Portal informativo de análisis político y social

EN LA MIRA: El legado panista

EN LA MIRA: El legado panista

Jun 23, 2012

Por Óscar Constantino Gutiérrez *

Cuando escucho las advertencias hechas a los jóvenes por Josefina Vázquez Mota –o por Fernando Guzmán– sobre los peligros del regreso del PRI, mi primera reacción es la risa: nadie con menos de 22 años de edad recuerda al PRI del zedillismo, los que alcanzaron a ver el maligno gobierno de Salinas de Gortari al menos tienen 30 veranos y los que tuvieron su niñez durante la presidencia de Miguel de la Madrid ya son adultos contemporáneos –de los que toman multivitamínicos, hacen cardio y ya no comen carnes grasas, para evitar problemas de circulación–. Un mexicano que nació durante el régimen de Echeverría ya es cuarentón, por tanto, ¿qué referencias sobre el PRI pueden tener los jóvenes veinteañeros? El mandato de Zedillo, deslactosado y light, se parece más al gobierno de Calderón que al priísmo terrible y monstruoso que los panistas presentan en sus narraciones de ficción: ni los revolucionarios se comían a los niños con tomate, ni en la época de López Portillo la gente recibía su salario en carretillas llenas de billetes.

Desafortunadamente, el México corrupto, autoritario y con poder desviado existe desde hace más de 180 años, tiene su origen en las órdenes nobiliarias de Itubirde, los impuestos absurdos de López de Santa Anna, los autogolpes de Estado de Comonfort y los imperios extranjeros solicitados por traidores al país.

Tres sexenios de gobierno blanquiazul en Jalisco y dos de presidencia federal son toda una vida: hay ciudadanos que en estas elecciones votarán por primera vez y que toda su existencia han estado bajo el régimen del PAN: no conocen el viejo PRI, ni a los camachos, bartletts y lopezobradores que militaban en el priísmo. Para ellos, el dinosaurio tricolor es una leyenda de viejitos, si alguno la cree es por mera profesión de fe, no por evidencia empírica. Sin embargo, casi todos podemos recordar al Consejo Estatal de Familia nombrado por Alberto Cárdenas y que hasta nuestros días se encuentra en entredicho por las adopciones opacas e irregulares de menores; también podemos hacer memoria de los incendios recurrentes en el Bosque de La Primavera durante los gobiernos panistas de Jalisco; las prohibiciones de minifaldas, las novatadas, la mentada de Emilio, las golpizas a manifestantes durante el gobierno de Ramírez Acuña e incluso la fractura del cráneo de Maximiano Barbosa durante el bebetismo: todas ellas son coloridas estampas de una época digna del argumento de una ópera bufa. El anecdotario panista no se reduce a declaraciones lamentables y represiones violentas: las obras en las avenidas Américas, López Mateos y Las Rosas –que ahora ya están superadas por insuficientes– condenaron a la quiebra a una gran cantidad de negocios, implicaron la destrucción de árboles enormes y nos sumieron en la acuacultura: sí, en efecto, el túnel de la ex glorieta Colón es navegable, lástima que los tapatíos no tienen kayaks, sino autos.

El Tren Ligero no se amplió en los últimos 18 años, pero hay un bonito Macrobús que inutilizó a la Calzada Independencia. No se hicieron parques centrales en estos tres sexenios, pero las vías recreactivas son el deleite de todos aquellos que prefieren el concreto sobre el pasto y los árboles. Pasamos del daño en propiedad ajena por grafiti al derecho a manifestarse en las paredes de las casas de los demás. El llamado Silicon Valley mexicano tiene mucho valle y poco silicio: las maquiladoras se mudan porque en otros países se ahorran algunos centavos por cada asalariado. Si a ese legado panista le agregamos la inseguridad y matanzas, no hay mucho de qué presumir: “el rancho pintado de azul” que mencionaba Porfirio Muñoz Ledo no es un nidito perfumado de jazmín, es un espacio donde coexisten el lujo obsceno y la miseria más profunda, los criminales de cuello blanquísimo y los ladrones de empanadas, los gobernantes mochos y los diputados teiboleros, los luchadores sociales de mentiritas y los seres sin esperanza. Si tuviera 18 años, de lo que tendría terror es de este régimen no apto para quien no sea rico, de apellidos estruendosos y rasgos europeos…

 

E-mail: oscarconstantino@me.com

Twitter: @oconstantinus

Blog: http://oscarconstantino.blogspot.mx