Portal informativo de análisis político y social

CUANDO LA REALIDAD NOS ALCANZÓ

El día llegó, el paraíso se acabó, lo único que aún podíamos presumir los tapatíos llegó a su fin, el ver las escenas de narcobloqueos dejaron de ser una referencia televisiva; dichosos los días en que lamentábamos los hechos, pero podíamos ver con tranquilidad en la pantalla de televisión lo que ocurría y ocurre en Monterrey y su zona metropolitana, o en Tamaulipas, o en Ciudad Juárez y, con resignación y esperanza, decíamos, “estamos mal, pero otros están peor”.

Parece que esto mismo pensaban nuestros gobernantes hasta que hace tres semanas nos mandaron el primer mensaje serio, un camión de una compañía refresquera incendiado y atravesado en la carretera a Chapala, con su respectiva balacera; mucho se discutió en los medios locales si podíamos dar por inaugurada la era de los narcobloqueos en nuestro entorno; algunos prefirieron decir que no, que eso no se podía comparar con un narcobloqueo y que fue una acción de algunos maleantes para evitar ser detenidos; en fin, esa terquedad de a veces negar la realidad, hasta que pasó lo que parecía inevitable.

El martes por la noche estupefactos los ciudadanos de esta noble y leal ciudad nos enteramos, la mayoría por las redes sociales, que un midibús se encontraba bloqueando la lateral de Lázaro Cárdenas a un costado del recién inaugurado puente Matute Remus; que en la carretera a Chapala había una balacera y que de igual manera existía un bloqueo en dicha vía; de ahí la histeria, rumores, desconcierto; el twitter y el facebook recibían comentarios de manera frenética; siete, ocho puntos citadinos con bloqueos, balaceras, incendios, una pipa de Pemex robada, etcétera. Los medios de comunicación en silencio absoluto, con la honrosa excepción de Canal 8 que, de manera improvisada y atropellada, decidió interrumpir su transmisión habitual para atender la emergencia; a pesar de las deficiencias que se puedan criticar, habrá que resaltar el atrevimiento y agradecer que los mortales que tenemos cable pudimos estar enterándonos de lo que sucedía; poco después canal 7, del Gobierno del Estado, trató de hacer lo propio, cosa también destacable; pero Televisa, con sus malísimos programas cómicos y musicales, como si nada pasara; TV Azteca reaccionó tarde y mal; así que esa es la calidad de nuestras empresas televisoras.

Para reflexionar lo sucedido en las redes sociales, si bien es cierto que hubo histeria y rumores por doquier, permitieron con un poco de sentido común darnos cuenta de la realidad; siempre existirán insidiosos y chistosos que les gusta ser reventadores en la red, pero cuando nuestros propios contactos confirmaban por más de una fuente lo que sucedía en tal o cual lugar, se podía establecer una realidad más o menos cierta; fueron un instrumento valiosísimo, al igual que las versiones electrónicas de los periódicos locales, con la excepción negativa del Informador, al que también le pasó de noche el evento.

Pero más allá de este simple intento de recapitular lo sucedido, vale la pena destacar la reacción de la autoridad, que fue como siempre, sin coordinación; digo esto sin tener la confirmación, pero la escena poco antes de media noche, según nos informaban que el Gobernador en Casa Jalisco, el Secretario General, en Palacio y los presidentes municipales de la zona metropolitana, con excepción de Alfaro, en la sede estatal del PRI; qué tragedia la de todos, uno supondría que todos debieron reunirse en Casa Jalisco o en Palacio de Gobierno, o en un ánimo descentralizador, en cualquiera de las presidencias municipales; de ser cierto ¿qué diablos hacían los presidentes en la sede de su partido? O sea, cada quien por su lado.

Hasta el miércoles, temprano eso sí, se reunieron todos los involucrados, aunque se les olvido Celso Rodríguez, pero bueno, ¿y qué nos dijeron?, nada; ¿qué van a hacer?, quién sabe; pero que estemos tranquilos, jaaaaaaaaaaaa.

La ciudad somos todos, es el momento del “nosotros”, tenemos que cuidarnos los unos a los otros, todos; el espacio es nuestro, con, sin y a pesar de los malos y de nuestros gobiernos, independientemente del partido que los postuló; hagamos nuestra parte y exijamos a la autoridad la suya.

2 comments

  1. martha reyes dunn /

    Excelente y atinados tus comentarios, efectivamente la realidad nos alcanzo, y es increible que nuestros gobernantes no reaccionen ante lo evidente

    • Martha Delgado /

      Lo unico q le preocupa a las autoridades es ocultar,manipular y minimizar los eventos para que no se haga evidente la falta de gobierno en nuestro estado. Ahora si les llego el momento de enfrenrar las consecuencias de mediocre desempeno.