Portal informativo de análisis político y social

ELBITAS Y ELBITOS

ELBITAS Y ELBITOS

Jul 9, 2011

Irregularidades del SIAPA sumarían mil 400 millones, un tanto semejante es el pendiente del ex presidente municipal de Zapopan, el ex de Tlajomulco también anda debiendo y desde luego Godoy y amigos que le acompañan. Pero no son los únicos. Ejecutivo, Congreso y funcionarios de diverso calibre, han decapitado el desarrollo de Jalisco y han dilapidado las finanzas con todas las argucias legaloides que se inventan.

Nadie rinde cuentas porque no es obligatorio, porque la transparencia es un mito urbano y porque en el ajuste, todo se reduce al “nos vemos” en las próximas elecciones. Pero no se requiere ser un alto funcionario para atracar los recursos. Con documentos en mi poder, doy constancia de la aventura burocrática que ha tenido que hacer una mujer cuya única intención es tener oportunidad de mejorar su posición laboral.

Desde septiembre de 2010 a la fecha, ha recurrido a todas las instancias posibles que depende directamente de la SEP de un conflicto en una secundaria de Las Pintas. Esta persona ha tenido el cuidado especial de archivar cada uno de los pasos originados por una queja por una pérdida de oportunidad de mejorar sus ingresos. El resultado hasta el momento es nulo, ha recibido amenazas, es motivo de hostigamiento. Obviamente los beneficiados por los cargos a que hace referencia el cúmulo de textos. Son personas allegadas funcionarios o Sindicato.

Otra historia semejante proviene de una primaria, donde recursos federales son manejados a discreción sin que haya un mínimo ordenamiento administrativo.

Más aún, otras quejas nos llevan directamente hasta profesores investigadores de un Centro Universitario, que tienen la capacidad de estar en dos lugares al mismo tiempo. El desgaste hace que quien denuncie, pierda. Cualquier funcionario de la SEP (no quiero distraer al Secretario con temas de educación cuando él está preocupado y concentrado en su futuro inmediato) que quiera los detalles de las denuncias, estoy a la orden.

Este mundo, nada tiene que ver con Calderolandia: “debemos analizar que ni un solo centavo sea utilizado indebidamente”. Esto por el conflicto Elba-Yunes, donde danzan millones de pesos en irregularidades. Por eso son de risa loca las declaraciones de Calderón. “Y es mi deber cuidar que Yunes, o quien sea, cumplan con la obligación de que se manejen bien las instituciones y así sea la maestra Elba Esther Gordillo la que pida eso, no, no se puede cumplir nada que vaya en contra de la ley”.

Las componendas que hay en diversos centros escolares van desde las cuotas no obligatorias pero sí de a fuerzas, los negocios alrededor de las cooperativas, los tabuladores, las plazas y desde luego, el oscurantismo del Sindicato. Afectados los estudiantes y los maestros y trabajadores que aún creen en estos apostolados, llevamos años con esta lacra.

El tema educativo nada tiene que ver y ahí están las consecuencias: maestros que entregan a sus alumnos los resultados de ENLACE para que salgan bien calificados o el tema ya expuesto alguna vez de una tesorera de una secundaria, cuya directora tuvo a bien quedarse con cuotas extraordinarias.

Pero quién puede pedir ajuste de cuentas cuando desde las cabezas vemos el tránsito de anomalías en la carretera –cada vez más larga– de la impunidad. Más de 30 cuartillas de datos, firmas, acuses, sellos, no han sido suficientes para que acabe lo que la denuncia dice textualmente refiriéndose a dos beneficiados: “y estos lo desempeñan en la sala de Maestros sentados en un sillón, o en sus carros encerrados sin ejercer su función como ayudantes de laboratorio”.

 

E-mail: leonardo@epicentroinformativo.com

Irregularidades del SIAPA sumarían mil 400 millones, un tanto semejante es el pendiente del ex presidente municipal de Zapopan, el ex de Tlajomulco también anda debiendo y desde luego Godoy y amigos que le acompañan. Pero no son los únicos. Ejecutivo, Congreso y funcionarios de diverso calibre, han decapitado el desarrollo de Jalisco y han dilapidado las finanzas con todas las argucias legaloides que se inventan.

Nadie rinde cuentas porque no es obligatorio, porque la transparencia es un mito urbano y porque en el ajuste, todo se reduce al “nos vemos” en las próximas elecciones. Pero no se requiere ser un alto funcionario para atracar los recursos. Con documentos en mi poder, doy constancia de la aventura burocrática que ha tenido que hacer una mujer cuya única intención es tener oportunidad de mejorar su posición laboral.

Desde septiembre de 2010 a la fecha, ha recurrido a todas las instancias posibles que depende directamente de la SEP de un conflicto en una secundaria de Las Pintas. Esta persona ha tenido el cuidado especial de archivar cada uno de los pasos originados por una queja por una pérdida de oportunidad de mejorar sus ingresos. El resultado hasta el momento es nulo, ha recibido amenazas, es motivo de hostigamiento. Obviamente los beneficiados por los cargos a que hace referencia el cúmulo de textos. Son personas allegadas funcionarios o Sindicato.

Otra historia semejante proviene de una primaria, donde recursos federales son manejados a discreción sin que haya un mínimo ordenamiento administrativo.

Más aún, otras quejas nos llevan directamente hasta profesores investigadores de un Centro Universitario, que tienen la capacidad de estar en dos lugares al mismo tiempo. El desgaste hace que quien denuncie, pierda. Cualquier funcionario de la SEP (no quiero distraer al Secretario con temas de educación cuando él está preocupado y concentrado en su futuro inmediato) que quiera los detalles de las denuncias, estoy a la orden.

Este mundo, nada tiene que ver con Calderolandia: “debemos analizar que ni un solo centavo sea utilizado indebidamente”. Esto por el conflicto Elba-Yunes, donde danzan millones de pesos en irregularidades. Por eso son de risa loca las declaraciones de Calderón. “Y es mi deber cuidar que Yunes, o quien sea, cumplan con la obligación de que se manejen bien las instituciones y así sea la maestra Elba Esther Gordillo la que pida eso, no, no se puede cumplir nada que vaya en contra de la ley”.

Las componendas que hay en diversos centros escolares van desde las cuotas no obligatorias pero sí de a fuerzas, los negocios alrededor de las cooperativas, los tabuladores, las plazas y desde luego, el oscurantismo del Sindicato. Afectados los estudiantes y los maestros y trabajadores que aún creen en estos apostolados, llevamos años con esta lacra.

El tema educativo nada tiene que ver y ahí están las consecuencias: maestros que entregan a sus alumnos los resultados de ENLACE para que salgan bien calificados o el tema ya expuesto alguna vez de una tesorera de una secundaria, cuya directora tuvo a bien quedarse con cuotas extraordinarias.

Pero quién puede pedir ajuste de cuentas cuando desde las cabezas vemos el tránsito de anomalías en la carretera –cada vez más larga– de la impunidad. Más de 30 cuartillas de datos, firmas, acuses, sellos, no han sido suficientes para que acabe lo que la denuncia dice textualmente refiriéndose a dos beneficiados: “y estos lo desempeñan en la sala de Maestros sentados en un sillón, o en sus carros encerrados sin ejercer su función como ayudantes de laboratorio”.


E-mail: leonardo@epicentroinformativo.com