Portal informativo de análisis político y social

DE FRENTE AL PODER: ¿SENTARÁN A GUZMÁN Y A GARZA?

DE FRENTE AL PODER: ¿SENTARÁN A GUZMÁN Y A GARZA?

May 15, 2012

Hay que aceptarlo, la elección para gobernador en Jalisco comienza a ponerse entretenida… Entretenida, no divertida. Las encuestas, los candidatos, los debates, los columnistas, los sabios del análisis, los asesores de petatiux, los extorsionadores y los gatos mediáticos del erario público, le están poniendo sabor al caldo. Y eso, francamente, le estaba haciendo falta a las campañas.

 

Sin embargo, hay algo mejor: El Partido Acción Nacional abandonará muy pronto Casa Jalisco. Esa, hasta hoy, es la única certeza. Excluyendo las sospechosas encuestas de Milenio, todas las mediciones preelectorales coinciden en que Aristóteles Sandoval será el próximo gobernador de Jalisco, claro, si es que Enrique Alfaro no da el campanazo nacional.

 

El PAN se enfila hacia una derrota inevitable, pero no inexplicable. Ya lo he escrito con anterioridad en este espacio y lo he dicho en el programa de televisión De Frente al Poder, Acción Nacional le ha hecho mucho daño a una buena parte del pueblo de esta noble tierra. Lo ha ofendido y lo ha ignorado; le ha mentido y lo ha engañado.

 

Dieciocho años bastaron para que el ejercicio del poder, incluso al interior del mismo PAN, corrompiera a un buen número de sus integrantes y los alejara del verdadero propósito de la función pública: Servir a la ciudadanía. Con el paso de los días, se confirma, al menos en cada uno de los escenarios universitarios, que el blanquiazul no sólo se equivocó en la elección de su abanderado, sino que hay un nuevo votante que no simpatiza con el radicalismo expresado y promovido por el actual gobierno. Es decir, este elector que fluctúa entre los 18 y 25 años no coincide con las visiones reduccionistas del convivio entre las personas y mucho menos con la promoción de la Biblia como política pública.

 

Más aún, la juventud universitaria está demostrando que hay una generación que no votará por el partido, sino por el candidato con el que mejor se identifique, y en eso, claro está, no cabe Fernando Guzmán, quien lejos de enarbolar las causas juveniles, representa la cosmovisión de un sector religioso que poco ha hecho por renovarse y aceptar que la realidad global va más allá de un crucifijo.

 

Los sondeos de opinión indican que hay un promedio de 35 por ciento de votantes indecisos, y de acuerdo a estimaciones oficiales, el elector joven supera el 20 por ciento, de tal modo que aún hay más de un 50 por ciento de sufragios que serán disputados por Aristóteles Sandoval y Enrique Alfaro; mientras, el candidato de los “azules” sólo cachará unos cuantos.

 

Estamos a mes y medio de ser testigos de una elección histórica; lo será porque nunca, en la incipiente vida democrática de Jalisco, habían coincidido dos candidatos con características tan atractivas para el gran elector. Por eso no es raro que circulen fuertes versiones en el sentido de que a nivel nacional se cocina un acuerdo entre el PAN y el PRD para pronunciarse a favor de Enrique Alfaro, pues sus candidatos no prenden ni una estufa eléctrica. Si esto se confirma, Jalisco viviría la mejor de todas las elecciones.

 

* Empresario y periodista

Twitter: oscarabrego1968

%d bloggers like this: