Portal informativo de análisis político y social

DE FRENTE AL PODER: DEL PRD Y OTRAS VERGUENZAS

DE FRENTE AL PODER: DEL PRD Y OTRAS VERGUENZAS

Mar 17, 2012

Para vergüenzas, las del Partido de la Revolución Democrática (PRD) de Jalisco. Secuestrado (con todo lo que eso implica), el PRD en la entidad ingresó a una fase de agonía. No podía ser de otra manera, siendo un instrumento para satisfacer apetitos personales y para proteger intereses de un grupúsculo a través del Congreso del Estado, el partido del Sol Azteca no sólo está condenado a la derrota (cosa que saben hacer muy bien), sino a la pérdida de su registro estatal.

 

Luego del anuncio de Enrique Alfaro Ramírez, el pasado 9 de marzo, de romper la alianza que mantenía con este instituto político, quedó al descubierto que el miedo que le tienen es más grande de lo que se suponía. Lanzar a Fernando Garza a una aventura catastrófica es un claro síntoma de que la pretensión de la camarilla que controla al PRD ya ni siquiera es tener una curul, sino de restarle puntos a Alfaro Ramírez a fin de contribuir a la victoria de Aristóteles Sandoval; es decir, el Partido de la Revolución Democrática al servicio del PRI. ¡Quién iba a decirlo!

 

¿Extraño? Claro que no. ¿Vergonzoso? Sí. El PRD de Jalisco llegó al punto en que la congruencia y la dignidad de los auténticos militantes de la izquierda no importan absolutamente nada. Es así que uno se explica por qué el “perredismo” jalisciense ha coadyuvado a que en estas tierras estemos sometidos a un bipartidismo casi insoportable; de cualquier manera –habrá que reconocerlo– gracias a ello es que comienza a tomar vigor una opción libre y ciudadana.

 

Si bien es cierto, que Fernando Garza Martínez es un político de oficio que sabe construir plataformas sobre suelo frágil, también es verdad que no podrá librarse del verdadero propósito de quien lo palomeó. ¿Por qué alguien como Fernando Garza se presta a la simulación del PRD estatal? Peor aún, ¿sabe Garza Martínez que está siendo utilizado bajo el supuesto de que le restará votos a Alfaro para favorecer al Revolucionario Institucional? Son preguntas cuyas respuestas pronto sabremos.

 

En todo este asunto hay una interrogante más: ¿Enrique Alfaro ganó o perdió sin el PRD? Desde mi perspectiva sólo ganó. La marca de este partido le estorbaba en dos sentidos. Primero porque era evidente que el enemigo estaba adentro y tenía que sacudírselo; y segundo, porque así se quitó de encima el estigma de ser el abanderado de las izquierdas para así enarbolar un movimiento ciudadano que ha sido bien acogido por la ciudadanía en general. Por lo pronto, hoy tenemos dos muy buenas noticias: Una, que el PRD de Jalisco será el gran perdedor de las próximas elecciones; y dos, que seguramente también perderá su registro.

 

* Empresario y periodista

Twitter: oscarabrego1968