Portal informativo de análisis político y social

EPICENTRO INFORMATIVO: Año nuevo igual de viejo

EPICENTRO INFORMATIVO: Año nuevo igual de viejo

Ene 11, 2014

Por Leonardo Schwebel —-

El año nuevo trajo la vieja tradición de culpar a los de atrás.
Tanto Francisco Ayón, secretario de Educación, como Mauricio Gudiño, de Movilidad, culparon a las anteriores administraciones (todas panistas) de los males que los aquejan: Aulas en pésimas condiciones y muertos por el transporte público.
El argumento pudo ser válido el 2 de marzo de 2013, es decir, al día siguiente de que Aristóteles Sandoval entrara como gobernador, pero más de nueve meses después, es un pretexto que refleja la falta de resultados.
Estos dos funcionarios, además, forman parte del círculo cercano del Gobernador, y si queremos ser más precisos, han sido fundamentales en el proyecto desde el 1 de enero de 2010, cuando Aristóteles entró a la presidencia de Guadalajara.
Y para ser más precisos, ambos tienen a su cargo dependencias con alto margen de maniobra presupuestal.
No se puede exigir buena educación, para el que la recibe o quien la imparte, en aulas improvisadas de cartón o lámina, pisos de tierra, calientes en época de calor y heladas en las temporadas de fríos.
A esto hay que sumar errores graves administrativos por retrasos en los pagos a maestros.
Tampoco puede pensarse que el pulpo camionero dejará su pésimo servicio o dejará de matar a diestra y siniestra, nada más porque les cumplieron el caprichito de aumentar la tarifa sin comprometerse a nada.
Para este 2014 naciente, el gobierno actual de Jalisco debe preocuparse menos por lo que le dejaron los antecesores y más por lo que va a suceder; sobre todo porque no hay a la vista logros por parte del Congreso de Jalisco y los presidentes municipales.
No todo en la vida es repartir mochilas, cuando los adultos de más de 70 años, se quejan de la paupérrima ayuda. Ni tampoco es suficiente echarse encima a los abogados talibanes, cuando el epicentro de la corrupción está en la propia Junta Local de Conciliación y Arbitraje.
Se rumora con insistencia que habrá cambios en el gabinete, y en lo que eso sucede, se reafirma que hay funcionarios con agenda propia, como el mismo Arturo Zamora, que como secretario General, ha estado muy activo en promoverse.
Tampoco puede hacerse la agenda en función de lo que haga o diga Enrique Alfaro, que sigue firme en sus aspiraciones, cualquiera que estas sean.
De los tres ejes anunciados el primer día en funciones, ni agua, movilidad y seguridad, han tenido resultados.
Lo de El Purgatorio suena a muy poco y con muchas dudas y “con 10 mil mdp solamente se nos garantizan 3,000 lts./s”, como denuncia Manuel Villagómez, eterno luchador social por el abastecimiento de agua.
Salvar Temacapulín está en veremos y ya a estas alturas, no se sabe si es la mejor idea.
Movilidad no sólo son los camiones. Una obra en López Mateos, en la Zona Metropolitana de Guadalajara, cuya extensión no debe ser ni de 300 metros lineales, provoca atorones de 20-30 minutos, por la falta de un operativo y señalamientos.
Y en cuanto a seguridad, basta ver cómo estamos todos los días.
Los golpes de timón contra la corrupción simplemente no existen y el encarcelamiento de Rodolfo Ocampo, no es suficiente para tapar todas las artimañas –ahora sí– de las pasadas administraciones.
La impunidad de Elisa Ayón, y la interminable lista encabezada por el auditor Godoy, muestran un estado débil, donde cualquiera hace lo que le viene en gana.
Jalisco no pinta a nivel nacional y algunos logros se ven empañados por escándalos.
A esto hay que sumar la lista de dobleteros que lastiman la inteligencia y que son espejo de la falta de categoría de los funcionarios involucrados. El partido ya empezó hace rato y aún nadie tira a gol.

E-mail: leonardo@epicentroinformativo.com