Portal informativo de análisis político y social

El rescate de los pobres en China

El rescate de los pobres en China

Jul 23, 2016

En esta segunda entrega sobre el Programa de Alivio a la Pobreza en China, que me parece digno de promover como ejemplo de lo que puede hacerse para erradicar la pobreza en el mundo, me refiero a los aspectos fundamentales del mismo, que son cinco:

Primero, se establece un plan general de rescate de los pobres en una zona determinada, con tareas y plazos a cumplir.

Segundo, se definen las responsabilidades concretas de cada funcionario.

Tercero, se determinan las políticas concretas a seguir en cada caso.

Cuarto, se unifican todos los recursos sociales (públicos y privados) para el logro de los objetivos.

Quinto, se adaptan los mecanismos de trabajo de acuerdo a las circunstancias de cada comunidad.

Parte esencial del programa, que no he visto en otros (por lo menos en el de México), es que existe un mecanismo valorativo del trabajo de cada persona involucrada, lo cual permite aplicar sobre la marcha los correctivos necesarios. De esta manera, si se detecta, por ejemplo, un acto de corrupción o ineptitud, se cambia o castiga al funcionario correspondiente, y el plan sigue, ya que lo importante es el trabajo a realizar y el cumplimiento del plazo convenido.
Causas de la pobreza

Para llevar a cabo un programa tan ambicioso de rescate de los pobres, en que los plazos cuentan (China pretende erradicar totalmente la pobreza en cuatro años), se consideran muchos factores. Para cada causa de pobreza, hay un programa de apoyo:

Por ejemplo, si la causa principal de pobreza en una región es el desaprovechamiento de los recursos naturales, se recurre a la capacitación profesional, al desarrollo de la industria e incluso al turismo rural.

Por lo contrario, si los recursos naturales de una región son precarios, se reubican comunidades, trasladándolas a sitios más productivos. En el último año se vieron involucrados en proyectos de cambio de ubicación geográfica casi un millón de pobres.

Asimismo, el gobierno apoya a los jóvenes para que aprendan un oficio y puedan trabajar en las ciudades. Cada año 50 mil jóvenes, sólo de la provincia de Hubei, aprenden un oficio. Además se envía a jóvenes a las universidades del país y el extranjero con cargo al Estado.

A los ancianos, discapacitados o enfermos, que también son causa de pobreza, el gobierno les ofrece apoyos especiales. El 90 por ciento de los gastos de los enfermos los paga el gobierno.
Pobreza, problema de todos

En China la pobreza es problema de todos, de sociedad y gobierno, incluyendo a los empresarios privados, sector que se ha desarrollado mucho en los últimos años (actualmente ocupa China el segundo lugar mundial en número de magnates). Hoy no es raro ver un Ferrari en las calles de Beijing.

Los empresarios chinos participan activamente en el Programa contra la Pobreza, de acuerdo a los principios (asómbrese usted) del Partido Comunista, que manda en este país desde 1949. En próximo artículo veremos cómo los empresarios chinos colaboran con entusiasmo en estas tareas.

Javier Medina Loera es periodista.
www.javiermedinaloera.com