Portal informativo de análisis político y social

EN LA MIRA: EMPLEOS DE AIRE

EN LA MIRA: EMPLEOS DE AIRE

Feb 11, 2012

Resulta grave que dos mil 300 personas hayan perdido su empleo en un mes, es peor que todos los operarios cesados provengan de la industria electrónica en Jalisco, pero lo más delicado es que la mayoría de los trabajadores despedidos sin liquidación sean especialistas acreditados en ese sector productivo. Si eso le pasa a quienes tienen conocimientos y competencias superiores, ¿qué destino laboral pueden esperar los que no son ingenieros, sino profesionistas de carreras sociales, de humanidades, administrativas o similares?

 

Una de las iniciativas impulsadas por los gobiernos de derecha es la de dirigir la oferta educativa hacia las ingenierías y carreras técnicas, en atención a que carreras como Derecho, Contaduría o Administración de Empresas están sobresaturadas. Dos documentos recientes evidencian que los hechos no respaldan ese discurso de gobierno.

 

Milenio Jalisco reportó, a finales del año pasado, los resultados de una encuesta elaborada por la American Chamber (Amcham) sobre sueldos y prestaciones, en la que se exponen las 10 profesiones peor pagadas en México: enfermera, guía turístico, nutriólogo, historiador, diseñador gráfico, músico, maestro, periodista, actor de teatro y psicólogo. De acuerdo a la encuesta de Amcham, los nutriólogos reciben tres mil 500 pesos al mes, los psicólogos no ganan más de siete mil pesos mensuales y un periodista en México obtiene alrededor de ocho mil pesos al mes.

 

Por su parte, CNN Expansión señala como las 10 profesiones mejor pagadas de México a las siguientes: Piloto Aviador y Naval, Ingeniería Aeronáutica, Ingeniería en Minas y Metalurgia, Medicina, Medicina Física y Fisioterapia, Geofísica y Geología, Finanzas, Administración Pública-Ciencia Política, Diseño Industrial e Ingeniería Mecánica. Los mejores pagados son los pilotos, con un sueldo promedio mensual de 21 mil 296 pesos. En el otro extremo están los politólogos con un ingreso promedio de 13 mil 455 pesos mensuales (su buen ingreso se explica porque la mayoría trabaja en Gobierno, donde los salarios no están sujetos a las condiciones del mercado) y los ingenieros mecánicos con 13 mil 304 pesos al mes.

 

Para el contraste: mientras un diseñador gráfico obtiene siete mil pesos al mes, un diseñador industrial recibe 13 mil 367 pesos mensuales. Casi el doble. En la lista de mejores pagados no se encuentran los ingenieros en electrónica o en computación, tan no es así que dos mil 300 personas perdieron su trabajo en la industria electrónica de Jalisco, dato hecho público por el Centro de Reflexión y Acción Laboral (Cereal). El Gobierno pide que se estudien más ingenierías, pero el Estado y la sociedad no ponen su parte: la inestabilidad laboral y los malos salarios no son un incentivo para que los jóvenes escojan carreras de mayor exigencia y complejidad, como las de las Ciencias Exactas e Ingenierías.

 

La dependencia tecnológica de México tiene una de sus causas en la ausencia de más ingenieros, físicos, químicos y biólogos. Pero el equivalente mexicano de Apple jamás nacerá si dedicarse a la industria electrónica implica un empleo volátil, que ahuyenta los deseos de innovación y desarrollo. La situación laboral de China es un aviso real para los mexicanos, respecto a las que la volatilidad del empleo tiene consecuencias negativas en la calidad de vida.

 

China vive la paradoja de contar con industrias prósperas y crecientes, pero que son operadas por profesionales que viven en situaciones miserables, de ínfimos salarios y seguridad industrial nula. The New York Times acaba de reportar las condiciones trágicas de los trabajadores chinos que producen iPads en las plantas de Foxconn, que se ahorran hasta el último centavo en sueldos y protección contra accidentes. Los que esperan que México se vuelva una China latinoamericana cometen un error antipatriota: el de considerar a los mexicanos un mero recurso material, sin dignidad, semejante a una silla o un leño. Las modificaciones de la oferta profesional pasan por la existencia de empleos estables y bien pagados, circunstancia que está muy alejada de las reformas laborales que pretenden profundizar el modelo “úsese y tírese” de trabajadores desechables.

 

Twitter: @oscarconstantin

oscarconstantino@me.com