Portal informativo de análisis político y social

EMERGENTES POLÍTICOS EN LIDERAZGOS EMPRESARIALES

EMERGENTES POLÍTICOS EN LIDERAZGOS EMPRESARIALES

Jul 9, 2011

Ciertamente como apuntan los experimentados en las tareas públicas, es la ausencia de la práctica política, lo que en las últimas décadas ha venido abonando al encono social, la pulverización ideológica y las intestinas luchas al interior de los Partidos, con el correspondiente repudio de los ciudadanos a los gobernantes y sus instituciones partidistas, además del creciente abstencionismo y el advenimiento del caos colectivo hacia el 2012.

Y es que con gobernantes hambrientos de poder, dinero y perversiones, desde los puestos más ínfimos del servicio público municipal y hasta las esferas estatales y federales, tanto entre jóvenes y viejos lobos de la política, prácticamente de todos los Partidos, de ambos sexos y orígenes socio-culturales, la intervención emergente de liderazgos ciudadanos se vuelve indispensable, comenzando por los primeros organismos intermedios de la sociedad civil, como lo es el empresariado.

La moda de la participación de hombres de negocios en el servicio público, impuesta por el entonces gobernador Alberto Cárdenas Jiménez, con el paso de los años dejó mucho qué desear (salvo Sergio García de Alba y Francisco Mayorga) toda vez que las incongruencias de los otrora dirigentes del sector privado que mucho criticaron a los gobernantes, terminaron por replicar los pésimos resultados de esos mismos personajes a los que originalmente señalaron con índice de fuego, como fueron los casos de Pablo Gerber, Leopoldo Montelongo, Guillermo Martínez Mora, y más recientemente Alonso Ulloa, Aurelio López y Sergio Carmona, entre otros.

Dicha tendencia provocó incluso el reciente repliegue de personalidades del sector privado a involucrarse en el servicio público, toda vez que prestigios ganados en décadas, terminaban por ser destruidos en tres o seis años. Sin embargo, la gravedad política es tal ahora, que se demandan liderazgos emergentes desde la sociedad civil organizada que le permitan subsistir a algunos Partidos que ya estudian perfiles y competencias para incorporarlos a sus filas, so pena de perder elecciones y desaparecer del mapa político-electoral.

Son los casos por ejemplo de liderazgos de la estatura de Juan José Frangié Saade (Sandy’s), Pablo Lemus Navarro (Credicampo), Alejandro Elizondo Gómez (Triángulo de Chapalita) y José María Andrés Villalobos (Rodenas), entre los más sonados, así como mujeres de la envergadura de Trinidad Terrazas Gastélum (Tía Trini), Eva Avilés Álvarez (Grupo Avilés) y María Guadalupe Ramírez Fruchier (Nordín), personalidades a las que en distintas ocasiones les han ofrecido desde regidurías, diputaciones, alcaldías y hasta la Gubernatura del Estado, pero que a pesar de lo tentador que resulta el ofrecimiento, muchos y muchas de ellas se resisten a involucrarse en un ámbito tan desprestigiado contemporáneamente.

Por cierto que también hay sonrientes y copetudos charlatanes quienes se han atrevido “a venderse mediáticamente” como opciones ciudadanas en busca de postulaciones partidistas, desde la constitución de “fundaciones”, “movimientos” o “proyectos”, que ningún talento ni honestidad les caracteriza, salvo su afán por el protagonismo y los reflectores, además de su evidente dislexia mental e interés por los frutos de la corrupción.

Hoy en día la diferencia radica en que sin la participación de ejemplares ciudadanos como los arriba referidos con nombre y apellidos, no puede existir la política, y sin disponer de alternativas dignas de fiarse, terminarán por decidir las minorías adscritas al llamado “voto duro”, como así se apreció en las pasadas contiendas electorales.

Indudablemente, los ciudadanos ya no le tienen confianza a la clase política contemporánea, y mucho menos a las “nuevas generaciones” de gobernantes que resultaron ser más incompetentes e irresponsables que sus repudiados antecesores; es por eso que la alternativa que están por tomar algunos Partidos políticos es incorporar a liderazgos sociales (principalmente originados en el sector empresarial) que les garanticen altos volúmenes de sufragios para seguir aún con vida.

Eso significará sin duda que tales liderazgos, en el eventual escenario que acepten ser abanderados en los próximos comicios, condicionarán su participación a la conformación de gabinetes apartidistas, probadamente honestos, altamente competitivos y profesionalizados, con miras hacia el servicio civil de carrera y desterrando finalmente las imposiciones político partidistas que terminaron por socavar la credibilidad y confianza de los ciudadanos en la más noble de las prácticas humanas que alguna vez fue la política.

 

Twitter: @notiemp

E-mail: moises@notiemp.com

One comment

  1. TIA TRINI /

    Muy cierto…està tan desprestigiado el gremio polìtico que no dan ganas de involucrarse en polìtica, aunque vemos que urgen liderazgos verdaderos, autènticos, que vean por el bien comùn y que no sòlolleven agua para su molino. Por eso, preferimos seguir luchando desde nuestras trincheras empresariales, dando ejemplos de honestidad y congruencia, apostàndole al trabajo productivo creo que creamos influencia y entusiasmo a nuestro entorno…, con esto ayudamos bastante. Excelente tu artìculo Mousès!