Portal informativo de análisis político y social

El jueguito de todos

El jueguito de todos

Abr 9, 2011

Las posibilidades de Emilio son tan remotas… que puede ganar.

Oficializado su camino a la Presidencia en Querétaro, dejó por fin el “ni me descarto ni me apunto” para ya decir lo que todos sabíamos: “en el momento que la ley lo permita, así como también el PAN emita la convocatoria, me apuntaré para ser candidato a la Presidencia de la República”.

Fuera la incertidumbre, por si hay algún preocupado, bastaría definir el cuándo y el quién.

Para la fecha no dejara perder la oportunidad de lucirse en los Juegos Panamericanos; sin embargo eso sería hasta noviembre y para ese momento otros contendientes llevarían ventaja. Otro asunto es que como el certamen pinta a que no será como lo prometieron, una huida a tiempo, le evitaría el quemón. Emilio dejaría el evento “casi listo” para que otro justifique por qué no se terminó a tiempo y otros detalles que surgirán al cuarto para las 12.

La otra pregunta, quizás la que ahora esté más en juego, es quién se quedará el resto que le queda, que en fecha es hasta el 28 de febrero de 2013, lo que ya no es tanto un periodo como interino.

Ese sustituto tendrá que rendir cuentas de las elecciones del 1 de julio de 2012 y deberá dejar más o menos las cosas bien.

La apuesta de Emilio se basa en las encuestas y a que el PAN no tiene candidato fuerte, como admitió el propio Calderón.

Los que lideran, en realidad, son los que suenan, y en el caso de Creel, como que ya tenemos tatuado su nombre. La otra opción, Josefina, es más bien algo que funcionaría… para después. Y los calderonistas están tan debajo de la tabla que el “milagro” que puso al actual Presidente no es fácil repetir.

Sin embargo, las recientes revelaciones dadas a conocer gracias a WikiLeaks, hacen suponer que esta es una obra del teatro democrático.

El cable del 4 de mayo de 2006, dos meses antes de las aún polémicas elecciones, 06MEXICO2409, es un reporte de la embajada de Estados Unidos en México: “Espino nos dijo que él está fuertemente confiado en que el PAN tiene acuerdos sólidos con los gobernadores rebeldes del PRI que están ayudando a la campaña de Calderón secreta pero activamente, mientras de dientes para afuera apoyan a Madrazo”.

Entonces, si se consumó el compló.

La contienda presidencial debe mantener contento a Estados Unidos y Calderón ha puesto énfasis en demostrar que no dejará que otro se lleve lo que está en juego: la continuidad de la guerra contra el narcotráfico.

En ese contexto, Emilio no tiene lugar en la cancha… a menos que lo dejen jugar.

Los resultados de Jalisco son fácilmente cuestionables: aumento de violencia, como en ningún otra entidad, de 2010 a 2011.

Si bien Emilio tendría la habilidad para zafarse de los efectos de “La Mentada” (a casi tres años de la repartición) o de cualquier otra exclamación (tipo el asquito) tiene en su contra que carece del aparato que cobijaría su candidatura.

El PAN solo ya no gana ni un clásico.

Deberá conjuntar todo el apoyo de la ultra derecha y sobre todo, marcar una pauta en cuanto a posibles alianzas.

Emilio fue el primero en aplaudir la del Estado de México, cuyo matrimonio todavía no se consuma.

Para ser claros, será desde Estados Unidos donde se marque la pauta. Así de bien estamos.

Por lo que se refiere al interino, ya desde hace tiempo apuntamos hacia Antonio Gloria Morales, que aceptaría ponerle la mesa al candidato panista a Jalisco, donde suenan muchos y tal vez no quede alguno.

El jueguito de poner en alguien del futuro el fracaso del pasado es distraer la falta total de resultados y como que ya me sé el resultado.

 

E-mail: leonardo@epicentroinformativo.com