Portal informativo de análisis político y social

El góber chamaqueó al rector de la UdeG

No cabe duda que el gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, tiene una gran capacidad de convencimiento y aprovechó lo novato que todavía sigue siendo el Rector General de la Universidad de Guadalajara.

El año pasado (2010) el máximo jefe de esa universidad pública, por lo menos en forma oficial, durante semanas se dedicó a pagar desplegados en periódicos y mensajes en medios electrónicos para exigir que le diera dinero el Poder Ejecutivo de Jalisco, además de admitir que fueran profesores y maestros a las puertas de la casa de gobierno y organizar una marcha de protesta. La serie de declaraciones contra Emilio González Márquez, parecía que no terminarían, pero de repente, como por arte de magia, se dio una negociación y contra los cientos de millones de pesos que exigía el rector general Marco Antonio Cortés Guardado, dio su brazo a torcer y aceptó mucho menos de lo que, según él, le correspondía.

Las relaciones mejoraron a tal grado que el pasado 23 de los corrientes se presentó el mandatario estatal en el informe anual del doctor Cortés Guardado, y su presencia fue notoria, aunque se les pidió a los asistentes universitarios que por favor guardaran compostura y no le chiflaran al gobernador, pero tampoco les ordenaron que le aplaudieran, lo que tampoco hicieron, para guardar las apariencias.

Posiblemente en ese encuentro, don Emilio González Márquez, propuso al Rector General que al día siguiente, en forma sorpresiva lo acompañara al Congreso del Estado para solicitar a los legisladores que ampliaran la solicitud de un préstamo que requiere el Ejecutivo, pero que éste sería para apoyos a la Universidad de Guadalajara.

Como corderito que llevan al matadero, el señor Rector General acompañó al titular del Ejecutivo y posiblemente, lleno de sumisión, bondad e inocencia, escuchó cómo se pedía más dinero para la casa de estudios.

Posiblemente el doctor Marco Antonio Cortés Guardado, no haya medido que de ahora en adelante, si no le entregan más dinero (613 millones de pesos), ya no podrá hacer críticas al Poder Ejecutivo estatal, sino que ahora tendrá que enfocar sus baterías al Poder Legislativo, donde tiene a varios incondicionales. La jugada estratégica del Gobernador, también debe de ser que con la influencia que tiene la UdeG con los diputados, les agarró los dedos con la puerta y ahora tienen que autorizar el endeudamiento que tanto ha solicitado, para que también salga el de la casa de estudios.

Sin duda una “chamaqueada” al Sr. rector general y otra jugada genial del gobernador. Por cierto, cuando se hizo la petición para el crédito a la UdeG Emilio González Márquez, dijo que con parte de ese dinero se construiría un Estadio de Atletismo en complejo universitario del Tecnológico, por la avenida Revolución, donde fue derribado uno y en el mismo sitio en el que no se quiso construir el que se usaría en los Juegos Panamericanos, lo cual es muy raro.

También durante la semana que acaba de terminar parece que la UdeG también perdió otra oportunidad de hacer negocio, al ver cada vez más lejana la posibilidad de que se les done el terreno de la Plaza Brasil, frente al Estadio Jalisco y también que el Presidente municipal de Tlajomulco de Zúñiga, Enrique Alfaro, no acepte dar más terreno para un centro universitario, ya que tiene la sospecha de que también se destinaría a los negocios particulares que busca tener la Casa de Estudios, no para fines académicos, como señaló. No cabe duda que una mala semana tuvo Cortés Guardado.

DAÑOS COLATERALES

La guerra de gigantes que se está dando entre los magnates de las televisoras y el que con tristeza para los mexicanos es el hombre más rico del mundo, va a provocar daños colaterales. Si bien es cierto que existe una campaña abierta para señalar que el dueño de las principales telefónicas del país, cobra a sus clientes tarifas elevadas y el servicio no es tan bueno, como lo cobra, tuvo que haber un distanciamiento para que ahora se lo señalen, como si hace años no lo estuviera haciendo.

Ojalá el usuario resulte beneficiado algún día, mientras se arreglan los dueños de las televisoras y Carlos Slim Helú. Porque es seguro que al solucionar su conflicto se olviden de los millones de clientes que tienen las telefónicas.

Para hay que reconocer que uno de los clientes que más millones de pesos gastaba en las televisoras es la telefónica del señor Slim, además las aportaciones y apoyos que brindaba en el importante evento llamado Teletón no tienen discusión alguna.

Ahora para el presente año y ante el fuerte distanciamiento que tienen, seguramente se hará a un lado y los perjudicados al no lograr recabar tanto dinero que se necesita para la noble obra, serán los que acuden a los Centros de Rehabilitación Infantil Teletón, mejor conocidos como CRIT y para construir otros más en varios lugares de la República Mexicana. Lo mejor para todos es que lleguen a un arreglo los dueños del dinero, se cumpla la reducción en tarifas telefónicas, principalmente de telefonía móvil y que Slim siga apoyando en el Teletón.

 

E-mail: mobago1948@gmail.com