Portal informativo de análisis político y social

DE LA PATADA: Prevención del delito a través del deporte

DE LA PATADA: Prevención del delito a través del deporte

Dic 6, 2014

Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

No existe la cultura deportiva, donde el aficionado piensa que al comprar un boleto le da derecho a recriminar e insultar, agrediendo verbal y físicamente a todos en la cancha, lo cual no sólo es absurdo sino criminal.

Nuestra participación personal en este prestigioso medio se enfoca básicamente al análisis deportivo en el tema futbolístico, que como diría el ranchero: “Va junto con pegado”, puesto que no sólo es el comentario a nivel cancha estadio, sino extramuros con todo lo que conlleva este espectáculo en el que coparticipan activamente rubros diferentes que inciden directamente en la disciplina número uno, no sólo en nuestro país sino en el mundo.

El tema de seguridad pública es obligado puesto que penetra en todas las esferas sociales y lamentablemente el futbol no es la excepción.

El comunicador, desde su trinchera periodística (escrito, radio, televisión), tiene el deber y la obligación de opinar, discutir y presentar alternativas para una verdadera convivencia social de armonía y de tranquilidad.

Cuando la autoridad, en este caso la Secretaría de Seguridad de Guadalajara, implementa un operativo aparentemente de rutina en el estadio de futbol, indistintamente el de Chivas o el Jalisco, con tres equipos en primera división, que cuando se suscitan conflictos entre las mal llamadas “barras” o “porras” mexicanas, hacen ver con fragilidad a los cuerpos policiacos que no están preparados ni física (obesos), que están en desventaja para las reyertas, agresiones físicas y demás, donde los antimotines no tienen criterio, inclusive con aditamentos tan simples como gas lacrimógeno, aerosol pimienta, personal para aquellos pseudoaficionados que enfrentan cara a cara y que se limitan a defenderse con escudos.

Lamentablemente en la eliminación de Atlas de Guadalajara, en el partido de vuelta en el estadio Jalisco, fue humillante la derrota en el encuentro Atlas vs Monterrey, que dejó a los atlistas consternados, tristes e impotentes, cuando abrigaron la esperanza de pasar a la siguiente ronda.

El susodicho “Jefe” Tomás Boy, un engreído, acomplejado, prepotente, rijoso, que en el último de sus berrinches (lleva muchos) precisamente demostró lo naco y peladito que es, al “descontar” cobardemente a un aficionado de un bofetón con el puño cerrado en tribuna en el Estadio Jalisco sólo porque esta persona le reclamó que “entregara” el encuentro en derrota ante el Toluca en el campeonato, que mucho tiene que ver la propia FEMEXFUT que sancionó con un par de encuentros al técnico en cuestión, que si actuara con severidad el castigo sería de medio año como mínimo, para poner ejemplo y severidad de todos los actores.

“Tuca” Ferreti tiene por costumbre dirigirse en rueda de prensa y a sus jugadores en cancha con lenguaje impropio, soez y majadero, recriminando a reporteros, burlándose y exhibiéndolos sin que los federativos lo multen y prohíban terminantemente ese tipo de comportamiento, que lo único que hace es incitar a la violencia para todos.

Qué podemos esperar si a los protagonistas de un espectáculo los agreden verbal y físicamente, sin castigo, dejan un precedente negativo principalmente para la afición.

El inspector autoridad debe aplicar el reglamento de espectáculos en todos los ayuntamientos del país que tienen estadios de futbol, no sólo con los jugadores y cuerpo técnico, sino con los aficionados que agreden verbal y físicamente al arrojar objetos a la cancha, lesionando a jugadores, técnicos y árbitros.

No existe la cultura deportiva, donde el aficionado piensa que al comprar un boleto le da derecho a recriminar e insultar, agrediendo verbal y físicamente a todos en la cancha, lo cual no sólo es absurdo, sino criminal.

Ehhhhhhhh puuuuuuuuto debe erradicarse, lo dijimos antes que nadie tiempo atrás, que incluso llevaron al pasado mundial de Brasil 2014 con la vergüenza ante el mundo.

Se hizo costumbre en los Panamericanos 2011 en Guadalajara, que lo más indigno llevar ese “grito de guerra” al deporte femenil en la disciplina de voleibol Ehhhhhhhh puuuuuuuuta, lo mismo se repitió en los recientemente terminados (noviembre 2014) Juegos Centroamericanos y del Caribe en Veracruz, y por supuesto en el futbol que tratamos a otros países con ese insultante y agresivo grito, ¡qué pena y qué tristeza que nadie haga nada para remediarlo!


Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
468 ad