Portal informativo de análisis político y social

Deporte Rey: El padre de Roberto Osuna habla del éxito de su hijo

Deporte Rey: El padre de Roberto Osuna habla del éxito de su hijo

Ago 19, 2017

Por Gabriel Ibarra Bourjac //

-Una historia que empezó a los dos años

-”No esperábamos que llegara tan pronto”

-Cada año aprende nuevos lanzamientos

-Aprovechó la oportunidad que le dio azulejos

El gran forjador de Roberto Osuna, «El Chufito», es su padre quien fuera pitcher en la Liga Mexicana del Pacífico y en la Liga Mexicana de Beisbol, militando con varios equipos, principalmente con los Diablos Rojos del México y los Bravos de León con quienes debutó.

¿Cómo es la relación entre padre e hijo? ¿Cómo el maestro fue forjando a su hijo que se ha convertido en un superestrella? Platicamos con el maestro del hoy ídolo del béisbol mexicano.

En el reportaje que hicimos sobre la tierra que vio nacer a Roberto “Chufito” Osuna, el poblado de Juan José Ríos, Guasave, tuvimos una entrevista telefónica con su maestro, Don Roberto “El Chufo” Osuna. Hombre sencillo, nos atendió y respondió a todo lo que le preguntamos.

«NO ESPERÁBAMOS QUE LLEGARA TAN PRONTO»

Aquí la entrevista:

Bourjack. ¿Cómo vive la familia el gran éxito de Roberto Osuna en Grandes Ligas?

Roberto Osuna Sr. Estamos muy contentos por el trabajo que ha realizado, gracias a Dios, nos da mucho gusto por lo que ha hecho a su corta edad, toda la familia está muy contenta.

Bourjack. Los Osuna es una gran familia beisbolera, grandes peloteros se han dado en su seno, como Antonio «Cañón» Osuna, usted mismo y ahora su hijo Roberto Osuna, ¿esperaban ese éxito tan explosivo y tan rápido?

Roberto Osuna Sr. La verdad es que sí tenemos mucha fe en él porque desde chico demostró que tenía muchas facultades, lo que pasa es que no esperábamos que llegara tan pronto a Grandes Ligas. No nos sorprendió a nosotros, pero lo que ha hecho a su corta edad es para nosotros extraordinario, y más porque venía de una operación —la Tommy John—.

La verdad es que se le dio una oportunidad y la supo aprovechar, aprovechó la lesión de un pitcher de Toronto, le dieron la oportunidad de empezar la temporada, gracias a Dios se quedó. Cuando lo operaron nosotros nos sentíamos un poco tristes porque a su corta edad lesionarse del brazo se desespera, pero es muy importante la paciencia, tener mucha fe en Dios, su mamá estuvo pegada a él dándole consejos, que no cayera, que era una operación y que saldría adelante, todo a base de esfuerzo de él, su trabajo y pues fortaleció su brazo pronto, gracias a Dios.

UNA CARRERA DESDE LOS DOS AÑOS

Bourjack. Dicen que en el éxito se dice «todo se lo debo a mi mánager», y aquí en Juan José Ríos me comentan sus amigos, todo se lo debe «al Chufo» que fue quien siempre lo guió, lo cuidó, lo preparó, todo se lo debe a su padre…

Roberto Osuna Sr. Sí, desde chico yo lo traje, cuando tenía 2 años yo le empecé a pitchear, empezaba él a tirar, mi esposa y yo jugábamos con él, hice el trabajo de un preparador, de un entrenador, a él siempre le gustó mucho el beisbol, lo fuimos apoyando en todo lo que él quería, porque la verdad le veíamos mucho futuro. Como le digo, gracias a Dios nunca lo dejamos caer, siempre estuvimos practicando. Ahora me quedan otros dos niños, tengo unos gemelitos que hay que sacarlos adelante también a ellos.

 Bourjack. ¿Son pitchers también estos gemelitos?

Roberto Osuna Sr. Los dos tiran, uno juega center fielder y el otro es cátcher, pero el pitcheo también lo practican, vamos a ver por dónde nos direccionamos. Le comento que Roberto tenía facultades para las dos cosas y nos fuimos por el pitcheo.

Bourjack. ¿El lanzamiento del slider como lo aprendió Roberto a lanzarlo y perfeccionarlo?

Roberto Osuna Sr. Trabajamos mucho cuando él estaba aquí de vacaciones, nos íbamos todo el día al estadio, estábamos practicando todo el día pitcheadas, un lanzamiento diferente cada año que lleve para Grandes Ligas, porque en Grandes Ligas son muy estudiosos. Estamos perfeccionando pitcheadas, por ejemplo hoy estamos trabajando la curva hacia abajo, ahí vamos poco a poquito también.

LA RECTA ENTRE 96 Y 97 MILLAS

Bourjack. ¿Su recta es hoy de 92 millas, 94 millas?

Roberto Osuna Sr. No, es de 96, 97, hasta 99, ha llegado hasta 100, gracias a Dios, ojalá mantenga su velocidad y no la pierda, porque usted sabe que cuando se tienen muchos lanzamientos se pierde velocidad, pero estamos trabajando en todo aquí. Todo esto se logra con el trabajo de todos los días.

Bourjack. ¿Y esta velocidad, esta fortaleza se dio después de la operación o antes ya tenía esa velocidad?

Roberto Osuna Sr. Después de la operación empezamos primero con la recta, usted sabe que no puede tirar curvas, empezó a fortalecer el brazo, empezamos a practicar la de rompimiento.

Bourjack. Ahora su brazo está fuerte, vigoroso, está joven…

Roberto Osuna Sr. Gracias a Dios. Desde que llegó descansó una semana y empezamos de nuevo a trabajar, él nunca deja de trabajar.

Bourjack. Cómo ve el récord de más de 50 salvamentos que logró para un joven lanzador menor de 22 años en la historia de Grandes Ligas…

Roberto Osuna Sr. Con enorme gusto, como le dije, hacerlo a su corta edad este rompimiento de récords, los récords son para romperse, hay que estar preparados, no sabemos lo que pueda pasar.

ROBERTO NO ES UN HIJO, ES UN AMIGO

Bourjack. Cómo es la relación de Roberto con la familia. ¿Cómo se comporta después del éxito?

Roberto Osuna Sr. De maravilla, para nosotros no es un hijo, es un amigo.

Bourjack. Cuál es la clave del triunfo, de ser o no ser, hay peloteros que tienen facultades pero no llegan, se quedan en el camino, en el caso de Roberto, ¿qué fue lo que marcó la diferencia?

Roberto Osuna Sr. Tener disciplina, es el número uno, teniendo disciplina puedes hacer todo. Es un muchacho muy trabajador. Hace gimnasio en la mañana, en la tarde va al cerro a correr y tiramos un poquito a diario. Es la misma rutina de todos los días.

Bourjack. Como maestro, no ha batallado con el alumno…

Roberto Osuna Sr. No, porque todos los días platicamos, entiende. Los errores son los que corregimos. Cuando uno está bien no hay que decirles nada, nomás cuando están mal, hay que tratar de corregirlos.

Bourjack. Usted sigue muy cerca de él, lo veo en los juegos de Toronto que pasan por televisión, apoyándolo junto con la familia…

Roberto Osuna Sr. Gracias a Dios vamos y lo apoyamos. Como él es soltero, nos vamos con él, su mamá le hace sus comiditas, le gusta que estemos allá con él, así se siente más seguro de él mismo.