Portal informativo de análisis político y social

DE FRENTE AL PODER: El sector de Aristóteles

DE FRENTE AL PODER: El sector de Aristóteles

Abr 27, 2013

Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por Óscar Ábrego de León —-

Tras casi dos décadas de gobiernos que manifestaron de todas las maneras posibles su desprecio por los productores del campo jalisciense, Jorge Aristóteles Sandoval tiene ante sí el desafío de reorientar las políticas públicas a favor de cientos de miles de familias campesinas que fueron despojadas de su dinero y de su esperanza.

La designación de Héctor Padilla como secretario de Desarrollo Rural y la llegada de Roberto de Alba al frente de la Confederación Nacional Campesina en la entidad, sin señales claras de que esta administración busca resarcir el daño ocasionado por gobiernos muy mojigatos pero muy déspotas.

Hoy que el sector agroalimentario retoma su papel preponderante en la nación, la administración de Sandoval Díaz deberá atender el reclamo de un campesinado débil pero unido; habrá que dar fin a los días en que los grandes acaparadores y políticos coyotes ponían las reglas financieras del mercado alimenticio.

La Liga de Comunidades Agrarias bien puede ser el gran sector de Aristóteles. Mientras que la CROC y la CTM tienen muy bien definidos sus liderazgos, la CNC Jalisco, en pleno proceso de reconstrucción, reclama la guía y el respaldo de su gobernador.

Y es que el tema no es menor. Jalisco puede reforzar su jerarquía nacional en producción agropecuaria si logra transitar de la producción tradicional a la producción comercial. Para ello, claro está, es preciso promover una cultura renovadora en este ramo productivo. En un mundo cada vez más ecológico, más inocuo y más exigente, los productores del campo jalisciense tienen que migrar no sólo hacia nuevos cultivos, sino hacia una nueva conciencia global de negocios.

Si Aristóteles Sandoval coadyuva a que la CNC eleve su potencial, Jalisco recobrará su sitio de privilegio en los índices de competitividad. De las implicaciones políticas, ni hablamos.
Al igual que la CNC Jalisco, la Cámara de la Industria Alimenticia y el Consejo Agropecuario, representan para este gobierno la oportunidad de trascender; es en el campo y a partir de él, que la prosperidad puede asomarse.

Si esta administración mira con nuevos ojos al sector agroalimentario, entonces verá el enorme potencial de desarrollo y crecimiento que ahí se encuentra. El reto entonces consiste en volverse a enamorar de la tierra y sus productos.

Por lo pronto, ésta ha sido denominada la Semana del Campo; ocasión que se presta para la firma de importantes acuerdos comerciales y dar a conocer la creación de nuevas entidades productivas, empresariales y de certificación.

Hay que apostarle al campo para que Jalisco abandone su cultura importadora. Vivimos un absurdo innecesario, siendo potencia nacional en la producción de leche, granos y carne, somos uno de los Estados que más importa de otras entidades y países. Por ejemplo, mucha de la carne que compramos en las grandes cadenas comerciales no es jalisciense.

Hagamos votos pues para que la administración de Jorge Aristóteles haga suyo al sector campesino, para que lo respalde y lo impulse a través de políticas públicas que privilegien por igual a los grandes capitales como a los que menos tienen.

* Autor del best seller “Venga a nosotros el éxito”
Twitter: oscarabrego1968

 


Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
468 ad