicio y nadie puede obligar a alguien a abordar un taxi si este prefiere utilizar UBER.

Los taxistas exigen al Gobierno de Jalisco la creación de una App con costo de 3.5 millones de pesos, en primera el gobierno no debe de pagar por una aplicación, esa la deben de pagar los propios taxistas; la segunda, nadie va a utilizar una app para pedir un Tsuru «tuneado» con peluche y luz neón conducido por algún chofer con olor a crudo, malhumorado y sin taxímetro. No hemos escuchado que los taxistas ofrezcan mejoras en el servicio, como reemplazar sus viejos carros por coches de gama Premium, ser educados, usar taxímetro y cobrar lo justo y no lo que

ellos quieran. Los vemos exigiendo y amenazando pero no ofreciendo mejoras que beneficien al usuario, al cliente que es el que manda. El servicio de UBER parece estar en vías de regularizarse y los taxistas deben adaptarse, mejorar y actualizarse o de plano seguir como hasta ahora y resignarse a desaparecer, porque nadie paga por un mal servicio y menos si es inseguro o de mala gana

.Sugiero a los taxistas que

antes de bloquear calles, de exigir, pregunten a la gente qué no le gusta del servicio que prestan, escuchar y aceptar la crítica, que realicen las mejoras que el usuario pide, ser justos en el cobro, que denuncien a los choferes coludidos con delincuentes y desprestigian a los buenos taxistas, que propongan antes de exigir algo que no han merecido y que le deben al usuario, calidad de servicio.

Aunque logren mejorar el servicio, los taxistas no deben tomar acciones gansteriles e infringir la ley, jamás van a competir «reteniendo» o secuestrando momentáneamente a choferes de la competencia, eso, lejos de ayudar, perjudica su imagen y confianza que les podría tener la gente ya que demuestra que son capaces de todo y no da confianza subirse con un taxista que secuestra o agrede. La regulación es positiva y marca referente, esperemos que pronto se aplique en Jalisco pero también

alcance a taxistas y se les exija mejorar y estar a la altura de calidad de UBER, todo esto se trata de privilegiar al usuario. El cliente es el que manda.

Consultor y Analista
Políticotwitter: @AlbertoTeje
daRTfacebook: Alberto Tejeda