Portal informativo de análisis político y social

De Frente al Poder: AMLO: de la mafia del poder, al poder de la mafia

De Frente al Poder: AMLO: de la mafia del poder, al poder de la mafia

Feb 23, 2018

Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por Óscar Ábrego //

Si algo ha logrado Andrés Manuel López Obrador durante los años –más de una década- que lleva en campaña, es vincular la frase “Mafia del Poder” con la idea de la existencia de un grupo criminal que opera desde las altas esferas del gobierno y los partidos políticos.

Más aún, el actual enojo social que con toda claridad se percibe en el ambiente nacional, no puede entenderse sin esta alusión. En el ánimo colectivo, cada vez que AMLO hace referencia a esta mafia, de inmediato se nos vienen a la mente nombres como el de Carlos Salinas de Gortari, Vicente Fox, Felipe Calderón, Manlio Fabio Beltrones y, por supuesto, el de Enrique Peña Nieto.

Sin embargo, también supusimos durante mucho tiempo que de esa lista jamás saldrían personajes como Elba Esther Gordillo Morales y Napoleón Gómez Urrutia, por citar algunos ejemplos. El mismo López Obrador los llegó a citar en sus discursos proselitistas. “¡Son miembros de la mafia del poder!”, gritó en más de alguna de sus arengas; pero hoy las cosas han cambiado.

¿De qué dimensión será el hambre de triunfo del abanderado de MORENA, que terminó por arropar a dos de los dirigentes sindicales más poderosos, siniestros y cuestionados de la historia de México? Integrar a liderazgos consanguíneos y afines a Gordillo Morales y Gómez Urrutia, nos habla de un nivel de pragmatismo tal, que pareciera que López Obrador nos quiere vender una “Constitución Moral” basada en la amnesia y la incongruencia.

Cuando AMLO dejó entrever la posibilidad de darle amnistía al crimen organizado, muchos creímos que se trataba de un planteamiento audaz que no pasaría de ahí; sin embargo, ahora todo parece indicar que está decidido, a costa de lo que sea y con quien sea, de alcanzar su ansioso sueño de convertirse en presidente de México.

Desde mi perspectiva, Andrés Manuel está enviando un muy penoso mensaje: Como el poder de la mafia del poder hoy le es muy útil, no le importa atentar contra uno de los principios que más nos había querido vender: la coherencia.

Como si no bastara con el alto número de inútiles y delincuentes de cuello blanco que se han colado en los diferentes espacios del poder público, ahora López Obrador nos demuestra que ha tomado la decisión de poner en riesgo el bono electoral que ha construido con el paso de los años.

Si en el Senado de la República tendremos a legisladores como Néstora Salgado (acusada y procesada por secuestro) y el exiliado Napoleón Gómez Urrutia, representando a MORENA, las cosas no pintan bien para nuestro país.

Así pues, mientras Andrés Manuel López Obrador envía esa señal, todas las encuestas elaboradas y publicadas recientemente en diversos medios de comunicación, muestran un crecimiento exponencial por parte de Ricardo Anaya, candidato de la coalición Por México al Frente, colocándolo, en promedio, a sólo 4 puntos de distancia.

Esto significa que el amplio porcentaje de indecisos –casi el 20 por ciento en promedio- que aún analiza por quién votará, podría sorprender a López Obrador, como él lo ha hecho con nosotros.


Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
468 ad