Portal informativo de análisis político y social

Cuando existía el sistema

Cuentan Germán, que todo tiempo pasado fue mejor, ve tú a saber, otros dicen que no, que siempre pa’ delante, aunque derribes vetustos muros y destruyas cimientos ¿se les habrá olvidado?, o ¿es ignorancia?, o ¿estupidez pura?, que árbol al que le cortas la raíz no da frutos, pos el tal sistema Germán yo no sé si era perfecto, pero… pero de que funcionaba, funcionaba, el país se mecía como la mar en calma chicha –así dicen los marinos, y de mar algo deben de saber– pero empezó Salinas y terminó Zedillo y se acabaron el sistema y se embraveció la mar, tsunamis, terremotos, diluvios y nadie haya su lugar, los cuatro jinetes del Apocalipsis andan sueltos.

No hay sistema, no hay orden, no hay cuadros sino litografías y la mayoría chafas y sin mensaje, tronaron a Jongitud, al bote con la Quina, don Fidel era momia portátil, el ultimo Presidente –lo que se dice Presidente– que lo respetaran pues –dicen que tenía familia política de raros negocios (dicen, no yo)–, puso al que todo se lo debía en huelga de hambre, le metió su hermano al botellón, al final se acobardó, dio un mensaje a la Nación antes que el cómputo fuera oficial de que el País tenía cambio de dueños, que no de Presidente (los últimos dos no han servido ni de bofe pa’l gato) –el Malboro nunca mandó, si acaso Martha– y entre ese mingorote de híbridos de la política, destruyeron el sistema y desmadraron el País, ahora en México no hay paz ni en los sepulcros. Ay… aquellos tiempos señor don Simón, ya no existe don Ferruco y menos la Alameda, la tumbó Pettersen dizque pa’ los PAN americanos y todo quedó en nido de parias, paseo de golfas y deuda pública que sabrá Dios además del pueblo quién irá a pagar, políticamente digo (yo creo que el doctor), económicamente pos tú.

Tenemos más de 10 años de campaña hermano, y en semejante payasada han pasado dos cosas, el dinero del pueblo se ha dilapado y algunos se lo han robado, imagínate un País del quinto mundo –aunque se enoje Borrego– tiene al hombre más rico del mundo y la otra es que este País está dando asilo político y delincuencial hasta al que no lo pide (acuérdense del chino de las anfetaminas), tiene 10 años invadido de pirañas, fouches, maquiavelos y cuanto genio o lacra llegue destruyendo, que no ayudando a la mitad del País que no se robaron los gringos, en este País no necesitas tener maestría o doctorado para que te tomen en cuenta, basta ser extranjero y con aureola de golpista, sino, ni madres.

Y en estas manos estamos Caimán, ¿que los najayotes que pretenden la flácida ubre del poder no podrán entender que tienen que volver a reconstruir un sistema para frenar la destrucción y volver a empezar, ¿qué, a esta totonaca monarquía ya se le olvidó que cuando el pueblo se harta y tiene hambre y aparece una María Antonieta diciendo que si el pueblo no tiene pan que le den pastel?

O un borreguno ministro diciendo que con seis mil mensuales puedes pertenecer hasta el Country Club y que por estupideces como esas existió la guillotina. Con una gran diferencia, la guillotina en Francia (antes de Sarkozy) dio nacimiento a una gran Nación, en México con la vecindad de los gringos daría nacimiento al Taiwán de América, amurallando pa’ que los muertos de hambre del sur –plan Mérida– no le lleguen a las gringuitas y si sus devaluados garañones se trinquen a las morenas de allende las fronteras, ¿remember Cuba?, lo que estoy viendo es que México políticamente es un país huérfano de progenitora, con contadas excepciones, políticamente México, no tiene MADRE. Señores a construir un Sistema y cambios políticos, tratarlos como debe de ser, cada seis años.

Quién es el que anda ahí… es Cri Crí… es Cri Crí… y quién es ese señor… el grillo cantor.

Hasta la próxima hermano

Juan Hernández

E-mail: juanhernandezdistrito19@gmail.com