Portal informativo de análisis político y social

Vuelacercas: Dos aporreadores mexicanos en Grandes Ligas: Vinny Castilla y Adrián González

Vuelacercas: Dos aporreadores mexicanos en Grandes Ligas: Vinny Castilla y Adrián González

Jun 10, 2017

Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por Salvador Cosío Gaona //
Recientemente logró conectar su vuelacercas número 600 jugando en equipos de Ligas Mayores el pelotero dominicano José Alberto Pujols Alcántara, quién es primera base y bateador designado de los Serafínes de Anaheim, veterano beisbolista nacido en Santo Domingo, República Dominicana, el 16 de enero de 1980 y al festinársele el logro recordamos a los mejores jonroneros ligamayoristas históricos.

Es Barry Bonds el pelotero que ha conectado más cuadrangulares en su larga trayectoria como big leaguer contabilizando 762, seguido en esa lista de honor por Henry ‘Hank’ Aaron, quien conectó 755 bambinazos, dejando en tercer sitio al “Bambino de Oro” Babe Ruth con 714, jugando para los Yankees de New York, en tanto con 696 queda en el cuarto sitio el dominicano Alex Rodríguez, en el quinto lugar aparece Willie Mays que conectó 660 palos de vuelta entera, siendo el sexto en la lista Ken Griffey Jr., que registró 630 batacazos; en el séptimo lugar sigue Jim Thome con 612 vuelacercas; Sammy Sosa con 609 jonrones quien ocupa el octavo lugar y el citado Albert Pujols llega a la cifra de 600 homeruns para ser el noveno en esa honrosa lista de poderosos bateadores.

En ese listado de grandes toleteros históricos aparecen solo dos mexicanos, en el lugar 96 el oaxaqueño Marco Vinicio “Vinny” Castilla Soria, que logró batear 320 vuelacercas y en el sitial 105 está Adrián “El Titán” González Sabín, que está en activo con los Dodgers de Los Ángeles y hasta ahora ha conseguido 309 Bambinazos.

DOS BATEADORES DESTACADOS EN GRANDES LIGAS
El que sólo destaquen dos peloteros mexicanos en la selecta lista de los más poderosos bateadores ligamayoristas de la historia pone el dedo en la llaga sobre el motivo de esa escasez de beisbolistas mexicanos destacando como bateadores y jugadores de cuadro. Actualmente sólo hay cuatro peloteros mexicanos jugando en la Gran Carpa que no son lanzadores: el primera base Adrián “El Titán” González  con Dodgers de Los Ángeles; el jardinero y bateador designado Khris Adrian Davis y el infielder Adam Marcos Rosales con Atléticos de Oakland, así como el también infielder Daniel Richard Espinoza en Serafines de Anaheim.

“El Titán” y Davis son poderosos bateando, pero han estado relativamente apagados esta campaña y de hecho Adrián González parece ya estar en la recta final de su carrera ligamayorista. Tanto Rosales como Espinoza se caracterizan por su calidad fildeando pero no lucen bateando y no se advierte en el panorama a ningún prospecto mexicano que en un futuro próximo ocupe un lugar decoroso en listados de grandes bateadores o excelsos fildeadores en las Grandes Ligas, ya que Daniel Alejandro Castro quien ya jugó como infielder la campaña pasada con Bravos de Atlanta, ahora está en sucursales de ligas menores con Arizona, y Alex Verdugo un buen prospecto de Dodgers para los jardines y las esquinas del cuadro no ha madurado ni se advierte pronto pueda ascender al máximo nivel, como tampoco luce factible que pronto pueda ascender Padres de San Diego a Luis Urías quien juega en el infield más sigue en un equipo de nivel doble A de los monjes californianos.

En la historia del beisbol de Grandes Ligas se tiene registrada la presencia de algunos peloteros mexicanos destacando cómo infielders o jardineros, entre ellos Aurelio Rodríguez y Jorge ‘Charolito’ Orta, más sin duda es muy reconocible por ser más reciente su retiro de los parques profesionales de pelota el oaxaqueño Vinicio Castilla, destacado por su trayectoria en Ligas Mayores tanto por su enorme calidad con el guante como por su poderío como toletero, ya que es el mexicano con mayor número de vuelacercas conectados cómo liga mayorista.

DE OAXACA A LAS GRANDES LIGAS
Hijo de Carlos Castilla Márquez y de María del Carmen Soria, Vinicio Castilla nació en la Ciudad de Oaxaca el 4 de julio de 1967 y fue impulsado por sus padres a jugar beisbol desde muy niño, jugó con los Diablos Rojos de Oaxaca, así como en Los Angeles de Ixtepec de la Liga del Istmo y en Las Choapas de Tabasco, de la Liga Petrolera, así como con los Acereros de Monclova y Saraperos de Saltillo de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) nuestro mejor beisbol profesional de verano en México, y con los Yaquis de Ciudad Obregón, los Potros de Tijuana y los Naranjeros de Hermosillo en la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) que es el máximo circuito mexicano de beisbol profesional en invierno.

Fue firmado el 19 de marzo de 1990 por los Bravos de Atlanta, con quienes debutó el primero de septiembre de 1991. Con Atlanta tuvo pocas oportunidades de jugar pues peleaba su lugar en el infield con el gran prospecto de esa época Chipper Jones y con el astro Rafael Belliard, permaneció en esa organización hasta que el 17 de noviembre de 1992, los Rockies de Colorado se hicieron de sus servicios y ahí  descolló por su gran poder ofensivo.

Castilla conectó su primer vuelacercas como liga mayorista jugando con Rockies el 27 de abril de 1993. En el año 2000 fue opcionado a las Mantarrayas de Tampa Bay pero en 2001 fue enviado a los Astros de Houston, donde hizo un gran trabajo y en 2002 fue solicitado de regreso a Atlanta por el manager Bobby Cox quien lo hizo tercera base, para lo cual tuvo que enviar al estelar Chipper Jones, a patrullar los jardines, pero pocos años después la organización de Atlanta decidió darle oportunidad a sus prospectos y Castilla regresó a Rockies de Colorado, equipo en que vivió sus mejores momentos en el máximo nivel del beisbol profesional mundial.

Castilla participó en dos Juegos de Estrellas de Grandes Ligas, en 1995 y 1998, fue líder en carreras producidas de la Liga Nacional con 131 timbrazos enviados a home jugando para los Astros de Houston en 2004. Su última aparición en la Gran Carpa fue el 28 de septiembre de 2006, jugando con los Colorado, se retiró como big leaguer tras estar  en 1854 juegos con un promedio de bateo de .276 conectando 1884 imparables, 320 vuelacercas y produciendo 1105 carreras, obtuvo galardón “Bat de Plata” en 1995, 1997 y 1998.

En la Liga Mexicana del Pacífico Castilla dirigió a los Naranjeros de Hermosillo al tiempo de ser jugador activo. Defendió la casaca de México en la edición 2006 del Clásico Mundial de Beisbol y fue el manager de la Selección Mexicana en la edición del año 2009.

El beisbol profesional mexicano no le ha reconocido adecuadamente la gran trayectoria a Vinicio Castilla, quien cuando Charros de Jalisco dejó la plaza de Guadalajara en la LMB prohijó el que la franquicia se fuera a Oaxaca como Los Guerreros, hay quienes señalan que bien podría buscarse la directiva de Charros un manager de la categoría y calidad del gran ‘Vinny’ Castilla, un pelotero mexicano de excepción.

@salvadorcosio1
E-mail: opinion.salcosga@hotmail.com


Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
468 ad