Portal informativo de análisis político y social

EN LA MIRA: EL YUNQUE Y LA ONU

EN LA MIRA: EL YUNQUE Y LA ONU

May 15, 2012

No todo lo que viene de organismos internacionales es acertado y conveniente. El ejemplo más claro es que Naciones Unidas concedió a México el segundo lugar mundial del Premio al Servicio Público 2012 por el Programa de Estancias Infantiles, cuando este país no ha dado cuentas claras sobre la muerte de 49 niños en la Guardería ABC de Hermosillo, Sonora, acontecida hace menos de tres años.

 

Si la entrega de galardones en estos casos no fuera razón suficiente para dudar del cuidado con que Naciones Unidas atiende los temas de su competencia, habría que agregar que, al menos dos membretes de la Organización Nacional del Yunque aparecen en el listado de organizaciones beneficiadas por el Fondo de Apoyo a la Observación Electoral 2012 del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). En suma, Naciones Unidas premia las Estancias Infantiles del gobierno al que se le mueren 49 infantes en una guardería y le otorga dinero a organizaciones de ultraderecha… ¡para que vigilen las elecciones!

 

En el listado de 45 beneficiarios del PNUD aparecen la Asociación Nacional Cívica Femenina (Ancifem) y la Comisión Mexicana de Derechos Humanos (CMDH), estas dos organizaciones son mencionadas como membretes del Yunque por el periodista Álvaro Delgado en su libro “El Ejército de Dios”. Al menos dos, de las 45 entidades que recibirán recursos para observar comicios, son organizaciones cuya visión de la sociedad no es compatible con valores democráticos como el pluralismo, tolerancia, igualdad, libertad y diálogo. En estricto sentido jurídico, estas organizaciones tiene todo el derecho de constituirse, pero eso no implica que sean idóneas para realizar actividades de observación comicial, sobre todo en un escenario electoral tan polarizado como el de este año.

 

Sin duda que en la lista de los 45 beneficiarios del PNUD hay organizaciones democráticas y plurales… la pregunta es cómo llegaron a colarse en ella organizaciones extremistas cuya naturaleza es conocida públicamente y que se encuentra documentada en publicaciones periodísticas muy serias. El PNUD sostiene que el Fondo de Apoyo a la Observación Electoral 2012 –que es operado y administrado por el mismo PNUD– “tiene como finalidad apoyar la consolidación de la credibilidad, legitimidad y transparencia en la organización del proceso electoral federal del 2012”. Asimismo, el PNUD sostiene en su página web que los recursos asignados a estas Organizaciones de la Sociedad Civil (OSCs) “se definieron en función de su originalidad, innovación, zona geográfica, grupos vulnerables, no repetición, focalización del objeto y disponibilidad presupuestal”. La naturaleza democrática de la organización beneficiada no se encuentra entre estos criterios del PNUD, aunque pareciera obvio que debió contemplarse como requisito.

 

La ultraderecha existe en varios países y es tolerada como parte del proceso democrático, ahí está como ejemplo el Frente Nacional que en Francia postuló como candidata presidencial a Marine Le Pen. No tengo animadversión a los grupos de extrema izquierda o ultraderecha: considero que toda perspectiva política es admisible en sociedad mientras respete la libertad y opinión distinta de los demás, así como se comporte de forma no violenta. El punto es que en nada ayuda la participación de grupos extremistas a “la consolidación de la credibilidad, legitimidad y transparencia en la organización del proceso electoral federal del 2012”, que es la finalidad con la que el PNUD asignó 46.3 millones de pesos a 45 OSCs, la mayor cantidad de organizaciones apoyadas desde que el Fondo de Apoyo a la Observación Electoral se creara en 1994.

 

Tal vez –algún día– México tenga oficialmente un partido de ultraderecha, como el Frente Nacional francés, pero hasta este momento existe una confusa línea de conducción entre el Yunque, sus organismos membretes y el PAN, por lo que los observadores también serán participantes en la contienda. ¿Qué credibilidad tendrá que organismos afines a uno de los partidos en competencia hagan seguimiento de medios de comunicación, transparencia y calidad de las campañas electorales, procuración y administración de la justicia electoral; o la participación en estos comicios de las mujeres, los jóvenes y los pueblos indígenas?

 

Quizá Naciones Unidas debe poner más cuidado en su asignación de recursos y reconocimientos, en la cocina democrática a cualquier chef se le pueden ir dos tomates enteros, pero habría que preguntarse si estas dos bayas se fueron completas en el caldo electoral por descuido, ignorancia del entorno mexicano, negligencia o mala fe: un organismo internacional que busca la transparencia debería empezar por su propia casa y aclarar al público el motivo y razones para aceptar al Yunque entre sus observadores electorales financiados…

 

Twitter: @oconstantinus

E-mail: oscarconstantino@me.com

Blog: http://oscarconstantino.blogspot.mx