Portal informativo de análisis político y social

El unicornio azul

Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Bien dice el dicho: “no hagas cosas buenas que parezcan malas”. Y conforme pasan los días, “camarón que se duerme, se lo lleva la corriente”.

Alfaro pudo apagar el fuego del cubanazo y en vez de eso, retó y perdió.

Y va otro que no sé si exista como tal: “si quieres jugar a los tiburones, aprende a morder…”.

Irse de vacaciones en un fin de semana hábil, sin puente, ni festejo, sin avisar, sin justificar y pagándole; hacerlo con el árbitro de las elecciones cuando quieres ser candidato; viajar en un avión privado ocultando quién se lo dio; callar qué piloto tiene antecedentes penales del mundo del narcotráfico, qué tanto se combate; que ese desconocido por todos, el piloto, resulta dueño o ex propietario de la aeronave; en fin…

Alfaro demostró tres cosas: miente como todos, se siente impune como todos y se enoja con facilidad.

Para el munícipe a prueba, prueba no superada.

Su viajecito, además, demostró sus debilidades: ni tiene una fuerza mediática suficiente; ni tiene fuerza para aguantar la presión; ni tiene fuerza para afrontar y enfrentar.

Sus amigos del IEPC (Tomás Figueroa –presidente– y Víctor Hugo Bernal –consejero–) ofrecieron disculpas y admitieron error. Juraron no volver a hacerlo.

Alfaro sacó a relucir su prepotencia característica y acaso se dignó a decir que había cometido “un error político”.

Hoy se queja de (algunos) los Medios, cuando él mismo los ha usado para sus batallas míticas sin resultados: las cuentas perdidas contra el ex presidente municipal, su pleito con el GAP y su lucha quijotesca contra Raúl Padilla.

Usó los Medios para amagar y no ha ganado nada. También dijo, señaló y acusó, sin que hasta ahora veamos algo claro.

Curiosamente esos golpes mediáticos de los que hoy se queja amargamente, fueron los mismos que lo ubicaron en las primeras planas, lo que en algo ayudó a sus aspiraciones.

Mientras sale lo del Cubanazo, su partido logra que la Comisión de Participación Ciudadana del IEPC aprobara el registro de la Agrupación Política titulada Alianza Ciudadana.

Ahora sí se puede poner a festejar.

Ahora sí puede traer a Silvio Rodríguez a que le cante.

El Alzheimer social que tenemos hará que el tema vaya saliendo sin que sepamos bien a bien los secretos.

Lo que queda claro es que un mandatario, de cualquier tipo de municipio, se da la libertad de hacer y deshacer, lo que en un principio a mucha gente le gustó.

Justo cuando vino la aventura cubana se talaron árboles en la zona Tlajomulco por Maseca. La respuesta de la autoridad, o sea del propio mandatario, es que se investigaría, asunto que no ha ocurrido, además que el mal ya está hecho.

Y aunque “no por mucho madrugar se amanece más temprano”, las cartas están en un poker abierto donde cada quien ha demostrado que si quieres aspirar a ser gobernador de Jalisco, debe antecederte un escándalo.

Como en otros casos, las redes sociales tienen cada vez más protagonismo. Justo en un evento que organizó el IEPC, estuvo de invitado el llamado “Gurú Electoral”, Ravi Singh. En entrevista me lo dijo: “si quieres ganar debes usar Facebook o Twitter”.

Estos asuntos, que para algunos no tienen importancia y para otros son graves, lo que sí enseñan es que por encima de los intereses ciudadanos, lo que prevalece es la oscuridad y opacidad.

Dice Silvio Rodríguez: “Mi unicornio azul, ayer se me perdió…”.

Cada quien interpreta qué significa eso y ya le pondrá color partidista. Que los políticos nos mientan o sean hábiles en echarle la bolita a todos, es lo que hemos vivido en otras ocasiones.

Esta es una más. Y eso es lo lamentable.

 

E-mail: leonardo@epicentroinformativo.com


Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
468 ad