Portal informativo de análisis político y social

El «Comandante Águila» y otros demonios

El «Comandante Águila» y otros demonios

Sep 24, 2016

El espaldarazo del gobernador de Jalisco Jorge Aristóteles Sandoval Díaz para el fiscal Eduardo Almaguer, tras el ataque de consecuencias fatales perpetrado por un esquizofrénico, provocará obligadamente la mejoría en la dependencia.

Políticamente hablando, un espaldarazo representa mucho y tiene consecuencias, por ejemplo una de las consecuencias de este respaldo para el Fiscal ha logrado acallar las voces que desde los gobiernos municipales y desde algunos rincones de la Cámara de Diputados clamaban por la destitución de Almaguer Hernández.

Y si bien no necesariamente las voces de los inconformes habrán de cesar, sí ha quedado claro que no se atenderán los reclamos, que a ojos de muchos han sido lanzados con la única intención de crear ruido político y de trastocar a la administración estatal.

Para los que demandaban cambios, sanciones, renuncias y ceses tras la agresión del «Comandante Águila» que acabó con la vida de dos servidores públicos y con la del propio agresor, ya hubo decisiones que injustas o no, se tomaron con la doble intención de acallar voces disidentes, pero también para darle un viraje al rumbo de la Fiscalía.

 

Los pequeños detalles

Dicen que el diablo se aparece en los pequeños detalles y podría ser la lección que deja el trágico suceso perpetrado por el «Comandante Águila»; a los cuatro vientos gritó la locura que pensaba perpetrar, nadie lo tomó en serio y llegó la tragedia. A toro pasado se pueden decir muchas cosas, opiniones diversas, pero la verdad es que cuando se escuchan ese tipo de expresiones, son desdeñadas, pensando que el tipo «está o es un loco».

Muchos «comandantes águila» circulan por la ciudad, que van cantando lo que supuestamente harán, pero la mayoría de ellos no lo hacen, ¿cuándo entonces hay que tomarlos en serio? La verdad es que el ser humano es tan contradictorio, que no deja de sorprendernos su forma de actuar en determinadas circunstancias.
Cambios en la fiscalía

A principios de semana se oficializó la salida del fiscal central, Rafael Castellanos, quien fue sustituido por Marisela Gómez Cobos, exfiscal de Reinserción Social. Además llega Carlos Antonio Zamudio a la Fiscalía de Reinserción Social y Fausto Mancilla Martínez a la Fiscalía Regional.

Sacrificados o no, lo cierto es que no estaba el presupuesto hacer cambios en estos niveles, pero serán de utilidad para efectuar una sacudida, más al interior que al exterior de la propia corporación, en donde seguramente se habrá de poner más atención a los procesos técnicos y administrativos, empezando desde el ingreso y salida del edificio.

Sin embargo, un detalle que deja a manera de moraleja los trágicos sucesos de la Fiscalía, es que debe haber seguimiento a cada una de las quejas que los ciudadanos presenten, por muy descabelladas que estas pudieran considerarse o por muy viscerales que pudieran contemplarse a los personajes que las emiten.

Y esta recomendación no solo será de aquí en adelante una lección para la fiscalía, sino para toda aquella dependencia pública en donde se atienda a la ciudadanía, ya que ha quedado claro que las quejas del «Comandante Águila» fueron desdeñadas lo mismo en la Fiscalía que en la Secretaría General de Gobierno y hasta en el propio Congreso del Estado, en donde tuvieron en sus manos varias inconformidades presentadas de puño y letra del asesino suicida de la Fiscalía.

Es decir, al margen de prejuzgar el escrito, los temas o la personalidad del sujeto que acude a una ventanilla a plantear una queja, necesariamente debe haber atención y seguimiento a la inconformidad planteada.

Incluso hablando a toro pasado, bien podría decirse que si se hubiera atendido, o al menos si se hubieran escuchado con comedimiento las quejas que en su momento planteó el «Comandante Águila», la tragedia en la que perdieron la vida dos personas inocentes, muy probablemente hubiera podido evitarse.

Y por lo que toca a los movimientos registrados por obligación en los mandos medios de la Fiscalía General del Estado de Jalisco, más el movimiento registrado en la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obra Pública, seguramente el gabinete del gobernador Jorge Aristóteles Sandoval Díaz se compactará de cara al último tramo de su administración.

Es decir, así como quedó es como se mantendrá seguramente hasta que se lleguen los tiempos electorales a finales del 2017 cuando emigren los que tengan que ir en busca de un puesto de elección popular en el proceso electoral del 2018.

Correo electrónico: hilonegro62@outlook.com